Inicio » Artículos » Energías renovables artículos » Solar artículos » Cómo es el diseño de instalaciones solares fotovoltaicas para empresas

Cómo es el diseño de instalaciones solares fotovoltaicas para empresas

Cada vez son más las empresas interesadas en ahorrarse energía mediante instalaciones solares fotovoltaicas que puedan aprovechar los rayos del sol para producir electricidad. Eso sí, debes saber que este sistema requiere de unos equipos y elementos adecuados, de excelente calidad, para que no tengas inconvenientes. Además, es importante calcular con antelación cuál es la cantidad de energía que se consume en la fábrica para poder obtener la suficiente de procedencia solar. 

A continuación, te contamos al detalle todo lo que necesitas saber acerca de este tipo de instalaciones, cuáles son sus condicionantes y cómo puedes utilizarlas bien para que obtengas resultados de forma duradera, segura y rentable. Además, te informamos acerca del máster en energías renovables con el que puedes formarte en esta materia.

Elementos de una instalación de energía solar para empresas

De manera general, aunque para determinadas empresas puedan requerirse otras especificaciones concretas ajustadas al negocio, existen unos elementos necesarios para la instalación fotovoltaica. Por supuesto, son imprescindibles los paneles solares diseñados especialmente para uso industrial. Están dirigidos al autoconsumo energético en compañías de todo tipo. 

Por otro lado, también es esencial disponer de un inversor solar, ese que se encarga de transformar la energía recogida del sol en electricidad apta para usarse en el centro productivo.

Sea cual sea su destino (enchufes, funcionamiento de máquinas, conexiones varias…) puede utilizarse sin problema. Vinculado a este elemento que describimos está también el cuadro eléctrico. Este se encarga de transferir la energía que va del inversor al cuadro de interruptores. 

El contador de generación es otro aparato útil para medir la electricidad que se ha generado en las placas solares de tu industria. Además, el equipo completo suele ir acompañado de una aplicación o app para gestionar en remoto todo lo relacionado con la instalación. Esto te ayuda a controlar la energía producida y consumida, así como estadísticas de ahorro e incluso los beneficios que todo ello tiene para tu negocio. 

Normalmente, el sistema te permite no desconectarte de la red de distribución general y tradicional por si surge algún problema o imprevisto con la energía solar. O incluso por si la cantidad generada con el sol no es suficiente para cubrir la demanda de consumo. Esto puedes configurarlo, de todas formas, si decides optar solo por la energía fotovoltaica, sin permanecer conectado a la red. 

En última instancia, dispones de servicio de atención al cliente por si te encuentras con alguna circunstancia que no sepas solucionar en tu equipo fotovoltaico. 

Condicionantes de la instalación

Obviamente, para que el diseño de las instalaciones solares fotovoltaicas encajen con tu empresa se deben cumplir una serie de condicionantes. Esos que van más allá de algo lógico: la ubicación de tu nave o almacén en un lugar donde se proyecten una buena cantidad de rayos solares diarios.

Así pues, si en tu negocio los costes estructurales son altos, te conviene apostar por esta energía. ¡Puedes reducir la factura de luz a la mitad! Ten en cuenta que las maquinarias pesadas, la climatización, los sistemas funcionando durante muchas horas o las recargas eléctricas consumen bastante en conjunto. 

Ahorra una cantidad considerable del coste habitual y, además, si esos consumos se concentran durante el día, con más motivo la energía fotovoltaica te puede beneficiar mucho. Hablamos de un perfil industrial muy generalizado: empresas del sector terciario, ganadero y agrícola e incluso otras actividades relacionadas con formación o sanidad.

Te recordamos que en esos mayores picos de consumo también las placas reciben la máxima cantidad de luz solar. De ahí que a más necesidad, haya más electricidad disponible y gratis al proceder del astro. 

En la misma línea, si tu empresa pertenece a un sector en el que los precios son muy agresivos, presta atención. Porque ese ahorro de electricidad puedes invertirlo en mejorar tu competitividad. Además, obtienes ventajas fiscales por el uso de energía renovable e incluso otros beneficios gracias al sistema de compensación por excedentes de energía. 

Por otro lado, el condicionante de tu escasa capacidad de inversión puede ser útil en este tipo de equipos fotovoltaicos que van de menos a más. Es decir, puedes comenzar con pocos paneles para ir aumentando después el número conforme lo vayas necesitando, siempre que tu capacidad te lo permita.

Otro punto importante está vinculado directamente a la mala disponibilidad de electricidad. Si tu explotación, nave o planta está alejada de los centros de distribución de red habitual, una alternativa es la energía solar. Esta instalación es totalmente independiente. 

En último lugar, cabe destacar que un negocio que base parte de su potencial en este tipo de energía verde y sostenible es un punto a favor. Sobre todo para el sector inmobiliario, ya que una vivienda o apartamento con placas solares supone un valor añadido al producto. Esto cada vez está mejor valorado por el cliente. 

Cómo optimizarla económicamente

Los rayos del sol dan electricidad 100 % limpia e inagotable, ayudan a la buena imagen de tu empresa en responsabilidad con el medio ambiente y son una apuesta de futuro. Eso sí, para optimizar en términos económicos tu instalación fotovoltaica debes saber gestionar su uso.

Con la correcta elección del tipo de equipo que necesitas y el control del consumo puedes ahorrarte entre un 60 y un 80 % en electricidad.

Elegir bien el número y la calidad de placas, los elementos citados anteriormente e incluso saber bien cómo gastar esa energía acumulada es imprescindible. Disponer de baterías de almacenamiento también es una útil ventaja a ese fin.

La clave está en ir revisando los datos de potencia obtenida y consumida a diario, con franjas horarias determinadas. Estos gráficos te facilitan la tarea y hasta te permiten comparar los gastos con la electricidad de red inyectada. 

En conclusión, ya sabes todo lo que implican las instalaciones solares fotovoltaicas en industrias de cualquier tipo que puedan beneficiarse de energía renovable, procedente del sol. ¿Quieres formarte más en esta materia para convertirte en un experto? Te animamos a echar un vistazo al máster en eficiencia energética para que puedas obtener los conocimientos necesarios.

Artículos que te pueden interesar

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Cómo es el diseño de instalaciones solares fotovoltaicas para empresas

Cada vez son más las empresas interesadas en ahorrarse energía mediante instalaciones solares fotovoltaicas.