Amazon
InicioTurismoBooking y AirBnb o el Brexit: ¿qué quebró a Thomas Cook?
thomas-cook-quiebra Booking y AirBnb o el Brexit: ¿qué quebró a Thomas Cook?

Booking y AirBnb o el Brexit: ¿qué quebró a Thomas Cook?

No por ser algo previsto y anunciado resulta menos impactante que uno de los dos principales turoperadores turísticos europeos, Thomas Cook,  se declare en quiebra. Arrastrando con ello, al 20% del turismo de Canarias y buena parte del de Baleares.

La causa directa es un fatal desequilibrio en entre las pérdidas y las ganancias, al parecer una gestión empresarial de dudosa efectividad, pero sobre todo la superación de un modelo que ha dejado de ser rentable frente a la imparable competencia de actores nuevos, más dinámicos, absolutamente tecnológicos y mucho más rentables que los “fabricantes” de paquetes turísticos todo incluido y a unos precios que hoy ya no cubren los gastos.

Motivos principales de la quiebra de Thomas Cook

El Brexit como una incendencia importante en la toma de decisiones

El Brexit está teniendo una importante incidencia en la toma de decisiones para ir de vacaciones. Así mismo, los cambios del clima que alargan el verano en los países europeos perjudican la contratación de vacaciones de invierno, la temporada alta en Canarias, y, por otro lado, la aparición de nuevos modelos de comercialización en la intermediación turística hace replantear a estos “monstruos” de la venta de vacaciones sus modelos ya obsoletos.

Pésima gestión de los dirigentes empresariales de Thomas Cook

No obstante, y analizado con detalle el caso de Thomas Cook, nos encontramos con una pésima gestión de los dirigentes empresariales del más antiguo turoperador del mundo. Los bancos que apoyaban la deuda esperaban que el gobierno del Reino Unido interviniera con un préstamo, pero eso, no ocurrió, como es lógico en un mercado de libertad empresarial. Thomas Cook ya tenía a la empresa china Fosum como mayor accionista que ha llegado a inyectar más de 1.200 millones de euros, que no sirvieron para cubrir las inmensas deudas que vienen desde 2007 cuando la creación-fusión de My Travel y su escape por los pelos de la quiebra provocada 4 años después.

La venta de paquetes turísticos es un negocio de “alto riesgo” y necesita una gestión financiera muy prudente y sensata. Con un balance de la debilidad crónica del de Thomas Cook es muy fácil que el más pequeño acontecimiento en destino desestabilice los cada vez menores beneficios.

Frank Meysman determinante en la quiebra

En estos pocos días, después del colapso, se va confirmando que la gestión del Presidente de la compañía, Frank Meysman, ha sido determinante para llegar a la bancarrota, lo que supone que tendrá que dar respuestas de sus actividades empresariales ante la corte británica.

No obstante, es conveniente que nuestros destinos, en general, y, los archipiélagos en particular, consideren que esta situación creada por Thomas Cook ha de servir para dinamizar nuevas maneras de hacer el turismo, dejando la reactividad cómoda y confortable de que sean otros los que construyan nuestro negocio, por la proactividad necesaria de aceptar que ya nada es como era, que somos uno más en un océano de nuevos destinos competitivos y más atractivos.

Booking y Airbnb como grandes potencias europeas de viaje

En los últimos 30 años, Europa tenía decenas de empresas mayoristas y todo el mercado era suyo, la aparición de fenómenos tecnológicos, de bajo coste y con una visión centrada en el cliente como son Booking y Airbnb ha desbaratado el tablero. La empresas online se hacen con el mercado turístico, en este momento la capacidad de control de Booking supera la de cualquier otra agencia europea de viajes, en estos momentos supone el 39,6% de la cuota de mercado del total de las aplicaciones de viajes, con una subida del 5,3% en el tercer trimestre de 2019, según estudio de Smartme Analitycs, donde también se refleja que Airbnb posee una cuota del 13,7% y Minube del 13,3% que ocupan la según y tercera posición respectivamente, fuente: europapress.es, por el contrario todos los grandes mayoristas apenas disponían del 40% del mercado y eso antes de la caída de Thomas Cook.

El fenómeno Booking como respuesta dinámica, personalizada y eficiente de intermediación turística y el modelo Airbnb como anticipación de éxito a las nuevas tendencias de “alojamiento experiencial” frente a mera estancia está revolucionando el mercado de los viajes y el ocio. Nuestras empresas de turismo tienen que salir de la comodidad receptiva y, para ello se deben generar condiciones más favorables y dinámicas para atraer a los turistas, considerar que la tecnología no es sólo una herramienta sino una estrategia. Convencer a las administraciones públicas que son un importante aliado, pero no un determinante actor intervencionista y en muchos casos un bloqueador de innovaciones.

Ofrecer calidad no es un plus es un “must” y, si no se tiene, se termina ofreciendo lo que sea al menor precio posible. La oferta hotelera ha de cambiar y adaptarse a una nueva generación de compradores que ya no están dispuesto a pagar por algo que ya tienen en sus casas. La conectividad aérea ha de ser prioritaria, no existe alternativa, ni siquiera en la mente de los que consideran que hay que volver al velero. Y sobre todo el concepto de sostenibilidad aplicado al sentido común de no hacer nada que pueda ser perjudicial, a largo plazo, a las personas, al patrimonio cultural o al medio ambiente local.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,75 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Booking y AirBnb o el Brexit: ¿qué quebró a Thomas Cook?

Las empresas Booking y AirBnb son uno de los motivos que ha llevado a la quiebra a la principal turoperadores turísticos europeos, Thomas Cook.