Amazon
InicioDesarrollo SostenibleLas nuevas estrategias empresariales basadas en el concepto de eficiencia energética

Las nuevas estrategias empresariales basadas en el concepto de eficiencia energética

desarrollo sostenible

Las nuevas estrategias empresariales basadas en el concepto de eficiencia energética

desarrollo sostenibleEl libro “Nuestro Futuro Común”, más conocido dentro de los círculos ambientales como Informe Brundtland,  fue el primer hito de unión de los conceptos desarrollo y sostenibilidad. Fue presentado en 1987 por la Comisión Mundial Para el Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU, encabezada por la doctora noruega Gro Harlem Brundtland.Desde ese momento, los hábitos comenzaron a cambiar y se demostró que el camino tomado por la sociedad global estaba destruyendo el Medio Ambiente y consumiendo una serie de recursos que en un futuro dejarían a la Humanidad en una situación excesivamente comprometida.

Desde entonces y hasta la fecha, se han realizado una serie de cumbres, más o menos exitosas, encaminadas todas ellas a la conservación de esos recursos, enfrentándolos al concepto de desarrollo; en estos años el concepto Desarrollo Sostenible es ya habitual en cualquier acción política y económica.

La industria en general y las empresas en particular, se han visto profundamente afectadas por este concepto, que en su fase actual ha derivado en otro no menos importante como es el de Eficiencia Energética.

Los procesos económicos actuales son costosos desde el punto de vista medioambiental y dentro de unos años no van a poder ser asumidos por un entorno cada vez más agotado; la energía y su consumo es quizás el principal de dichos procesos, sin olvidar la problemática del agua.

desarrollo sostenibleLa energía es un bien que actualmente se derrocha, y es preciso adoptar medidas que eviten ese dispendio, medidas que puedan ser aplicadas en los estratos más simples del proceso económico, es decir, a nivel de calle/ciudadano.

Esto genera un gran problema a las empresas productoras de bienes y servicios, pero también crea una serie de expectativas que, en estos tiempos cambiantes, son de gran interés para emprendedores y todas aquellas personas que ven oportunidad en las dificultades.

La edificación, la industria y el transporte son los tres nichos de actuación principal para encontrar posibilidades de desarrollos empresariales dentro de este sector. Ahora bien, es necesario, por parte de las empresas, tener una gran dosis de creatividad y solvencia, dejar atrás los viejos paradigmas del pasado y afrontar una serie de nuevos retos tanto tecnológicos como de actuación. El futuro ya es una realidad.

En conclusión:

Todo cambio es duro y plantea grandes dificultades, pero, a pesar de ello, son mayores las expectativas generadas. El nuevo escenario no constituye una moda pasajera; es y debe ser un cambio profundo en la concepción de los desafíos empresariales del siglo XXI.

 

rafael magroRafael Magro Andrade

Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, por la Universidad Politécnica de Madrid. A lo largo de su carrera profesional siempre ha estado ligado a la docencia, la empresa y el medio ambiente.

En la actualidad, dirige el Máster Universitario de Administración, Dirección y Organización de Empresas (MBA) en el Cela Open Institute. Asimismo, es Director de Formación Profesional en la Universidad Camilo José Cela de Madrid, tarea que compagina con la dirección de un pequeño grupo de empresas de formación de las que es socio fundador.

Comentarios
  • Buenas noches,
    De acuerdo al desarrollo de este interesante artículo y puntualmente acudiendo a la siguiente frase:
    “es necesario, por parte de las empresas, tener una gran dosis de creatividad y solvencia, dejar atrás los viejos paradigmas del pasado y afrontar una serie de nuevos retos tanto tecnológicos como de actuación. El futuro ya es una realidad.”
    Evidentemente las empresas, deben cambiar sus paradigmas y generar procesos de transformación reales que le permitan avanzar y hacerle frente a los cambios del entorno, pensando en el futuro; para ello quiero determinar los ocho pasos mencionados por Kotter, (1996) para hacer efectivos los procesos de cambio: 1. Establecer un sentido de urgencia, 2. Crear una coalición, 3. Desarrollar una visión y una estrategia, 4. Comunicar la visión. 5. Facultar a los empleados para actuar, 6. Generar conquistas a corto plazo, 7. Reforzar beneficios para ganar impulso, 8. Anclar cambios en la cultura.
    De esta manera del 1 al 4 se debe terminar con el Status Quo; del 5 al 7 la introducción de nuevas prácticas y con el paso 8 se logra el cambio. Este proceso de cambio tiene sentido si se acude al dinamismo característico del desarrollo sostenible, esto teniendo en cuenta los avances tecnológicos y la organización social que varían día tras día, (Gallopín, 2003), en el que las organizaciones como sistemas interdependientes, necesitan sobrevivir sin generar efectos negativos sobre los recursos naturales; siendo este el gran reto para el empresario del siglo XXI.

    14/10/2017
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Las nuevas estrategias empresariales basadas en el Desarrollo Sostenible

En estos años el concepto Desarrollo Sostenible es ya habitual en cualquier acción política y económica. La industria en general y las empresas en particular, se han visto profundamente afectadas por este concepto, que en su fase actual ha derivado en otro no menos importante como es el de Eficiencia Energética.