Inicio » Bolonia » Créditos ECTS ¿Qué son y qué ventajas tiene este sistemas?

Créditos ECTS ¿Qué son y qué ventajas tiene este sistemas?

A pesar de que el Plan de Bolonia lleva implantado en nuestro país más de una década, a día de hoy sigue generando muchas dudas e inquietudes a un gran número de estudiantes. Los que van a comenzar con sus estudios de grado o han decidido continuar su formación con un postgrado.

Este plan educativo ha supuesto un enorme cambio con respecto a las políticas de la enseñanza superior de nuestro país. Ya que, para conseguir una mejor competitividad y promover el intercambio de titulados en el marco de la comunidad europea, el contenido ofrecido ha tenido que ser adaptado. Con el objetivo de dar respuestas a las nuevas demandas sociales y profesionales.

Para hacer posible este nuevo proyecto internacional, en su momento hizo falta un sistema de reconocimiento formativo que permitiera unificar y establecer la equivalencia de estudios entre los diferentes países europeos. Es así como nacen los ECTS o los Sistema Europeo de Transferencias y Acumulación de Créditos.

¿Qué son exactamente los créditos ECTS?

Los créditos ECTS, también conocidos como créditos europeos, son un sistema de medición adoptado por las universidades europeas para unificar los contenidos de los grados y posgrados de todos los países que actualmente integran este plan en su oferta educativa.

El objetivo de los ECTS es cuantificar y valorar el trabajo de los estudiantes por lo que, para garantizar la movilidad y que las posibilidades sean las mismas en todas las universidades europeas, la asignación de estos créditos debe ser idéntica en todos los países adheridos al Plan de Bolonia.

Cada una de las unidades de curso de los grados y postgrados incluidas en el EEES (Espacio Europeo de Educación Superior) tiene asignada un número concreto de créditos (generalmente 6 ECTS). Dado que los créditos se obtienen de las asignaturas obligatorias, de las optativas y de las de libre configuración, en cierta medida, el alumno puede configurar el contenido de sus estudios de grado. Obviamente, para conseguir el número de créditos asociados a una asignatura, es necesario aprobarla.

¿Qué se valora y cómo se cuantifican los créditos ECTS?

En el anterior sistema de créditos solo se tenía en consideración la carga lectiva, es decir, 10 horas presenciales correspondían a un crédito. Esto ha cambiado sustancialmente ya que los ECTS, además de las horas lectivas, valoran el volumen de trabajo total que el alumno necesita para llevar a cabo su plan de estudios.

Este trabajo se cuantifica en tiempo. De forma que 25-30 horas de dedicación equivalen a un crédito. En estas horas se incluyen el tiempo dedicado al estudio, los trabajos complementarios realizados para la adquisición de conocimientos, capacidades y destrezas en el área formativa, tutorías, prácticas, proyectos, seminarios, etc.

  • Un año académico: 60 créditos
  • Un semestre: 30 créditos
  • Un trimestre: 20 créditos

¿Existe relación entre los créditos ECTS y el nivel o la dificultad de una unidad de curso?

No, en absoluto. El nivel de una unidad de un curso no se traduce en el número de créditos ECTS. Es el catálogo de titulaciones específico de cada Universidad el que tiene que describir el objetivo, contenido y el grado de dificultad, así como los criterios de accesibilidad de los alumnos, los métodos de enseñanza y aprendizaje y, por supuesto, las modalidades de evaluación. Que dentro del marco del Plan Bolonia, debe ser una evaluación continua.

Es labor del personal docente del centro el evaluar el volumen de trabajo del estudiante dentro de cada unidad del curso en cuestión. Y, por lo tanto, informar y orientar al alumno de cara a su matriculación en las unidades específicas.

¿Existe relación entre los créditos ECTS y las horas de asistencia?

En algunos casos, los más sencillos sí puede llegar a existir una relación entre los créditos ECTS y las horas de asistencia, pero esto no suele darse siempre. Los créditos ECTS no se basan en horas de asistencia como tal, sino más bien en el volumen total de trabajo.

En la medida en que un año de estudios en un centro conste de lecciones magistrales típicas de catedráticos eméritos, de trabajos y exámenes parece normal que exista esa relación. Pero el nuevo marco de enseñanza del Plan Bolonia, pretende transformar esa visión universitaria, dotando de mayor dinamismo e implicación a agentes que hasta ahora han resultado pasivos: los estudiantes, fuente primordial del entorno universitario y, por supuesto, las empresas.

Ciclos de la enseñanza universitaria

La enseñanza superior adaptada al EEES está compuesta por tres ciclos: Grado, Máster y Doctorado. Tan solo vamos a hacer referencia a los dos primeros ciclos puesto que el doctorado es el título universitario más alto que se puede obtener y tiene como finalidad la formación avanzada del estudiante en técnicas de investigación, por lo que la mayoría de estudiantes no acceden a él.

