Amazon
InicioActualidad laboralFactores fisiológicos de la visión
man-516336_640 Factores fisiológicos de la visión

Factores fisiológicos de la visión

Los factores fisiológicos de la visión, en relación con la iluminación, son principalmente: la acomodación visual, la adaptación visual y la agudeza visual. Estos factores se estudian dentro del temario del master oficial en prl debido a la importancia que tienen a la hora de entender los riesgos relacionados con la iluminación de los centros y puestos de trabajo

Acomodación visual

La acomodación es el sistema mediante el cual enfoca el ojo humano a cualquier distancia; o la capacidad que tiene el ojo para enfocar correctamente los objetos a diferentes distancias, variando el espesor y, por tanto, la longitud focal del cristalino.

Existe una diminuta lente dentro del ojo que se abomba o se estrecha, ya que es flexible, y cambia de forma por la acción de un músculo que tira o afloja de ella según la distancia a la que estemos mirando. Esta lente es el cristalino y el músculo es el ciliar.

Esto permite que cuando miramos un objeto, la luz que se refleja en él y que es captada por el ojo, pueda enfocarse en el centro de la retina (fóvea), viéndolo nítido a diferentes distancias como si del enfoque de un objetivo fotográfico se tratara.

Cuando miramos a lo lejos, el cristalino se encuentra estirado, por lo que es más estrecho y tiene un diámetro mayor. Se encuentra desacomodado y la capacidad del mismo para desviar la luz es mínima.

Cuando el ojo intenta enfocar un punto situado a menos de seis metros de distancia, necesita más potencia para que los rayos de luz se focalicen en la retina y pueda verse nítido. Este aumento de potencia dióptrica se consigue mediante la acción del músculo ciliar, el cual provoca que el cristalino experimente una recuperación elástica (igual a como se expande una pelota de esponja al dejar de estirarla), con un consiguiente aumento de potencia dióptrica y una correcta visualización del punto.

Este ajuste se produce variando la curvatura del cristalino y con ello la distancia focal por la contracción o relajación de los músculos ciliares. Cuanto más próximo está el objeto mayor se hace la curvatura.

En los ojos sanos, los objetos a esa distancia se forman en la retina, ni al frente ni detrás. Cuando los objetos se forman delante o detrás de la retina, aparecen borrosos al observador. La miopía es la incapacidad del ojo para enfocar en la retina objetos distantes del ojo y, en este caso, los objetos se forman delante de la retina. La hipermetropía, en cambio, describe la incapacidad del ojo para enfocar en la retina objetos que están próximos al ojo. Estos objetos se forman detrás de la retina.

El esfuerzo del ojo es mucho menor cuando observa objetos relativamente lejanos que cuando debe observar objetos muy cercanos, sobre todo cuando éstos son pequeños.

Un inadecuado o excesivo trabajo de cerca (leer, escribir, trabajar con ordenador, etc.) puede llegar a afectar a dicho músculo ciliar alterando la acomodación y produciendo una anomalía en la visión.

La acomodación mantenida a objetos que están próximos a nuestros ojos, obliga a una permanente tensión de los músculos filiares, que es un factor desencadenante de la fatiga visual. Esta visión cercana por largos períodos de tiempo, agota la capacidad de acomodación del ojo.

Profesiones en las que se da este problema son, por ejemplo, la de los sastres, costureros, relojeros, actividades que requieren de intensas lecturas, operadores de vídeo-terminales, etc.

No obstante, aquellas actividades que obligan a un constante cambio de enfoque, son también perjudiciales, ya que el incremento de la frecuencia de cambio de enfoque obliga a los músculos ciliares a un ejercicio muy agotador. De hecho, según algunas investigaciones, el cansancio visual es bastante más frecuente entre profesionales obligados por su actividad a tareas de este tipo que entre personas cuyos trabajos requieren fundamentalmente de la visión mediana o cercana, como es el caso de campesinos y pescadores.

Cuando hablamos de acomodación visual nos tenemos que referir a un factor tan determinante e importante como el de la edad, ya que la capacidad de dicha acomodación en el ojo disminuye como consecuencia, entre otras cosas, del endurecimiento del cristalino y produce una disminución de la agudeza visual.

