Inicio » Actualidad laboral » Cambio en las condiciones ambientales de las oficinas: llega el calor

Cambio en las condiciones ambientales de las oficinas: llega el calor

Los cambios de temperatura entre el invierno y el verano afectan al individuo y esto se pone de manifiesto a la hora de realizar su actividad laboral. No es lo mismo trabajar con calor que con frío. El calor enlentece los movimientos, cuesta más realizar cualquier actividad. En invierno, sin embargo aceleramos la actividad con el fin de entrar en calor.

seguridad y slaud

El ambiente físico de trabajo, entendiendo como tal la temperatura, la humedad, la cantidad de luz, la calidad del aire, etc, también influye en los trabajadores que realizan actividades en el interior, de tal manera que si son inadecuadas producen malestar en los trabajadores y su labor se verá afectada.

Conseguir que los trabajadores de una oficina se pongan de acuerdo en algo tan elemental como la temperatura suele resultar en algunos casos imposible, siempre habrá alguien que tenga frío cuando el resto tiene calor o viceversa.

Por este motivo es necesario llevar a cabo estudios del microclima de los centros de trabajo, intentando conseguir las condiciones adecuadas para todos, buscando siempre proteger la salud y la seguridad de los trabajadores.

Las condiciones óptima se hayan recogidas por normativa y varían en función de las actividades que se desarrollen.

Los principales factores que es preciso considerar en el acondicionamiento termohigrométrico son los relativos a:

– Las condiciones ambientales:

1.Temperatura del aire.

2. Fuentes de radiación térmica.

3. Humedad relativa del aire.

4. Velocidad del aire.

– Las condiciones individuales:

  1. Consumo metabólico.
  2. Aislamiento del vestido.

Las condiciones ambientales

Los principales factores ambientales que intervienen en las condiciones de confort térmico pueden ser objeto de medida:

Temperatura del aire (Ta): es la temperatura a la que se encuentra el aire que rodea al individuo. Si la temperatura de la piel es mayor que la del aire, el hombre cede calor a éste y se refresca pero si esto sucede al revés, el individuo recibe calor del aire. En ambos casos se denomina intercambio de calor por convección, el cual depende además de la velocidad con la que el aire se mueve alrededor del individuo. Se puede medir mediante un termómetro cuyo bulbo esté protegido de la radiación térmica directa procedente de las fuentes de calor.

Radiación térmica: se puede medir mediante la llamada temperatura radiante media (trm). Además del intercambio de calor por convección, todos los cuerpos reciben y emiten calor a través de radiaciones electromagnéticas. El intercambio entre unos y otros (hombres-máquinas, ventanas, paredes, etc.) depende de la temperatura de los mismos.

Humedad del aire: es una medida del agua que contiene el aire; y la humedad relativa nos da una idea sobre la concentración de vapor de agua en el aire. La evaporación del agua que constituye el sudor es el sistema más efectivo de los que el cuerpo humano dispone para eliminar calor del organismo.

Velocidad del aire: es un parámetro que se debe medir para conocer el nivel de confort del puesto de trabajo. Se expresa normalmente en metros por segundo o metros por minuto y para conocer el valor de la velocidad del aire utilizamos el anemómetro.

Las condiciones individuales

Además de las condiciones térmicas o termohigrométricas del ambiente, las condiciones individuales también intervienen en el confort térmico de manera importante, principalmente el consumo metabólico producido durante el trabajo y el grado de aislamiento proporcionado por la vestimenta.

Consumo metabólico: es la suma del metabolismo basal, correspondiente al consumo energético del organismo en reposo y del metabolismo de trabajo, que corresponde al consumo energético debido al esfuerzo muscular. El consumo metabólico se suele obtener, en la práctica, mediante tablas publicadas en las que se recogen los valores correspondientes a diferentes tipos de actividad. En estas tablas se proporciona el consumo metabólico por unidad de tiempo, por ejemplo en kilocalorías/minuto.

Grado de aislamiento térmico: para expresar el grado de aislamiento térmico de la vestimenta se utiliza la unidad de resistencia térmica llamada “clo”. Cuanto mayor es la resistencia térmica de la vestimenta, mayor será su aislamiento, es decir, mayor es el abrigo que proporciona, dificultando así la transferencia del calor corporal al ambiente.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Avatar
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Cambio en las condiciones ambientales de las oficinas

Las condiciones ambientales en el trabajo son importantes. Estos los principales factores que afectan a ello.