El poder de la risa

Como ya os habréis dado cuenta, en IMF intentamos tener siempre una actitud positiva ante cualquier situación que se nos pueda plantear.
Por eso, y dado el tiempo que nos ha tocado vivir, nos hemos propuesto lanzar mensajes de optimismo que hagan más llevadero este vendaval.

Hoy hablaremos de algo que seguro que a todos nos gusta: la risa, el poder de la risa. ¿A quién no le ha dolido la tripa de tanto reírse? Y lo mejor de todo, ¿a quién no le gusta esa sensación de placer que te deja una buena risa?

Está demostrado que reírnos es una medicina para nuestra mente y nuestro cuerpo, y así lo descubrió un grupo de científicos de la Universidad de California, que afirman que la risa tiene un lugar definido en el cerebro, en el lóbulo parietal izquierdo, y la definen como una respuesta emocional que se da automáticamente ante un estímulo.

De hecho, para que nos demos cuenta del valor de la risa, a día de hoy son muchos los expertos que recomiendan esta terapia paralela a otros tratamientos convencionales; se trata de la risoterapia.

Seguro que a muchos os suena como algo nuevo, pero nada más lejos de la realidad, ya que se sabe que hace más de 25 años que se lleva aplicando esta terapia en algunos países: Canadá, EEUU, Francia y Suiza, con resultados exitosos.

¿Qué busca la risoterapia?
Principalmente, el objetivo de esta terapia es conseguir que el paciente adquiera una actitud positiva, que se abstraiga de esa situación dolorosa, que libere su mente, la tensión y se focalice en pensamientos alegres que le devuelvan esa actitud positiva y por tanto la risa.

¿Qué beneficios tiene?
Como ya venimos indicando, la risa es una terapia barata, simple, sencilla y con unos resultados realmente extraordinarios. Durante años se ha ido demostrando cómo las personas que acuden a esta terapia mejoran su presión arterial, reducen sus problemas de ansiedad y de estrés y, en general, se sienten mucho más animadas y saludables.

Al comenzar a reírse, y basta con simular el gesto, el inconsciente cree que es cierto y manda una orden al cerebro  para que éste genere endorfinas*.

Así que ya sabéis, los especialistas recomiendan reírse por los menos 3 veces al día durante 10 segundos, e incluso hacerlo sin ganas, porque la risa surgirá espontánea por sí sola.

*Endorfinas: las endorfinas son unas sustancias (péptidos opioides endógenos) que produce nuestro cuerpo de forma natural, para conseguir atenuar el dolor y/o producir una sensación de bienestar. Es por eso que las endorfinas son conocidas también como hormonas de la felicidad.

The following two tabs change content below.
Esther Trillo

Esther Trillo

Especialista en comunicación en Web 2.0. y redes sociales en el Dpto. de Marketing.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *