Amazon
InicioNoticiasCambio climático novedadesEstados Unidos se retira del Acuerdo de París contra el cambio climático
estados unidos y el cambio climatico

Estados Unidos se retira del Acuerdo de París contra el cambio climático

estados unidos y el cambio climatico

El pasado 1 de Junio, el presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, anunció la retirada del país del Acuerdo de París contra el cambio climático, cumpliendo así una de sus mas polémicas promesas de campaña.

Retirada del Acuerdo de París contra el cambio climático

Esta decisión ha suscitado un gran rechazo tanto por parte de numerosos líderes mundiales, empresarios, universidades, celebrities, medios internacionales, como dentro del propio país.

Sin embargo esta decisión ha sido aclamada por sus partidarios, sobre todo de estados con industrias mineras o de carbón, viendo esto como una gran oportunidad de aumentar su actividad y sus ganancias.

Por otro lado, se especula ya acerca de si dicha decisión podría en un futuro próximo provocar un efecto dominó a otros países suscritos, como India, Filipinas, Malasia o Indonesia, economías emergentes que recién empiezan a tomar en serio el cambio climático.

EEUU se une así a Nicaragua y Siria, los otros dos países que conforman el bloque fuera del acuerdo.

No obstante, cabe recordar que el proceso de abandono hasta ser definitivamente efectivo durará 4 años, por lo que el presidente señaló en su discurso que está dispuesto a negociar un tratado climático “mejor”, aunque no dio detalles de cómo lo haría.

De momento, en la práctica, ya ha desmantelado las políticas de su predecesor contra el cambio climático firmando varias normativas ambientales, eliminando los planes energéticos que apostaban por las energías renovables, y dando vía libre a la explotación de energías fósiles en las zonas costeras de Estados Unidos, que habían sido protegidas.

Fuerte rechazo de la comunidad internacional

El anuncio que realizó el presidente Trump, de retirar a su país del acuerdo, causó consternación en buena parte de la comunidad internacional.

También causó impacto en los sectores progresistas de EEUU, para los que este hecho implica que el acuerdo para controlar el aumento de la temperatura en el planeta, pronto se verá sin el segundo de los países mas emisores de GEIs del mundo, pues es responsable del 15% de las emisiones globales, solo superado hace una década por China.

Las primeras reacciones internacionales han venido en forma de un comunicado conjunto de Francia, Alemania e Italia, en el que manifestaron su decepción y le recordaron que el pacto no podrá ser renegociado, junto a Australia, Canadá, Reino Unido, e incluso China, siendo el presidente ruso Vladimir Putin, en su intervención en el Foro Económico Internacional de San Petesburgo, la única voz internacional que salio en su defensa, argumentando comprenderle.

Partidarios y detractores, un país dividido con un gobierno dividido

Dentro de su gabinete de gobierno se han producido ya algunas dimisiones relevantes, como la de Elon Musk, CEO de la compañía Tesla y SpaceX, cumpliendo así su promesa de dimitir como asesor del presidente si este decidía continuar adelante con la retirada; e igualmente Robert Iger, director ejecutivo de Walt Disney.

Mientras que mantiene el apoyo de 22 senadores republicanos, incluido Mitch McConnell, líder de la mayoría en la cámara alta, que influyeron en la decisión de salir del acuerdo, y de Scott Pruitt, escéptico del cambio climático y administrador de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), quién formaría parte del equipo que elabora los detalles del abandono del pacto.

Sin embargo, algunos miembros de su gabinete, como el secretario de Estado, Rex Tillerson, y su propia hija Ivanka, le habían aconsejado mantenerse dentro.

Compañías petroleras y mineras

El presidente, argumentó en su favor que esta retirada del acuerdo beneficiaría a las compañías petroleras y mineras, que debido a las políticas del ex-presidente Obama, tenían dificultades para desempeñar su actividad, con lo cual repercutiría de forma positiva en estos sectores económicos, rescatando, de esta forma, lo que el denomina energías del “carbón limpio”, además de que las exigencias y los costes derivados en el acuerdo eran demasiado injustas para el país.

En efecto, lo celebraron sus votantes y buena parte del sector del carbón, que la calificaron como una victoria, ya que beneficiaría a pequeñas compañías como Peabody Energy, propietaria de una de las mayores minas de carbón del mundo, la de North Antelope Rochelle, de Wyoming, y también Contura Energy y Hallador Energy.

Es así, que el fiscal general de Virginia Occidental, Patrick Morrisey, y los procuradores generales de otros cuatro estados expresaron en una carta enviada al presidente que era un paso importante que dar, para revertir las políticas energéticas dañinas y las extralimitaciones del gobierno de Obama.

Robert Murray, presidente de la compañía minera Murray  Energy, con sede en Ohio, dijo que con esta decisión el presidente estaba apoyando los valores irrenunciables de Estados Unidos, al rescatar los empleos del carbón y promover electricidad confiable y de bajo coste para los estadounidenses y el resto del mundo, y de forma similar se expresó Paul Bailey, presidente de la Coalición Estadounidense por una Energía de Carbón Limpia.

Por otro bando, ex-presidentes, ex-vicepresidentes, gobernadores, alcaldes y otros políticos, republicanos o demócratas, han llamado a que empresas y estados del país, trabajen más que nunca por los objetivos del Acuerdo de París y por la transición a un futuro verde, haciendo hincapié en que el liderazgo de las empresas debe ser independiente del gobierno.

