Inicio » Administración de Empresas » ENTORNO BANI: LA NUEVA MANERA DE CONCEBIR AL MUNDO

ENTORNO BANI: LA NUEVA MANERA DE CONCEBIR AL MUNDO

Después de la era de caos que trajo consigo la pandemia del Covid-19 Y QUÉ obligó a al mundo a repensar como debería desenvolverse y enfrentarse a él para sobrevivir y desarrollar nuevas herramientas que le ayudaran a la humanidad a continuar avanzando, una vez todo lo que se creía y sobre lo cual se tenía certeza quedó desprovisto de toda utilidad, dando vida al nuevo concepto de entorno BANI.

En un mundo tan cambiante, retador y lleno de innumerables desafíos que constantemente se van ajustando a nuestra realidad volviéndose cada vez más difíciles de lograr y haciéndonos reevaluar cada vez como estamos enfrentándonos al mundo. Cuan efectivas son nuestras estrategias y cuan acertados son nuestros pronósticos, nos vemos inmersos en un sin fin de información y en un entorno donde cada vez cuesta más decodificarlo para poder entenderlo y adelantarnos a lo que va a suceder en el futuro.

Las últimas 3 décadas el mundo empresarial y quienes de una u otra manera han estado ligados al entorno de los negocios hemos tenido que entender lo es un entorno VUCA y cómo manejarlo y adaptarnos para desarrollar estrategias en función de la  prospección y el desarrollo económico.
Estos entornos VUCA son traídos de un concepto creado por los militares norteamericanos en los años noventa. Este responde al acrónimo inglés Volatility (V), Uncertatinty (U), Complexity (C) y Ambiguity (A). Estas variables son las que inevitablemente afectaban a cualquier empresa y sobre las cuales líderes, directivos y en general todos los equipos de trabajo debían tener en cuenta a la hora de pensar en el comportamiento de los mercados y sus entornos. Esto se hace con el objetivo de planear y desarrollar estrategias efectivas con miras al crecimiento, posicionamiento, desarrollo y de esta manera maximizar utilidades, que es el fin natural de toda empresa.

El fin del mundo VUCA y el comienzo de los entornos BANI.

La crisis actual, derivada de la pandemia del COVID 19 que aún hoy, mientras escribo estas líneas, sigue causando muertes y dándole problemas a los países y sus economías, afectó directamente y de una manera rotunda e irreparable a este entorno donde factores como: la  volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad ya no nos son suficientes para entender el mundo en el que nos movemos, y por ende, no permiten tener claridad a la hora de pensar en lo que se viene para el futuro.

Cuando de entender el entorno que nos afecta se trata y poder enfocar la energía de las personas y la estrategia de las empresas para que sean direccionadas con efectividad en función de la competitividad llega un nuevo concepto que nos permite definir de una manera más cercana y precisa nuestra situación actual, y ese concepto es el ENTORNO BANI.

Estamos en un época de caos, donde cada vez es más difícil adelantarnos a los acontecimientos, donde ya los datos históricos y el comportamiento tradicional no nos brindan información suficiente para prever lo que se viene para el futuro, un ejemplo de esto es que para ningún equipo de planeación, de ninguna empresa en el mundo, fue previsible la pandemia y sus efectos devastadores en términos de vidas humanas, de empleos perdidos, de empresas quebradas, de fracasos financieros, de pérdidas de identidad personal y propósito de vida, de depresión y ansiedad desbordada, de desequilibrios emocionales y mentales… De una situación inimaginable que afectó todos los frentes posibles en los últimos casi dos años que llevamos desde que esta crisis mundial empezó.
Este término BANI resume de una manera clara, contundente y fácil el mundo actual en que deben seguir desarrollándose las organizaciones empresariales para los próximos años, si es que sobrevivir, mantenerse y posicionarse son sus objetivos primarios.


Quienes hoy estamos relacionados con el mundo organizacional nos vemos enfrentados a un cambio de época, que aunque influenciado por una pandemia mundial, sin lugar a dudas tarde o temprano iba a llegar.

¿Cómo afecta el entorno Bani en las empresas?

¿Qué significan entonces las palabras en la sigla BANI?

El acrónimo BANI por siglas en inglés, según quien se encargó de acuñar este término, Jamais Cascio,  es “una estructura para articular las situaciones cada vez más comunes en las cuales la simple volatilidad o complejidad son lentes insuficientes para entender lo que está ocurriendo”.


La primera letra es la  B de “brittle”.

Nos indica que el mundo ya no es solo volátil sino quebradizo, que todos estamos siendo susceptibles a desmoronarnos. Qué todo en cualquier momento puede quebrarse, la volatilidad es más un cambio de tendencia, que anteriormente en los entornos donde estábamos acostumbrados a relacionarnos se volvían cada vez más fáciles de predecir, pero hoy con los efectos ya mencionados que nos llevan a este cambio de paradigma, ya todo va más allá de ser volátil y se convirtió en frágil, y quebradizo, es decir, que los retos para las organizaciones y sus colaboradores deben ir en función de la resiliencia, otra palabra que tomó más fuerza y significado en los últimos dos años.

