Amazon
InicioGestión SanitariaRecomendaciones “No hacer”: Acercando a clínicos y gestores
recomendaciones-no-hacer Recomendaciones

Recomendaciones “No hacer”: Acercando a clínicos y gestores

recomendaciones-no-hacer Recomendaciones "No hacer": Acercando a clínicos y gestores

Diversas iniciativas promueven desde hace años el uso racional de los recursos diagnósticos y terapéuticos, en base a recomendaciones que pretenden evitar intervenciones innecesarias y/o con riesgos potenciales, intentando sensibilizar a profesionales y pacientes.

Además, la información proviene de las diferentes sociedades científicas y se publican en base a la revisión de la evidencia científica, buscando los mejores resultados de coste-efectividad. Cabe destacar la australiana “Choosing Wisely” y las recomendaciones “Do not do” del británico National Institute of Clinical Excelence (NICE)

recomendaciones-no-hacer Recomendaciones "No hacer": Acercando a clínicos y gestores

 

 Recomendaciones “No Hacer” en España

En nuestro país esta orientación ha llegado de la mano de las estrategias y actividades relacionadas con la seguridad del paciente. Cabe destacar:

  • Algunas sociedades científicas españolas ya han publicado recomendaciones, como es el caso de de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC).

Si observamos en detalle las diferentes recomendaciones, comprobamos que tienen que ver con situaciones y pacientes concretos, afectando a la toma de decisiones en el día a día de la práctica clínica. Son precisamente las actividades diagnósticas y terapéuticas (clínicas y quirúrgicas) las que consumen la mayor parte del presupuesto sanitario, conjuntamente con las retribuciones.

¿Qué oportunidad tenemos?

La de incidir en las acciones nucleares del sistema sanitario, que a la vez aportan valor en salud y consumen recursos. De sobra es conocida la necesidad de acercar la gestión a la práctica clínica y ésta a los gestores sanitarios.

Ventajas de las Recomendaciones “No Hacer”

  • Provienen de las sociedades científicas profesionales, por lo que se consigue mayor adherencia de los sanitarios, que si provienen de la “Administración”.
  •  Se basan en evitar daños o intervenciones innecesarias en los pacientes, lo que activa la ética profesional para mejorar los resultados en salud.
  • La iniciativa entre Ministerio de Sanidad y Comunidades Autónomas (arriba mencionada), supone una oportunidad para la adaptación a la realidad española.
  • Es posible medir buena parte de las recomendaciones y pone a prueba a los sistemas de información del sistema sanitario público o privado donde se esté evaluando el impacto potencial.
  • Abre vías de colaboración y coordinación entre los profesionales y entre éstos y las Gerencias y los Servicios Centrales.
  • Con frecuencia, se correlacionan con ventajas en la eficiencia de la actuación sanitaria, contribuyendo a la sostenibilidad presupuestaria.

Informar a los profesionales de la salud

Hacer accesible a los profesionales la información disponible sobre sus pacientes y cómo se comparan con la media de su centro de salud/hospital/área de salud, etc., es imprescindible y debe ser fácil (a través de la historia de salud electrónica, por ejemplo).

De lo contrario, podrían crearse falsas expectativas o frustración al no disponer de datos para la gestión clínica. Del mismo modo, debe hacerse llegar a los sanitarios la información sobre “lo que estamos haciendo bien”, como reconocimiento al trabajo bien hecho y refuerzo de su actuación.

En conjunto, también es un estímulo para la transparencia y la “competencia por comparación”, que ha demostrado buenos resultados en diferentes sistemas sanitarios.

Todo ello permitiría un ciclo de mejora continua que ofrece beneficios para pacientes, profesionales asistenciales y gestores. Podría extenderse a otros ámbitos de interés y es una oportunidad para incorporar a la política de incentivos de la empresa.

En definitiva, las “Recomendaciones no hacer” podrían convertirse en un excelente punto de encuentro para la coordinación y el trabajo en equipo entre gestores y profesionales asistenciales, con el claro objetivo de prestar una asistencia sanitaria de calidad y sobre todo, segura.

¿Sabremos elegir sabiamente?

recomendaciones-no-hacer Recomendaciones "No hacer": Acercando a clínicos y gestoresMiguel Ángel Hernández, alumno del MBA en Gestión Sanitaria de IMF Business School y Técnico de Salud en Servicio Canario de la Salud.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
recomendaciones-no-hacer Recomendaciones "No hacer": Acercando a clínicos y gestores
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Recomendaciones "No hacer": Acercando a clinicos y gestores

Recomendaciones que pretenden evitar intervenciones innecesarias y/o con riesgos potenciales, intentando sensibilizar a profesionales y pacientes.