Amazon
InicioFinanzasLos indicios de corrupción
nobody-shut-us-up-54439_640 Los indicios de corrupción

Los indicios de corrupción

descarga2 Los indicios de corrupciónA nivel económico sabemos que los números que denuncian desde cualquiera de los casos conocidos de corrupción en España son desorbitados, pero ni aún en el peor de los casos, da igual nombrarlos una vez más, ninguno cae con la culpa de la crisis financiera, ni en España ni aún en el caso de los años 90 en Italia donde casi la totalidad de la cúpula del gobierno cayó por casos de corrupción.

Es verdad que es denigrante e indignante, la sensación y emociones que nos asaltan cuando conocemos más casos de corrupción, pero no por lo que nos inspira de inseguridad en el sistema político del país, sino porque lo asociamos a las dificultades del día a día que parecen eludir los corruptos.

Una vez comentó un magnate de las finanzas que los “impuestos” que tiene que pagar por sus fundaciones en países como los africanos, no dejan de ser una simple inconveniencia a pesar de las cantidades que deben pagar para poder realizar proyectos aún benéficos. Es decir, la realidad de la corrupción es un mal social no tan económicamente agravante cómo quizás los alarmistas quieran transmitir.

España parece un nido donde la visibilidad y conocimiento de los flagrantes casos nos hace pensar en corrupción generalizada en sectores como la política, y sin embargo no es así. Hay más corrupción en otros sectores como el de educación, incluso alimentación o música donde es más grave el tráfico de influencias de lo que podríamos pensar. Pero eso no llega a la emocionalidad dañada por la crisis, tanto como el sector financiero.

Es más fácil crear alarma social cuando nos tocan el bolsillo en esta época de crisis por el nivel de sensibilización al que estamos sometidos.

La corrupción es una lacra internacional que además ha existido siempre, incluso en mayor medida que hoy en día, pero era mucho más aceptada porque no nos llegaba tan visible, ni éramos tan libres de hablar y comentarla como ahora, de hecho España no esta sino entre los 30 países más corruptos.

descarga2 Los indicios de corrupción

Lo que si debemos tener claro es que las mejoras e independencia del CGPJ (Consejo General del Poder Judicial) son vitales para poder perseguir los INDICIOS innumerables de corrupción en todos los sectores de la vida.

Y todos somos responsables, de dar publicidad de cualquier información que pueda ayudar a cazar a inmorales y abusadores de poder, está en nuestras propias manos limpiar nuestro entorno y centrar dentro del marco legal toda la actividad que nos rodea.

Todos sospechamos de algo en algún momento, y los indicios son la única manera de comenzar una investigación.

No sólo se trafica con droga, armas o dinero, las personas son la mayor fuente de injusticias, en el trabajo, incluso en la familia hay riesgo de sufrir corrupciones y tráfico de influencias.

The following two tabs change content below.
descarga2 Los indicios de corrupción

Mónica Fernández

Mónica Fernández es experta en Liderazgo y Coaching por Otto Walter Business Management; licenciada en Psicología, con especialidad en redireccionamiento de conductas con adultos y entornos laborales y entrenadora profesional de tenis de campeones internacionales y campeonatos paraolímpicos. Actualmente ejerce como profesional de las principales empresas del sector financiero y banca en España, especialista en planes de motivación, formación y calidad de equipos de gestores y asesores. “Busco siempre estar a la altura de la velocidad del mundo, ¡tanto, que a veces me adelanto! Enamorada de las nuevas tecnologías y sobre todo de las innovaciones profesionales en cuanto a dirección de equipos y redes humanas. Comenzando en el entorno de redes sociales y networking”.
descarga2 Los indicios de corrupción

Latest posts by Mónica Fernández (see all)

Comentarios
  • Avatar

    Buenos días,
    En primer lugar, manifestar mi acuerdo en que la corrupción no es un invento español y que se produce en, prácticamente, todos los ámbitos y sectores.
    No puedo estar de acuerdo en que los escándalos, especialmente económicos, que han salido a la luz en España, estén “inflados” por populismo o por los medios de información, ni tan siquiera que puedan ser comparables con otros casos de otros sectores.
    Hay tipos de corrupción que, en mi opinión, son más sangrantes e indignantes que otros, me refiero a la corrupción que practican los individuos en los que depositamos toda nuestra confianza y, además, les damos poder para representarnos. No quiero con esto criminalizar a la clase política, pero entiendo que tienen la obligación de ser escrupulosamente limpios y honestos y, si no es así, dimitir inmediatamente de los cargos en los que les hemos puesto los ciudadanos.
    Con respecto a la banca, al margen de otras posibles consideraciones, me parece inmoral su forma de actuar con los ciudadanos. Nos tratan como a presuntos delincuentes y olvidan que en España, los ciudadanos, hemos pagado su rescate de más de setenta mil millones, Así pues, si se ha rescatado a la Banca y no a los ciudadanos, por lo menos un punto de consideración de su parte no vendría nada mal.
    En tan pocas líneas, es evidente, que he generalizado y puede resultar injusto, pero creo expresar un sentimiento mayoritario.

    saludos

    05/05/2015
    • El Blog de IMF Business School

      Muchas gracias por tu comentario Rafa,

      esperamos que los contenidos del Blog sean de tu interés.

      Un saludo,
      Equipo IMF

      05/05/2015

Deja un comentario

uno + diecisiete =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Los indicios de corrupción

La corrupción es una lacra internacional que además ha existido siempre. Hay más corrupción en otros sectores como el de educación, incluso alimentación o música donde es más grave el tráfico de influencias de lo que podríamos pensar.