Amazon
InicioArtículosLas casas, como las personas, se enfrían por la cabeza
eficiencia energética

Las casas, como las personas, se enfrían por la cabeza

Tras haber llevado a cabo auditorías energéticas en muchísimas viviendas hemos elaborado un decálogo con los aspectos a analizar a la hora de mejorar de forma efectiva la eficiencia energética de una vivienda. Así, a lo largo de 10 post vamos a ir produndizando sobre cada uno de estos 10 aspectos.

El primer punto del Decálogo de Eficiencia Energética que se ha venido utilizando como metodología de análisis y de mejora de las viviendas auditadas sería el dedicado al análisis de la cubierta o tejado de la vivienda.

La cubierta o tejado es el elemento más sensible del hogar y uno de los que protege del frío en invierno y del calor en verano.

eficiencia energética

Comprar una casa sin tejado es un sin sentido, pero muy pocas veces se ha analizado en profundidad la calidad de la cubierta a la hora de comprar una vivienda. Hay una verdad que es imposible refutar: el calor tiende a subir y el frío tiende a bajar; esto es porque en el aire caliente las partículas se dilatan, mientras que en el aire frío las mismas se contraen, provocando que en este segundo caso, el mismo sea más pesado.

Pero ¿qué quiere decir esto? Gracias al tejado, si está adecuadamente aislado, es posible evitar que el frío del invierno entre en las casas, y que el calor producido por la calefacción se escape.

Los tejados o cubiertas no son ni deben ser todos iguales. Existen diversos materiales para la construcción de una cubierta que deben ser seleccionados dependiendo de las condiciones climáticas del lugar donde se construye: No es lo mismo una casa de alta montaña, que tendrá un tejado inclinado de teja o pizarra para evitar que el agua y la nieve se acumulen; que en un pueblo andaluz, donde deberá tener una cubierta plana en un color claro que no absorba el calor.

A pesar de lo mencionado, es cierto que no todos los tejados se encuentran aislados correctamente o construidos de la manera adecuada, y así nos lo hemos encontrado en las auditorías, las razones son simples:

  1. Hasta hace pocos años, la principal preocupación a la hora de construir una cubierta era que ésta fuera impermeable a la lluvia, dejando su capacidad aislante en segundo o tercer plano. Es posible incluso mencionar casos de rehabilitación donde se cambió la impermeabilización del tejado, pero no se mejoró su aislamiento, incluso cuando éste era inexistente.
  2. En segundo lugar, hay que reseñar que incluso cuando el aislamiento de las cubiertas empezó a ser un tema a considerar, a menudo se trataba de ahorrar reduciendo los espesores al mínimo y empleando materiales de menor calidad, o incluso omitiendo poner el material aislante que el proyecto hacía constar que se iba a poner.

Ante esta realidad es necesario actuar en la rehabilitación de la vivienda aislando correctamente la cubierta, pudiendo hacerse de dos formas:

  1. Celulosa aislante

    Celulosa aislante

    Aislando por el exterior: la opción más recomendable es utilizar planchas de poliestireno extruido, que al colocarlas sobre la lámina impermeabilizante, la protegen y mejoran su durabilidad. Si la cubierta es plana se puede instalar un Green Roof de manera que además de para mejorar el entorno la capa que se añade sirve de aislante.

  2. Aislando por el interior: en este caso la solución más sencilla es rellenar de un material aislante la cámara de aire que existe entre la estructura que soporta el tejado y el techo de la buhardilla. Para ello se pueden emplear diferentes materiales aislantes como la lana de roca insuflada o la celulosa proyectada. En ambos casos se trata de una intervención sencilla que no requiere obras, ya que se lleva a cabo en 1 ó 2 días.

Al tomar esta medida, no sólo se podrá percibir mayor confort, sino que también se ahorrará hasta un 35% en gastos de calefacción y aire acondicionado.

Por Álvaro Rodríguez

 

Si te ha gustado este post, quizás te interese saber más sobre el Máster Oficial en Energías Renovables

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.
Comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Las casas, como las personas, se enfrían por la cabeza

El primer punto del Decálogo de Eficiencia Energética que se ha venido utilizando como metodología de análisis y de mejora de las viviendas auditadas sería el dedicado al análisis de la cubierta o tejado de la vivienda. La cubierta o tejado es el elemento más sensible del hogar y uno de los que protege del frío en invierno y del calor en verano.