Amazon
InicioActualidad laboralElementos estáticos y dinámicos en el diseño del puesto de trabajo

Elementos estáticos y dinámicos en el diseño del puesto de trabajo

En los datos antropométricos hay que distinguir las dimensiones estáticas de las dimensiones dinámicas o funcionales de las personas:

Dimensiones estáticas 

Son las dimensiones estructurales del cuerpo, que van a servir para establecer las separaciones entre el cuerpo y lo que le rodea. Estas dimensiones se miden en individuos estáticos en posiciones de trabajo fijas: de pie, sentado, etc. Las dimensiones están tomadas sobre individuos desnudos, por lo que su aplicación al diseño de los puestos debe considerar los correspondientes incrementos debidos a la indumentaria utilizada por los trabajadores: grosor del vestido, de los guantes, del calzado, de los protectores de la cabeza, etc.

Los datos antropométricos definidos anteriormente están tomados sobre personas quietas (antropometría estática), es decir, no tienen relación con un proceso de trabajo que, normalmente, implica movimiento. En la antropometría dinámica o funcional, los segmentos corporales están actuando.

Dimensiones dinámicas o funcionales 

Se refieren a las posiciones resultantes de los movimientos. El buen diseño de un puesto de trabajo debe garantizar la asignación correcta de espacio y la disposición armónica de los medios de trabajo, de forma que la persona no tenga que esforzarse con movimientos inútiles o desproporcionados.

Se deben tener en cuenta tres aspectos: posturas, movimientos y visibilidad. La antropometría funcional proporciona datos básicos sobre los límites de espacio o zona operativa dentro de la cual deben situarse todos los elementos sobre los cuales deba ejercer alguna acción el trabajador. En relación con estas dimensiones funcionales, es necesario considerar:

a. Límites de alcance: Los límites de alcance configuran un espacio dentro del cual el operador puede realizar las manipulaciones necesarias en el área de trabajo con seguridad y comodidad, sin necesidad de girar o inclinar el cuerpo, evitando así movimientos forzados que impliquen, con el tiempo,  dolores de espaldas, patología muscular, traumatismos, etc. Debemos determinar en los planos vertical y horizontal, cuáles son las distancias óptimas que consigan un confort postural adecuado. Éstas se pueden observar en las figuras adjuntas. Una buena disposición de los elementos a manipular dentro de estas distancias (área de trabajo) no nos obligará a realizar movimientos forzados y evitaremos problemas.

En la etapa de diseño se suelen utilizar los límites de alcance relativos al 5 percentil de posibles usuarios. Así, por ejemplo, si tuviéramos que diseñar un puesto de trabajo para cinco personas, en el cual el alcance del brazo hacia delante (para llegar a un pulsador) fuera de una dimensión importante, deberíamos definir esa distancia para el que tuviera menor alcance o el brazo más corto. Así, se habrá diseñado para el mínimo, pero de esta forma todos alcanzarán ese pulsador. No obstante, en las situaciones en las que el mínimo ofrece un valor excesivamente pequeño, este criterio no podría seguirse porque pondría en crisis el diseño y produciría incomodidades al resto de la plantilla. En estos casos habría que buscar otras alternativas.

Las preguntas que debemos hacernos siempre, para decidir entre el mínimo y el máximo percentil, son:

– ¿Quiénes van a tener más dificultades para acceder a ese lugar?

– ¿Quiénes encontrarán más problemas para sentarse en una silla?

– ¿Quiénes tendrán más inconvenientes para manipular cargas?

En la posición de sentado es posible ampliar los límites de alcance horizontal mediante el empleo de una silla giratoria, dado que estos límites están ligados a la posición del tronco y se desplazan con la orientación de éste.

b. Altura del plano de trabajo: En la concepción de los puestos de trabajo, es de gran importancia determinar la altura de la superficie de trabajo para conseguir que todas las tareas que se deben realizar, tanto en posición sentado como de pie, se correspondan con la realidad funcional del puesto.

Es muy difícil fijar una altura única, debido a la variedad de tareas que hay que realizar y a las diferencias individuales. No obstante, como norma general, una relación satisfactoria con el plano de trabajo es aquella que permite mantener el antebrazo en posición horizontal o ligeramente inclinado hacia abajo. Es decir, el plano de trabajo debe quedar aproximadamente a la altura de los codos del operador.

La naturaleza del trabajo que se debe realizar es otra variable a tener en cuenta para definir la altura adecuada para el plano de trabajo, que dependerá de la precisión que requiera la tarea. Así, para las tareas que requieren una gran precisión, se recomienda situar el plano de trabajo a mayor altura; para las tareas en las que predomine el esfuerzo muscular, se recomienda una altura inferior a la de los codos.

c. Espacios libres del puesto: Es un aspecto que ha de considerarse para poder acomodarse en el puesto y acceder a él sin dificultad. No debemos olvidar que cuando en el diseño de un puesto de trabajo tenga que considerarse la holgura, habrá que tener en cuenta los datos de los usuarios más altos (percentil 95).

                                                

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
e716cbb0c55a5b97c31deef8850a35e3?s=80&d=mm&r=g Elementos estáticos y dinámicos en el diseño del puesto de trabajo
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

Formación recomendada:

Master Prevención de Riesgos Laborales
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Elementos estáticos y dinámicos en el diseño del puesto de trabajo

En los datos antropométricos hay que distinguir las dimensiones estáticas de las dimensiones dinámicas o funcionales de las personas: Dimensiones estáticas  Son las dimensiones estructurales del cuerpo, que van a servir para establecer las separaciones entre el cuerpo y lo que le rodea. Estas dimensiones