Amazon
InicioeducacionEmprender: una vocación o una necesidad

Emprender: una vocación o una necesidad

En estos momentos en que los efectos de la crisis azotan con fuerza al empleo, resurge con inusitada fuerza la figura del emprendedor como un elemento positivo a la hora de crear empleo.

Los emprendedores no generarán empleo, sino que, si los formamos bien, pasaran a ser germinadores que multiplicaran los puestos de trabajo.

Conceptualmente hay dos tipos de emprendedores/as:

1. Los/as que emprenden por vocación.

2. Los/as que emprenden por necesidad.

Analicemos los dos tipos y respondamos a la pregunta: ¿son válidos ambos?

Por supuesto que sí, dejémoslo claro desde el principio, pero analicemos sus matices.

El emprendedor/a por vocación es el creativo por naturaleza. Existe algo en su interior que lo impulsa a crear, no se conforma con transitar por el camino que otro le diseñe. Tarde o temprano trazará su propio camino de emprendimiento.

Pero esto será solo el principio, a partir de aquí, necesitará de la experiencia de otros que encaucen sus ideas creativas. Diremos que estas ganas de emprender son condición necesaria pero no suficiente. Hoy en día existen instituciones que cuentan con programas específicos sobre el arte de emprender.

El emprendedor por necesidad como salida profesional. Este colectivo tiene un punto de partida diferente al anterior, pero el punto de llegada es el mismo: emprender para crear tú propio puesto de trabajo.

Existen metodologías desarrolladas por algunos centros formativos, cuyo objetivo es, impulsar a estas personas a sacar el emprendedor que llevan dentro.

La experiencia ha demostrado que la mayoría de las personas de este país son emprendedoras, unas lo manifiestan ostensiblemente, como las que pertenecen al primer grupo, mientras que otras precisan de la realización de estas acciones previas. Requieren una sensibilización especial para que afloren en ellos/as su actitud emprendedora.

Al final las capacidades se igualan, aunque partiendo de orígenes y motivaciones diferentes. El porcentaje de los no idóneos es mínimo.

¿Cuál es el motor que les impulsa, que les conduce a emprender, a crear su propia empresa y, en definitiva, crear su propio puesto de trabajo.

Una formación específica

Contemplamos tres factores claves para el éxito:

1. Una metodología idónea.

2. Un centro formativo que la posea.

3. Un equipo de profesionales, con conocimientos y experiencia que la ejecuten.

Conclusión: si estás interesado en esta lectura, seguro que eres un/a potencial emprendedor/a. Solo tienes que encontrar la formación que cumpla con los tres factores anteriores.

Nicolás Henríquez Sánchez.

The following two tabs change content below.
rrhh-talento-336x280 Emprender: una vocación o una necesidad
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Emprender: una vocación o una necesidad

En estos momentos en que los efectos de la crisis azotan con fuerza al empleo, resurge con inusitada fuerza la figura del emprendedor como un elemento positivo a la hora de crear empleo. Los emprendedores no generarán empleo, sino que, si los formamos bien, pasaran