Inicio » PRL » La ley antitabaco: crónica de una muerte anunciada

La ley antitabaco: crónica de una muerte anunciada

La ley antitabaco es tan global cómo polémica. Desde alabanzas sanitarias hasta críticas anarquistas son los registros que esta modalidad ha recibido, y a pesar de todo, su popularidad es cada vez más creciente, y se ha impuesto en muchísimos países del mundo logrando un éxito impensable.

España es el país al que todos miran con esta ley, pues es uno de los países que la ha aplicado con más firmeza y rigidez y parece que los resultados van siendo muy positivos.

La actual ley tiene su orígen en la ley de 1 de enero de 2006, que en su primer año de aplicación obtuvo un notable descenso de fumadores: el 3,1%, lo cual implicó todo un éxito en lo que refiere a la efectividad de la ley.

Recientemente las autoridades gubernamentales han divulgado los datos que corresponden al 2007, año en el que esta ley trajo más buenas noticias. Ocurrió que, sumado al 3,1% registrado en 2006, el número de personas que ha dejado el tabaquismo se ha traducido porcentualmente en un 0,3%, lo que conlleva unos 13.000 [email protected] menos.

Las provincias españolas que destacan por haberse registrado en ellas un mayor índice de abandono del tabaco son Navarra, Gerona y Guipúzcoa, mientras que en otras diez provincias las cosas están un poco peor que antes y la ley ha dejado de surtir efecto entre ellas. Las ciudades que encabezan esta lista son Madrid, Murcia y Valencia.

El balance de la recién estrenada de Ley antitabaco de 2011 deja un sabor agridulce. El humo ha desaparecido de los espacios públicos cerrados y el entorno laboral. Con todo ello, los expertos sanitarios aseguran en que proporcionará resultados beneficiosos, aunque sus efectos se verán a largo plazo.

Pero “no es oro todo lo que reluce”, la ley ha fracasado en la hostelería. En este sector menos del 15 % de los bares eran espacios libres de humo o no separaban bien las zonas entre no fumadores y fumadores. También los bares pequeños que decidieron declararse locales sin humo tuvieron que permitir que se fume en sus instalaciones, ante el descenso de clientes.

Con la nueva ley se inicia una nueva etapa para todos a la que habrá que ir adaptándose.

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.

One Response

  • -El balance de la recién estrenada de Ley antitabaco de 2011 deja un sabor agridulce.
    No es agridulce una norma que mejora las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores de la hosteleria, de los comensales en un restaurante, de las PERSONAS que van a tomar un refresco a un bar.

    -Las ciudades que encabezan esta lista son Madrid, Murcia y Valencia.
    Caspita!!!! Vaya, resulta que las tres provincias que se citan, son de color político distinto al del gobierno central.
    Esto me dice que estos políticos, que no digo partidos, digo personas, digo políticos, ponen en marcha medidas contrarias a las promulgadas por el Gobierno Central, solo por despecho.
    Esto me lleva a pensar en que proponen medidas anteponiendo su despecho, su ego por lo tanto, a la salud de las personas que gobiernan. Ejemplo: la lucha que mantuvo la Comunidad de Madrid, sacando normas que “legalizaban” fumar en los bares de los centros de trabajo con la anterior norma del tabaco.
    Esto me lleva a pensar, que mientras la misma norma obtiene resultados positivos en unas comunidades o provincias, en otras no obtiene los mismos resultados, y ¡vaya!, la norma es la misma pero los políticos son distintos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


La ley antitabaco: crónica de una muerte anunciada