Amazon
InicioLiderazgo7 pecados capitales de los malos líderes
lXXderes-pecados 7 pecados capitales de los malos líderes

7 pecados capitales de los malos líderes

lXXderes-pecados 7 pecados capitales de los malos líderes  Mucho se ha escrito y mucho se ha hablado de liderazgo y se seguirá haciendo; hay miles de definiciones de lo que debe ser un buen líder y muchas muy válidas; no trataré en este post de definirlo, simplemente creo que un buen líder es aquel que saca lo mejor de cada uno de los miembros de su equipo, es el primero en hacer las cosas, y utiliza la inteligencia emocional en las relaciones con las personas de su equipo.
Y en mi experiencia profesional no he conocido a muchos líderes ( o supuestos líderes) que hayan sido capaces de aplicar esto que os acabo de decir; más bien al contrario han cometido sino todos, si algunos de los siete pecados capitales.Y por supuesto no hablo de que los cometan o no en su vida privada (cosa que no me importa lo más mínimo); hablo de que los cometen en las relaciones con su equipo, es decir, en su vida profesional y dentro de las organizaciones. Veamos estos “pecadillos”.

 

Los 7 pecados capitales de los malos líderes

– Ira: ¿quién de nosotros no ha visto en más de una ocasión a esos lideres o jefes totalmente descompuestos echando una bronca a sus empleados? No son capaces de llamarles a su despacho y tratar tranquilamente un tema; puede ser que el empleado se hay equivocado, todos nos equivocamos pero no hay nada peor que decírselo de forma iracunda y sobre todo delante de los demás empleados; nadie tiene derecho a poner en evidencia a nadie. Un líder que no sea capaz de controlar su carácter y sus emociones jamás será un buen líder.
– Gula: este es un tema delicado, no hablo de lo que les gusta comer o no a ciertos jefes, allá cada uno; pero si es cierto porque yo lo he vivido, que cuando la empresa no va bien, e incluso hay problemas para pagar a los empleados y ves que estos se traen un tupper de su casa con la comida, no queda nada bien ver como esos jefes o supuestos líderes se meten entre pecho y espalda esas comidas pantagruélicas, haciendo además ostentación de ello cuando vuelven a la oficina.
– Soberbia: otro de los grandes pecados capitales que cometen estos supuestos líderes; definición de soberbia: “Orgullo o sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato despectivo y desconsiderado hacia ellos”. Que levante la mano el que no haya sufrido esto por parte de algún jefe. Una de las características del buen líder es no sentirse superior a los demás; una de las características de los malos líderes es creerse superior a los demás; y precisamente este creerse superior lo que esconde es un enorme complejo de inferioridad y una enorme inseguridad por parte de estos jefes. Su soberbia y su orgullo mal entendido no le permiten admitir ni que se han equivocado, ni que los demás también pueden aportar ideas igual o mucho más valiosas de las que aporta el.
– Envidia: este es de los “pecadillos” más habituales en estos falsos líderes; son envidiosos, no reconocen las cosas buenas que hacen los demás, y no solo eso, sino que además intentan apropiarse de los méritos de los demás; son esos malos líderes a los que les encanta tener la pechera llena de medallas que no son suyas.
– Pereza: he dicho antes que una de las características que a mi juicio define al buen líder es su capacidad de trabajo, su voluntad para ser el primero en hacer las cosas, pero no, por desgracia la mayoría de estos jefes son perezosos, una vez que han llegado a ese puesto ( que no sabemos muy bien como se lo han ganado), son muy dados a mandar pero no dan ejemplo. Son aquellos que parece que se pasan la vida sentados en su despacho mal mandando a los demás a hacer cosas; cosas que en muchas ocasiones son de su responsabilidad pero que “pasan” de hacerlas porque ellos son los jefes.
– Avaricia: ¿qué vamos a decir de la avaricia?; estas personas mal llamadas líderes, son incapaces de mirar por los demás, su filosofía es el todo para ellos; si sus empleados no tienen aire acondicionado, que mas da, él si lo tiene; si sus empleados no cobran que mas da, ellos tienen sus cuentas bien cubiertas. Son además incapaces de medir los riesgos, ellos van a ganar dinero y punto, y cuanto más y más rápido mejor.
– Lujuria: y he dejado para el último la lujuria, y lo dejo para el final porque no quiero darle la acepción sexual en la que todos pensamos; ( insisto que la vida privada y la vida sexual de los jefes o líderes no me interesa en absoluto). Otra acepción de lujuria es:  “exceso o demasía en algunas cosas”; y es a esta acepción a la que me quiero referir. Estos líderes malos, son el vivo ejemplo de los nuevos ricos con todos sus defectos. Su máxima preocupación es esa cultura del tener y el aparentar.
Un buen ejemplo de lo que debe ser un líder lo encontramos en Benjamin Zander Director de la Filarmónica de Boston y coautor junto con su compañera del libro: “El arte de lo posible”. Tras veinte años dirigiendo, se dio cuenta que lo esencial de su trabajo era despertar posibilidades en otras personas, y empezó a fijarse en sus ojos... “El éxito no se trata de riqueza, de fama y de poder, se trata de cuántos ojos brillantes tengo a mi alrededor…cuando la posibilidad está presente los ojos suelen brillar”.

 

En IMF Business School te ayudamos desde nuestros Másteres del Área de Recursos Humanos a aprender todas las habilidades del liderazgo moderno del siglo XXI y a aplicarlas en los modelos de gestión de recursos humanos en las organizaciones.
Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
juan_carlos_barcelo-80x80 7 pecados capitales de los malos líderes

Últimos posts de Juan Carlos Barcelo (ver todo)

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

7 pecados capitales de los malos líderes

Un buen líder es aquel que saca lo mejor de cada uno de los miembros de su equipo, es el primero en hacer las cosas