Primer ciclo: grado

El título de grado tiene una duración de 240 créditos distribuidos en 4 años académicos, aunque existen excepciones con las siguientes titulaciones:

  • Arquitectura y Farmacia: con 343 ECTS.
  • Odontología y Veterinaria: con 300 ECTS
  • Medicina: 360 ECTS.

Como norma general, el estudiante puede matricularse de un mínimo de 9 créditos y un máximo de 90 créditos en cada curso académico.

Segundo Ciclo: Máster

Los estudios oficiales de máster tienen como objetivo la especialización del estudiante en su formación académica, profesional o de investigación. Esta titulación es válida en todos los países firmantes del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Los másteres tienen una duración de entre 60 y 120 créditos ECTS, lo que corresponde a uno o dos años académicos respectivamente. Para poder cursar un máster es de carácter obligado haber obtenido un título de grado y cumplir con unos criterios específicos propios del máster universitario que se vaya a cursar.

¿Qué ventajas tiene este sistema de créditos?

Los créditos ECTS se han convertido en una herramienta clave dentro del Espacio Europeo de Educación superior ya que contribuyen a fomentar una visión global de la educación universitaria y de los Centros Superiores de Formación Profesional.

Dentro del EEES, los créditos europeos consiguen aumentar la transparencia del proceso educativo al promover un importante cambio. Que ha logrado descentralizar la figura del personal docente para centrarse en la del estudiante.

Con los ECTS se pretende conseguir mejorar la calidad del aprendizaje a través de la consecución de resultados. Hecho que posiciona a los estudiantes en el eje central de todo el proceso educativo. Además este sistema de créditos facilita la creación de itinerarios flexibles, haciendo posible que el estudiante adquiera mayor responsabilidad y autonomía a la hora de cursar sus estudios.

Este enfoque orientado a la consecución de resultados, también consigue los siguientes propósitos del EEES:

  • Facilita el aprendizaje y fomenta una mayor tasa de éxito académico.
  • Promueve la participación y la aplicación del aprendizaje a lo largo de la vida.
  • Establece un vínculo entre las titulaciones y la realidad social, mejorando la interacción con el mundo laboral y con el conjunto de la sociedad
  • No solo facilita la movilidad entre países, también lo hace dentro de las instituciones y entre distintos sectores educativos gracias a la transferencia de créditos y al reconocimiento de méritos.
  • Se garantiza tanto la equivalencia de las titulaciones en los países adscritos al EEES como las titulaciones conseguidas en distintas universidades de un mismo país.

Créditos de libre configuración

Los créditos de libre configuración es uno de los temas que más dudas genera en los estudiantes. Pues bien, estos créditos corresponden a materias que no se encuentran incluidas en el plan de estudios de un grado universitario pero que son necesarios para completar el número de créditos exigidos para obtener la titulación. Tienen como finalidad que el alumno pueda obtener una formación adicional y complementaria a la carrera, lo que añade valor al currículo académico y, además, permiten validar titulaciones obtenidas con anterioridad.

Aunque existen diferentes alternativas para conseguir créditos de libre configuración, las más habituales son:

  • Participando en conferencias, seminarios y actividades extraacadémicas dentro del propio campus universitario.
  • Realizandotrabajos de voluntariado.
  • Cursando asignaturas fuera del plan de estudios que ayuden a desarrollar habilidades específicas de la carrera.
  • Haciendoprácticasenempresas.
  • Cursando otras titulaciones para las que haya equivalencias entre materias que se han aprobado con anterioridad.

Para que estos créditos sean reconocidos es necesario que sean validados. Para ello, el estudiante ha de presentar en la universidad donde cursa sus estudios una solicitud de equivalencia y aportar la documentación que avala que realmente se ha cursado la materia en cuestión. El plazo para realizar este trámite puede variar de un centro a otro, por lo que es recomendable consultar con la propia universidad cuándo y cómo realizar esta gestión.

 

 

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.

Yojana Pavón

Psicóloga y Diplomada en estudios avanzados de doctorado en Psicología Diferencial y del Trabajo por la Universidad Complutense de Madrid.Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales (Instituto Madrileño de Formación)

2 Responses

  • Para las Universidades me ha quedado claro, pero los ECT’S creo que también se iban a usar en otros niveles educativos como Formación Profesional, ¿en ellos se mantienen los criterios de asistencia?

    • Buenos dias Andrea..

      Está previsto según el tratado de Copenhague que el mismo proceso de desarrollo en cuanto a la creación de un Espacio Europeo de Enseñanza común, se realice con la FORMACIÓN PROFESIONAL, que también se establecerá por créditos, que esta vez se llamarán ECVET, en vez de ECT. Tenemos previsto crear un apartado especifico sobre los cambios en FORMACIÓN PROFESIONAL , ya que al igual que Bolonia implica un cambio en la Enseñanza Universitaria, Copenhague también lo está haciendo transformando toda nuestra FORMACIÓN PROFESIONAL.
      Gracias por tu reflexión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Créditos ECTS ¿Qué son y qué ventajas tiene este sistemas?

Estas nuevas siglas ECTS que ahora vemos en todos los programas formativos significan Sistema Europeo de Transferencia de Créditos.