La reacción del sector de energías renovables

La polémica ha dado lugar a una gran oposición contestataria, no solo de grupos ecologistas o sociales en la calle, sino proveniente también de diversas empresas del sector energético renovable, las cinco grandes y mas potentes empresas de EEUU, las tecnológicas Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft, que anunciaron que seguirán haciendo su parte por el medio ambiente, haciendo uso en sus compañías de la energía renovable y, se suman, sorpresivamente, pesos pesados de la industria del combustible fósil, como las grandes petroleras, ExxonMobile, Shell, Chevron, Oil Company, ConocoPhillips e incluso General Electric, todas expresaron su respaldo al acuerdo, en mayor o menor medida.

Hasta el jefe de Goldman Sachs decidió usar Twitter por primera vez, para condenar la medida. Por ahora en el país, mas de 60 ciudades, varios estados, cerca de 80 universidades y alrededor de 100 empresas han reiterado su apoyo al acuerdo y al cumplimiento del mismo, con especial mención a Michael Bloomberg, el ex-alcalde de Nueva York, quien está impulsando el movimiento, y desde su fundación benéfica, Bloomberg Philanthropies, ha ofrecido pagar 14 millones de dólares en dos años para  contribuir al fondo común de lucha contra el cambio climático del que se saldría EEUU.

¿Por qué este rechazo tan masivo tanto de la sociedad como de las mismas empresas petrolíferas ante la decisión del presidente, si esta sería positiva para los sectores del combustible fósil?

Realmente suena contradictorio, pero si nos remontamos a antes de la firma del Acuerdo de París, muchas de las mayores empresas del mundo habían empezado ya a actuar para reducir su huella de carbono y así mitigar el cambio climático, y poco después del anuncio, fuese cual fuese la posición oficial de EEUU sobre el acuerdo, ellas afirmaron que mantendrían su postura inicial, entre estas se contaban grandes consorcios del sector de los combustibles fósiles.

Por ejemplo Darren Woods, máximo ejecutivo de la petrolera ExxonMobile, expresó que Estados Unidos estaba bien posicionado para competir con el acuerdo y contaba con un sitio en la negociación para establecer las reglas de juego. En otra línea se expresó ConocoPhillips, aduciendo que ser parte del acuerdo permite a EEUU mantener un papel importante en los esfuerzos para reducir las emisiones de carbono.

Sin embargo, todas ellas esgrimen sus razones en una mirada hacia el futuro; si bien es verdad que los combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón han sido tradicionalmente la forma más barata de energía, el escenario está cambiando, y las renovables se presentan como un sector cada vez más atractivo para las empresas.

El costo de las energías solar, hidroeléctrica y eólica, ha disminuido drásticamente la última década y, algunas investigaciones señalan que estas alternativas pueden resultar más baratas que la electricidad convencional distribuida en red, lo que supondría importantes ahorros.

Este sería un primer motivo por el cual ExxonMobile y otras grandes compañías del sector energético fósil llevan inyectando miles de millones de dólares en la investigación y desarrollo de fuentes de energía más sostenibles y limpias, alentadas, sobre todo, por el colapso en los precios del crudo desde 2014, en definitiva, las cuentas cuadrarían.

Por otro lado, las empresas del sector de la agricultura, como Kellogs y General Mills, que dependen del clima para producir sus cereales, también se posicionaron en favor del acuerdo, como una manera de proteger sus cadenas de suministros, además de ser conscientes de que sus nuevos y futuros clientes presentan una mayor afinidad por temas sociales y ambientales.

En conclusión, las compañías entienden la relevancia de luchar contra el cambio climático, para salvaguardar los intereses tanto económicos como ambientales, pues no se trata solo de liderazgo en la toma de políticas sino también de cuidar el negocio.

Relaciones de Estados Unidos y demás países

Los expertos consideran que con la decisión de Trump, se generarán incertidumbres en el mundo de los negocios, se perjudican las relaciones comerciales y diplomáticas entre EEUU y los demás países, debido a ello, Washington no podrá acudir a las cumbres del G-7 en defensa de políticas contra el cambio climático, habrá retrasos en el recuento de emisiones y se dificultan las inversiones en energía renovable, que fueron el elemento clave para el Acuerdo de París; uno de los negocios que se verían mas afectados sería el de las emisiones de bonos verdes.

En resumen, el abandono de EEUU del tratado, supondrá un mayor desafío para todos, pero no detendrá ni los progresos ni el ímpetu global existente contra el cambio climático

La UE y China cubrirán el hueco dejado por EEUU

Como país miembro, EEUU estaba determinado a reducir sus emisiones contaminantes entre un 26-28% para 2025, respecto a los niveles de 2005. Según estimaciones de la consultora Rhodium Group, de abandonar las políticas energéticas de su predecesor, solo las reduciría en un 14%, incumpliendo los objetivos del recorte en sus emisiones, que ya serían evidentes tras poner fin al Plan Energía de Limpia de Obama.

Pero, tras el anuncio, tanto China como la UE, en un acuerdo bilateral, ya han indicado que tomarán el relevo al frente de la lucha contra el cambio climático; de hecho, el país mas contaminante está ahora al frente del sector verde, realizando fuertes inversiones en sistemas de energía renovable y sistemas de conservación de agua, comprometiéndose a reducir sus emisiones para 2030.

El que fuera asesor del gobierno chino para el Acuerdo de París, Laurence Brahm, destacó, por ejemplo la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda, propuesta por el presidente Xi Jingping para la cooperación entre países euroasiáticos.

Las dos partes, pusieron sobre la mesa una serie de iniciativas en las que están dispuestas a colaborar, entre ellas el sistema de comercio de emisiones (ETS) que, tras el éxito del modelo europeo, China quiere poner en marcha este año.

Diana González, alumna del Máster en Gestión del Medio Ambiente de IMF Business School.

@DianaG_com

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Estados Unidos se retira del Acuerdo de París contra el cambio climatico

Donald J. Trump, anunció la retirada del país del Acuerdo de París contra el cambio climático, cumpliendo así una de sus mas polémicas promesas de campaña.