Amazon
InicioDesarrollo SostenibleLa Economía Circular, una forma de vida

La Economía Circular, una forma de vida

master desarrollo sostenible

La Economía Circular, una forma de vida

master desarrollo sostenibleVivimos en un planeta finito en el que los recursos materiales son determinados y fijos y por lo tanto el uso que hagamos de ellos determinará nuestra disposición a poder seguir utilizándolos en el futuro. Esta filosofía de pensamiento es la que está detrás de la definición de “Desarrollo Sostenible” que Brundtland acuñó a finales de los años 80. Pero lo cierto es que en gran medida esto no ha sido más que un lema, el de la sostenibilidad, al que recurrir de vez en cuando para tratar de potenciar la bondad de una medida, un nuevo producto o incluso una Ley.

Hoy en día va cobrando fuerza un análisis un tanto más profundo de esta premisa por la que surge una propuesta que hoy día es replicada por distintas personas e instituciones. La base de este pensamiento se apoya en el hecho de que la única forma de que los recursos no se agoten en un planeta finito es que el uso de los mismos no implique su destrucción. Para ello, obviamente, ha de asegurarse que los mismos se reciclan de forma óptima e integral y pueden volver a ser integrados en la cadena de producción una y otra vez. Este concepto es lo que se viene a llamar Economía Circular.

Todos los estudios demuestran que si las personas siguen viviendo de la manera en la que ahora lo están haciendo, los recursos indispensables para la vida se agotarán antes o después. El ser humano no “utiliza” sino que “consume” los recursos. Esto implica por un lado un agotamiento de los mismos y por otro una gran generación de residuos cuya gestión se torna compleja.

Ahora bien ¿Es posible disminuir los residuos que se producen diariamente y aprovechar de mejor manera los recursos?

Sí es posible. Si bien en próximos post analizaremos más en profundidad el concepto de Economía Circular, sí quiero en este post plasmar algunos ejemplos. A pesar de que muchos lo consideren imposible, existen pruebas que indican que con esfuerzo se puede lograr llevar a cabo nuestra actividad sin por ello generar residuos que no puedan reintegrarse en el ciclo:

SandwichMeIn (JustinVrany) (2)Un ejemplo que me ha parecido ilustrativo es el de Justin Vrany que hace unos años abrió un restaurante de comida rápida en Chicago, el Sandwich Me In, cuya producción de residuos se podría decir que es inexistente. Según podemos ver en el artículo publicado en Residuos Profesional, publicación especializada en la gestión de los residuos, durante dos años toda la basura que se generó en este restaurante no llegaba a ocupar un cubo de basura de 30 litros, siendo la mayor parte procedente de clientes de una cafetería contigua. Para evitar la generación de residuos, este restaurante compra los productos que necesita a agricultores locales, evitando de esta forma los alimentos procesados y el embalaje con el que suelen venir. Por otro lado, aprovecha los restos de alimentos para la realización de compost. Más allá de la parte alimentaria, es importante decir que en este negocio se trabaja con aparatos electrónicos obtenidos de segunda mano, salvo aquellos que por ser nuevos pueden ser más eficientes a nivel energético. Y para no dejar ningún cabo suelto, Justin adquiere la energía que utiliza para su negocio a través de una empresa que distribuye energía renovable.

Otro ejemplo interesante parte de una estudiante de Nueva York, Lauren Singer, quien al darse cuenta de que su forma de vida no correspondía con sus valores, decidió dejar de producir basura y aprovechar los recursos disponibles. Al tomar esta decisión, esta estudiante de 23 años dejó de comprar comida procesada: los alimentos que consumía eran frescos, mientras que los granos y demás los adquiría a granel; dejó de comprar ropa nueva para obtenerla de segunda mano e incluso comenzó a producir sus propios productos de belleza de forma natural.

Podríamos plantear otros muchos ejemplos prácticos de cómo es posible vivir con unos standares de calidad de vida altos sin por ello convertirnos en consumidores de recursos. Se trata normalmente de una cuestión de posición ante este problema. El hecho de que nos lo planteemos ya es de por sí un primer paso en la dirección correcta.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

La Economía Circular, una forma de vida

Este concepto es lo que se viene a llamar Economía Circular. Para ello, obviamente, ha de asegurarse que los mismos se reciclan de forma óptima e integral y pueden volver a ser integrados en la cadena de producción una y otra vez. Todos los estudios demuestran que si las personas siguen viviendo de la manera en la que ahora lo están haciendo, los recursos indispensables para la vida se agotarán antes o después.