Inicio » MBA » ¿Cómo hacer un estudio de la competencia en 4 pasos?

¿Cómo hacer un estudio de la competencia en 4 pasos?

Los negocios de hoy en día pueden ser extremadamente competitivos. Cuanto más conocimiento tengas sobre las diferentes industrias y negocios, mejor preparado estarás para aprovechar las oportunidades. Eso mismo es lo que pasa en las empresas: todas tienen competidores (en mayor o menor medida) y, lo creas o no, analizar la competencia y tenerla bajo control es una excelente estrategia para hacer crecer un negocio.

Por eso hoy vamos a mostraros para qué sirve un estudio de la competencia (también llamado análisis de la competencia) y cómo se lleva a cabo.

Estudio de la competencia, ¿Qué es?

Un estudio de la competencia no es más que: identificar a tus competidores y evaluar sus estrategias para determinar sus fortalezas y debilidades en relación con las de tu propio producto o servicio.

Así, algo tan simple se convierte en una parte crítica del plan de marketing de una empresa. Con esta evaluación, puedes establecer qué hace que tu producto o servicio sea único y, por lo tanto, de qué atributos dispones para atraer a tu mercado objetivo.

Cómo hacer el estudio o análisis de la competencia

Para realizar un buen estudio de la competencia hay que comprender cómo funcionan los competidores y aprender de sus errores y aciertos para ir siempre un paso por delante.

La forma simple y efectiva para comprender a los competidores de una manera significativa comienza con cuatro pasos:

1. Hablar y preguntar a los clientes

Cuando se trata de identificar fuentes de información sobre la competencia, no hay que saltarse las más obvias, como los clientes. Hablar con los clientes es una de las mejores y más baratas formas de recopilar información real sobre los competidores. Cada vez que sumas un nuevo cliente, averigua que otra empresa o producto usaron antes y por qué se cambiaron (es decir, la razón por la que no estaban satisfechos con su proveedor anterior). Haz lo mismo cuando pierdas a un cliente: identifica lo que prefirieron de tu competidor. Si reúnes suficiente información de este tipo, tendrás una idea muy clara de lo que ofrecen los competidores que los clientes prefieren.

Al final de este proceso, debe tener un gran conocimiento de sus competidores por las razones correctas en lugar de hacer un trabajo ocupado.

2. Usa las soluciones de la competencia

Ahora que sabes quiénes son tus competidores, no se trata de reunir una lista de características, se trata de obtener una comprensión más profunda de aspectos importantes de su negocio.

¿Cómo funcionan y se ven sus soluciones? ¿Cómo de difíciles son para comprar y mantener? Es fundamental que no solo se eche un vistazo al marketing, sino que se intente utilizar el producto y los servicios para determinar mejor a lo que nos enfrentamos.

3. Lee la prensa sobre ellos, especialmente las entrevistas

Hay muchas cosas interesantes que puedes aprender de las personas que están detrás de la empresa de la competencia. Ponen su marca en cada decisión que se toma en la organización.

¿Cómo suelen lanzar sus nuevos productos? ¿Son secretos o abiertos? ¿Son partidarios de asociarse? Una frase puede dar mucha información, céntrate en buscar lo que te puede dar esa pieza que te falta.

4. Sintetiza su estrategia

Después de que te hayas sumergido en las soluciones de la competencia, deberías pensar en algunas preguntas complicadas:

¿De dónde viene tu competidor? ¿Cuál es su historia?

¿Qué cree tu competidor sobre el mundo que no conoces? ¿Están equivocados?

¿Cómo cambia esto los problemas que persiguen y la forma en que resuelven sus problemas?

¿Qué apuestas están haciendo en el futuro?

Todas estas preguntas conducen a la última, y la más importante, ¿cuál es la estrategia de tu competidor?

Con toda esta información ya podrías armar una estrategia competitiva que resaltase las fortalezas de un negocio y que, generalmente, se alinearían con las debilidades de la competencia.

Pero recuerda, realizar un estudio de la competencia de manera regular no significa que debas observar a los competidores como un halcón, sino que debes controlar cómo están cambiando sus negocios y estar atento a los nuevos desafíos en el mercado.

¿Qué opinas tú sobre el estudio de la competencia? ¿Te parece útil o algo más bien secundario? Déjanos tu respuesta en la caja de comentarios y no olvides compartir para que opine más gente. ¡Hasta la próxima!

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Smart Education pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 150.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

2 Responses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Cómo hacer un estudio de la competencia en 4 pasos?

El estudio de la competencia es un paso necesario en toda estrategia empresarial. Pero, ¿cómo se hace correctamente? Hoy os enseñamos en 4 pasos.