Inicio » Medio Ambiente » Movilidad Sostenible en nuestras Ciudades

Movilidad Sostenible en nuestras Ciudades

Recycle
La Movilidad Sostenible es un concepto que se desarrolla a partir de la preocupación por los problemas medioambientales y sociales ocasionados por la consolidación, en la segunda mitad del siglo XX, de un modelo de transporte urbano basado en el coche particular.

Otros factores a tener en cuenta serían una demanda de energía creciente y unos servicios cada vez más complejos que hagan funcionar nuestras ciudades. Sin darnos cuenta o, en el peor de los casos, siendo conscientes de ello y asociados a este modelo insostenible, se presentan numerosos problemas ambientales con los que debemos convivir actualmente en nuestras ciudades: contaminación del aire, consumo excesivo de energía, efectos sobre la salud de la población, saturación en las vías de circulación, etc.

Este panorama debería hacernos reflexionar y trabajar para promover una voluntad colectiva que nos lleve a encontrar alternativas que ayuden a paliar los efectos negativos de este modelo y ayudar a construir un nuevo referente donde la sostenibilidad fuera la clave.

El Libro Verde Hacia una nueva cultura de la movilidad urbana (COM (2007) 551), aprobado el 25 de septiembre de 2007 por la Comisión de las Comunidades Europeas, reconoce la movilidad urbana como un importante factor de crecimiento y empleo, con un fuerte impacto sobre el desarrollo sostenible, destacando también lo difícil que resulta conciliar el desarrollo económico de las ciudades con la mejora de la calidad de vida y la protección medioambiental.

El transporte en las grandes ciudades supone un factor de inclusión social de cada vez mayor importancia en la sociedad actual. Garantiza a todos los que poblamos las ciudades el acceso a bienes y servicios, quedando excluidos de sus beneficios quienes más dificultades de acceso a este transporte tengan. Sin embargo, el transporte presenta también una cara oscura, aunque no oculta, ligada al desarrollo sostenible de las sociedades en lo que respecta a uno de los tres pilares de los que hoy en día entendemos por sostenibilidad: el medioambiente; si bien en los otros dos –el social y económico- el balance es muy positivo, no podemos decir lo mismo del tercero.
Según los estudios en grandes urbes europeas y los trabajos al respecto de la Comisión Europea y expertos en movilidad sostenible, las posibles estrategias que un Plan de Movilidad Urbana Sostenible puede adoptar se pueden agrupar en cuatro categorías, que coinciden con los objetivos que pretenden alcanzar:

– Reducir la necesidad de transporte: a largo plazo, la planificación urbanística contribuye notablemente a la reducción de emisiones, al contribuir a la reducción del transporte motorizado. Esto se puede lograr, por ejemplo, cuando la decisión de localizar las actividades y la de ejecutar infraestructuras de transporte se adoptan de manera conjunta.

– Potenciar el cambio modal: la implementación de esta estrategia puede llevarse a cabo mediante dos tipos de medidas: haciendo que el uso del vehículo privado resulte poco atractivo (medidas de tipo push), y ofreciendo, por otro lado, opciones alternativas que sí atraigan (medidas de tipo pull). En otras palabras: el palo y la zanahoria. En este contexto el coste, la velocidad, la puntualidad, la accesibilidad, la calidad e, incluso, el estilo de vida, son los parámetros más relevantes.

– Desarrollar sistemas de transporte “limpios” y silenciosos: todo el transporte motorizado que no se pueda evitar o desviar hacia modos alternativos, debería realizarse en vehículos de bajas emisiones. Desde esta perspectiva, lo importante es fomentar el uso de combustibles alternativos, restricciones de acceso al centro basadas en la creación de zonas de bajas emisiones, etc.

– Mejorar la eficiencia del transporte: en esta estrategia se enmarcan una serie de medidas que, con el objetivo de reducir los impactos medioambientales, van dirigidas a optimizar la eficiencia de las actividades derivadas del transporte, con o sin vehículos de bajas emisiones. Para ello, es preciso centrarse en los flujos de tráfico, velocidades y volúmenes, así como la racionalidad en la organización y gestión.

¿Estamos interesados en sistemas de transporte urbano que consumen menos energía, producen menos emisiones, hacen a las áreas urbanas más competitivas, y proporcionan a sus ciudadanos una buena calidad de vida?

Si quieres saber más sobre la movilidad urbana sostenible en tu ciudad y en Europa mira aquí:

Fuentes:

– EUROPEAN COMMISSION. (2006) Communication from the Commission to the Council and the European Parliament on Thematic Strategy on the Urban Environment. SEC 16.
– EUROPEAN COMMISSION. (2007) Green Paper: Towards a new culture for urban mobility COM 551.
– IDAE (2006) Guía práctica para la elaboración e implantación de planes de movilidad urbana sostenible.
– IHOBE, Gobierno Vasco (2004) Guía práctica para la elaboración de Planes de Movilidad Sostenible, País Vasco, España.

Daniel Muñoz Ibañez

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.

Daniel Muñoz

Actualmente tutor del Máster de Medio Ambiente de IMF, además, compagina su actividad docente con la de Técnico de Investigación en le CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) en Madrid, dentro del ámbito de la investigación en el área de la Metrología de Radiaciones Ionizantes. También ha trabajado como Consultor Medioambiental y Técnico del área de Medio ambiente en el CJE (Consejo de la Juventud de España)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Movilidad Sostenible en nuestras Ciudades |

La Movilidad Sostenible es un concepto que se desarrolla a partir de la preocupación por los problemas medioambientales y sociales.