Inicio » Ciberseguridad » El hackeo de la cámara Ring

El hackeo de la cámara Ring

En Estados Unidos ha surgido un polémico debate en las últimas semanas en torno a una cámara de seguridad en el hogar con gran éxito de ventas que ha sufrido ya varios casos conocidos de hacking. La cámara Ring se utiliza tanto en el interior de las casas como en la entrada, enfocando al exterior, donde tiene un uso disuasorio bastante efectivo ya que permite mantener conversaciones a distancia a través suyo gracias a una app que se controla desde cualquier dispositivo móvil.

Un hackeo digno de una película

Hasta aquí, todo es más o menos normal, e incluso se puede considerar al producto como muy interesante por lo que permite a diferencia de otras cámaras de este estilo. Sin embargo, la alerta ha saltado cuando medios de tirada nacional como The Washington Post se han hecho eco de lo ocurrido en una vivienda del estado de Tennessee, donde una familia adquirió la cámara Ring para instalarla en la habitación de sus tres hijas. De repente, a los pocos días de ponerla en funcionamiento, comenzó a sonar una melodía inquietante tras la que una de las pequeñas escuchó una voz que le hablaba directamente a ella, hasta el punto de decirle que era Santa Claus y que si no quería ser su amigo, entre otros mensajes sospechosos.

No se trata de una historia fake alimentada en las redes sociales por mucho miedo que dé, sino que incluso está documentada gracias al registro de vídeo que tienen este tipo de cámaras.

Esta ha sido la gota que ha colmado el vaso porque no ha sido el primer caso conocido de hacking de la cámara Ring, pero sí es el primero que atenta directamente contra la intimidad de un grupo de menores de edad.

No es un caso aislado

A partir de este caso, y con el eco que se han hecho de la misma medios muy importantes y también las redes sociales, se han ido conociendo otros casos anteriores, e incluso alguno posterior. Afortunadamente, para que veas que no estamos locos, hay pruebas gráficas de todos ellos: un padre de familia al que una voz le pregunta qué show está viendo en la tele y qué va a comer cuando se acerca a la nevera; un hacker que intenta despertar a una usuaria a través de Ring o el ataque hasta con comentarios racistas a una familia son algunos de los ejemplos tan preocupantes que se han vivido en muy poco tiempo con este producto cuya función principal, proteger la vivienda, se ha vuelto totalmente en su contra.

Por supuesto, aunque hayan tardado, finalmente llegaron las explicaciones oficiales desde Ring, que tuvo que salir al paso del tsunami de preocupación que invadió las redes sociales y los medios de comunicación. Lo curioso es que en el comunicado que hicieron oficial echaban balones fuera, confirmando que no había relación entre los incidentes de hacking y la seguridad del producto. Sin embargo, en el mismo comunicado, “como precaución”, alertaban a todos los usuarios de Ring cambiar las contraseñas de fábrica, el cual es el detalle que tiene más papeletas actualmente de ser el causante de la grieta que tanto daño está haciendo a Ring y, sobre todo, a los usuarios que se han llevado uno de los grandes sustos de sus vidas.

Enlaces de interés

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


El hackeo de la cámara Ring

En las últimas semanas ha surgido una polémica en torno a una cámara de seguridad en el hogar que ha sufrido ya varios casos conocidos de hacking.