La pérdida de elasticidad que se sufre es lo que se conoce como vista cansada o presbicia y hace que aumente la distancia focal y la cantidad de luz mínima necesaria para formar una imagen nítida. Dicha agudeza visual aumenta con el contraste y con la luminosidad de la tarea.

Los principales síntomas de un exceso acomodativo son:

a. Dolor de cabeza por encima de las cejas, asociado al trabajo en visión de cerca.

b. Pupilas más contraídas de lo normal y pseudo miopía o miopía, producida por la acomodación.

c. Gran cansancio ocular y general, después de una actividad en visión de cerca.

d. Acercamiento a la lectura más de lo normal.

e. Visión doble ocasional.

f. Visión de lejos borrosa e intermitente, tras un trabajo prolongado de cerca.

 Adaptación visual

Es la capacidad del ojo para modificar su comportamiento ante las variaciones del nivel de iluminación, es decir, lo que permite al ojo ver con diferentes niveles de iluminación.

En otras palabras, es el proceso que se produce cuando el ojo se ajusta automáticamente a la luminosidad y/o al color del campo de visión. Se debe a la capacidad del iris para regular la abertura de la pupila y a cambios fotoquímicos en la retina.

Cuando existe una iluminación baja, el ojo aumenta su sensibilidad a la luz y aumenta la apertura pupilar (diámetro de la pupila) para que penetre más cantidad de luz. Si la iluminación es excesiva, el ojo disminuye su sensibilidad y reduce el diámetro pupilar para que no penetre demasiada luz. La variación del diámetro de la pupila se efectúa mediante la contracción y dilatación del iris.

Cabe señalar que, cuando pasamos de niveles de luz bajos a niveles elevados, la adaptación visual se realiza en poco tiempo en comparación con el que se requiere cuando se pasa de niveles elevados a niveles bajos de iluminación.

Cuando en el campo visual existan partes excesivamente luminosas respecto al nivel al que está adaptado el ojo, se producirán deslumbramientos que provocarán molestias y/o disminución de la capacidad para distinguir objetos.

No debemos olvidar que cuando se dan situaciones adversas de la visión cercana de pequeños detalles y el bajo nivel de iluminación, el analizador visual se encuentra en condiciones desfavorables y se produce la fatiga visual, seguida de fatiga mental y esto desemboca en:

1. Pérdida de interés, por parte del trabajador, para realizar la actividad.

2. Dolor de cabeza.

3. Irritación ocular.

4. Otros síntomas que afectan a la calidad y a la productividad del trabajo.

Agudeza visual

Es la capacidad para percibir y discriminar visualmente los detalles más pequeños y se expresa como la inversa del tamaño visual del objeto en minutos de arco, bajo el cual puede percibirse o reconocerse un objeto. Dicho de otra forma: es la capacidad del ojo para distinguir entre dos puntos, cada vez más cercanos, que se hallan separados por un ángulo visual. La agudeza visual varía significativamente con la edad.

Se entiende por tamaño visual de un objeto o de un detalle discriminante, al ángulo visual, expresado en minutos de arco, bajo el cual se percibe dicho objeto. De aquí que la cercanía o lejanía del mismo determinará su tamaño visual aunque mantenga constantes sus dimensiones físicas. Las estrellas son un ejemplo de inmensos cuerpos que vistos desde la tierra tienen prácticamente un tamaño angular muy próximo a cero.

Es importante considerar, en el diseño de un lugar de trabajo, la cantidad y la calidad de luz y el color, en función del entorno y el clima, así como la calidad de esa luz, el contraste y la distribución espacial, según el uso de cada espacio.

En el diseño del puesto de trabajo hay que tener en cuenta, de manera prioritaria, los efectos psicológicos y biológicos de la luz, ya que la intensidad lumínica y la calidad cromática de un ambiente afectan a clientes y trabajadores.

Un ambiente cromático adecuado, según algunos expertos:

a. Mejora el estado de ánimo.

b. Produce alerta mental.

c. Aumenta las ganas de trabajar.

d. Estimula el buen humor.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
e716cbb0c55a5b97c31deef8850a35e3?s=80&d=mm&r=g Factores fisiológicos de la visión
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Factores fisiológicos de la visión

Un inadecuado o excesivo trabajo de cerca Puede llegar a afectar a dicho músculo ciliar alterando la acomodación y produciendo una anomalía en la visión, como por ejemplo