Inicio » Actualidad laboral » 6 riesgos si trabajas por la noche

6 riesgos si trabajas por la noche

Riesgos de trabajar por la noche

Si algo caracteriza esta sociedad moderna es que la actividad se mantiene las 24 horas del día y durante los 365 días del año (366 el recién estrenado 2016). Las ciudades no duermen, hay muchos profesionales que trabajan de noche y que añaden a los riesgos propios de su actividad, los riesgos derivados de la nocturnidad.

Se considera trabajo nocturno el realizado entre las diez de la noche y las seis de la mañana

Riesgos de los turnos de noche

Los aspectos nocivos del turno nocturno sobre la salud de las personas se pueden observar en distintas facetas:

  • Perturbaciones en la vida familiar y social
  • Alteración el equilibrio biológico, por el desfase de los ritmos corporales y por los cambios en los hábitos,  por el desfase de los ritmos corporales y  por los cambios en los hábitos alimentarios.

El organismo  humano  posee ritmos biológicos, es decir, las funciones fisiológicas siguen repeticiones cíclicas y regulares. Estos ritmos suelen clasificarse en:

Ultradianos, si son superiores a 24 horas.

Circadianos, si siguen un ritmo de 24 horas.

Infradianos, si su ciclo es inferior a las 24 horas.

  • Alteraciones del sueño, el sueño consta de dos fases:
  • Fase de sueño lento: comprende un período inicial de sueño ligero y un segundo período de sueño profundo, en el que las constantes fisiológicas y el tono muscular disminuyen. Esta fase del sueño permite la recuperación física del organismo.
  • Fase de sueño rápido: es la que permite la recuperación psíquica. Durante esta fase, que se repite unas cuatro veces durante el sueño nocturno, aumentan las constantes fisiológicas, metabólicas y endocrinas; aparecen una serie de movimientos oculares rápidos y se produce la actividad onírica.

Para que una persona pueda recuperarse de la fatiga diaria, necesita dormir alrededor de siete horas durante la noche, de manera que puedan darse todas las fases del sueño y se facilite la recuperación física, durante las primeras horas de sueño, y la recuperación psíquica en las horas posteriores. Esto no puede darse en el trabajo por turnos porque el sueño se ve alterado, no produciéndose nunca una adaptación plena al cambio horario

  • Alteración de los hábitos alimenticios. La mayoría de las personas necesitan, al menos, tres comidas al día, algunas de ellas calientes, con un cierto aporte calórico y tomadas a una hora más o menos regular. El horario de trabajo afecta a la cantidad, calidad y ritmo de las comidas. Las alteraciones digestivas, manifestadas a menudo por las personas que trabajan a turnos, se ven favorecidas por la alteración de los hábitos alimenticios: la calidad de la comida no es la misma, se suelen tomar comidas rápidas y en un tiempo corto e inhabitual.

 

Josefina del Prado, tutora del Máster en Prevención de Riesgos Laborales PRLJosefina del Prado, tutora del Máster en Prevención de Riesgos Laborales de IMF Business School

Lee más artículos de Josefina 

@PradoCasa

 

 

 

 

 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Avatar
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


6 riesgos si trabajas por la noche

 Las ciudades no duermen, hay muchos profesionales que trabajan de noche y que añaden a los riesgos propios de su actividad y derivados de la nocturnidad.