Para lograr desarrollar organizaciones resilientes se requiere de fuerza, capacidad y resistencia. En este punto directivos, líderes y en general los equipos de colaboradores deben estar más enfocados en analizar como fomentar y desarrollar la resiliencia en sus stakeholders; y a esto sumar esfuerzos en función de los cuidados del medio ambiente para fortalecer su entorno, así, de esta manera, lograr desarrollar estrategias efectivas que permitan enfrentar este duro proceso.

La segunda letra es la A de “anxious”.

En un mundo donde las personas somos los actores principales y cuyo entorno está sufriendo cambios tan acelerados, traumáticos y simultáneos es más que normal que aparezca el miedo, la desesperación y las crisis de luchar contra esa incertidumbre que cada vez genera brechas más amplias.

Hoy estamos llamados a vivir en un mundo más ágil, pero debemos entender que agilidad no es sinónimo de rapidez sino de concentración; no es sinónimo de inmediatez, sino de disciplina; no es sinónimo de hacer más cosas en el día a día para buscar ser más productivos, sino de poner foco en lo que es realmente importante. La ansiedad aparece cuando de tratar de interpretar lo que sucederá en un mundo cada vez más incierto nuestras respuestas cada vez son más lejanas de la realidad y terminamos por apartarnos de ella con unos efectos, que en muchos casos pueden ser devastadores.

Los retos para las organizaciones y sus equipos van dirigidos a enfrentar la ansiedad desde el autoconocimiento (saber en qué se es bueno exactamente), la disciplina y el foco en tareas y objetivos que aporten al desarrollo de toda la organización, y dejar de lado la falsa idea que por hacer más se es más productivo, cuando la realidad es que la productividad va ligada a desarrollar enfoque en lo que es verdaderamente importante y en lo que generará mayor impacto en el desarrollo de la compañía. De esta manera se disminuirán los niveles de ansiedad y se logrará desarrollar atención plena.

La tercera letra es la N, de “nonlinear”.

Pasamos de la complejidad y de la lógica de tendencias de crecimientos lineales a un entorno no lineal. Ya no podemos poner nuestro foco en los históricos, en lo que ha venido sucediendo con regularidad para hacer planes hacia el futuro basados en tendencias.

La letra I, de “incomprehensible”.


Pasamos de un entorno ambiguo a lo incomprensible. Estamos en un mundo hiperconectado. Los avances tecnológicos, el desarrollo de nuevas formas de interacción a través de internet, la sobrecarga de información a la que podemos acceder con un solo clic nos lleva a estar actuando en un mundo que apenas de tener tanta información, por muchas veces ser tan contradictoria o por caducar o transformarse con tanta velocidad nos lleva a, que muchas veces, no la comprendamos.

La crisis del COVID 19 y sus consecuencias en el tejido empresarial.

Como conclusión la pandemia del COVID 19, trajo consigo una era de caos que terminó por afectar de una manera muy fuerte, tanto a las personas como a las empresas, y si pensamos al mundo como un todo cuando se afecta una variable todo el sistema termina por ser afectado. Quizá este cambio iba a llagar, no tan rápido como evidentemente sucedió, pero se encargó de mostrarnos cuan frágiles somos y cuanto debemos estar unidos para superar cualquier crisis y lograr el éxito.

Las organizaciones y el mundo empresarial  en general pensaban y analizaban al mundo desde un criterio VUCA, donde sus variables eran la VOLATILIDAD, INCERTIDUMBRE (en inglés, “uncertainty”), COMPLEJIDAD Y AMBIGÜEDAD cuya aplicabilidad en la actualidad ya no es tan efectiva y no responde a las necesidades frente a la toma de decisiones y al desarrollo de estrategias para mantenernos en el mercado y seguir obtenido resultados positivos.

Con la crisis de los últimos años se dio lugar a una nueva era donde debemos plantearnos objetivos y desarrollar estrategias frente a un mundo que lee desde un concepto de entorno BANI, que hace referencia a un estado de fragilidad, ansiedad, a pensar que el mundo no debe leerse de los conceptos lineales y que pasamos a un mundo aún más incomprensible, donde la estrategias deben estar dirigidas hacia el desarrollo de la resiliencia, a reducir la ansiedad con foco y disciplina en las tareas fundamentales , a la adaptabilidad a los nuevos entornos y mercados.

Finalmente al trabajo cooperativo donde todos de, manera transparente, tenemos grandes cosas que aportar, que fusionadas, y bien equilibradas y dirigidas, pueden ser traducidas en grandes éxitos para las organizaciones y la sociedad en general.

Si quieres saber más acerca de los entornos BANI y aprender acerca del comportamiento y la administración de las diferentes empresas en el ambito internacional, echa un vistazo a la amplia oferta de MBAs dentro de IMF Smart Education.

Jorge Alvarán. Estudiante de MBA en IMF Smart Education.


Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores, colaboradores y alumnos con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


ENTORNO BANI: La nueva forma de concebir el mundo

Los entornos BANI llegan a nuestra sociedad y es necesario para las empresas enfrentarlos con resiliencia y futurismo para no quedarse atrás.