Amazon
InicioPRLLa prevención de riesgos frente al ruido en el puesto de trabajo

La prevención de riesgos frente al ruido en el puesto de trabajo

970x90-Guia-Linkedin La prevención de riesgos frente al ruido en el puesto de trabajo El ruido es un contaminante físico que nos acompaña en el día a día sobre todo cuando vivimos en grandes ciudades. Nos irrita, nos molesta… pero ¿qué pasa cuando este ruido se traslada también a nuestro lugar de trabajo? ¿cómo lo podemos combatir? y ¿cómo nos afecta?
El ruido se define como cualquier sonido indeseable (según la Organización Mundial de la Salud OMS).
De acuerdo con estudios realizados por el Ministerio de Trabajo, el 37% de los trabajadores indica que en su puesto de trabajo el nivel de ruido al que están expuestos es muy molesto, elevado o muy elevado. Representan el 24,8% en Industria y el 21,9% en Construcción. La diferencia por sexo también resulta muy destacable ya que los hombres están expuestos a estos niveles de ruido en un 14,2% y las mujeres en un 5,4%.

A nivel técnico el ruido es un contaminante físico que produce una sensación auditiva considerada molesta o incómoda y que, con el paso del tiempo, y por efecto de su reiteración, puede ser perjudicial para la salud de las personas.

El ruido puede ser un problema en muchos lugares de trabajo, no sólo en las obras de construcción y en las fábricas, sino en cualquier lugar, desde las explotaciones agrícolas a los ares, desde las escuelas hasta las salas de conciertos.

Efectos del ruido

* Efectos auditivos:

– Pérdida de la capacidad auditiva por exposiciones continuadas. Los daños en función de la gravedad son:

En la sordera transitoria o fatiga auditiva no hay aún lesión. La recuperación es casi completa al cabo de 2 h y completa a las 16 h de cesar el ruido. Mientras, la sordera permanente está producida, bien por exposiciones prolongadas a niveles elevados o bien por acumulación de fatiga auditiva sin tiempo suficiente de recuperación. Hay lesión del oído interno.

– Pérdida de la capacidad auditiva por exposiciones bruscas e intensas. Tales exposiciones pueden llegar a provocar daños fisiológicos en el sistema auditivo como la rotura del tímpano o daños en la cadena de huesecillos.

* Efectos no auditivos:

– Malestar.

– Interferencia en la comunicación.

– Pérdida de atención, de concentración y de rendimiento.

– Cuando la realización de una tarea necesita la utilización de señales acústicas, el ruido de fondo puede enmascarar estas señales o interferir con su percepción.

– El estrés y sus manifestaciones y consecuencias: cansancio crónico, insomnio, etc.

Medidas contra el ruido

Independientemente del lugar de trabajo, hay algunas medidas fundamentales que permiten evitar que los trabajadores sufran daños:

* Actuación sobre la fuente productora de ruido: el fabricante debe utilizar todos los medios disponibles para reducir el ruido al “más bajo nivel posible”, integrando este factor en el diseño, es decir, reduciendo el ruido en su fuente.

* Actuación sobre el medio de propagación: las actuaciones sobre el medio consisten, básicamente, en la interposición de materiales en la trayectoria de las ondas para frenar su camino. El método más conocido es el enclaustramiento o encerramiento en una cabina del equipo ruidoso.

* Actuación sobre el receptor. Se puede reducir el ruido en el receptor aislándolo de la zona donde se produce el ruido. El control del ruido en el propio trabajador, utilizando protección de los oídos es, desafortunadamente, la forma más habitual, pero la menos eficaz, de controlar y combatir el ruido. Obligar al trabajador a adaptarse al lugar de trabajo es siempre la forma menos conveniente de protección porque:

– El ruido sigue estando ahí, no se ha reducido.

– Si hace calor y hay humedad las orejeras hacen sudar y estar incómodo.

– Los trabajadores no pueden comunicarse entre sí ni pueden oír señales.

* Medidas organizativas: la rotación, el establecimiento de limites a la exposición y la reubicación del puesto siempre que fuera posible.

No hay que olvidar otras medidas como:

– Información y formación: recibir información y formación que les permita comprender y afrontar los riesgos relacionados con el ruido. Esta información y formación debe abarcar: los riesgos existentes, así como las medidas adoptadas para eliminarlos o reducirlos, las mediciones de los niveles de ruido, etc.

– Reconocimientos médicos periódicos:para una pronta detección de posibles sorderas, trastornos auditivos, etc.

Las dos pestaas siguientes cambian el contenido a continuacin.
970x90-Guia-Linkedin La prevención de riesgos frente al ruido en el puesto de trabajo

Carlos Martinez

Desde 2001 es Director General del Grupo IMF Formación y colabora como asesor con distintas empresas del IBEX 35. Es autor de libros como: Marco preventivo de la prevención de riesgos laborales, Curso Básico de Prevención de Riesgos Laborales, Gestión de la Prevención de Riesgos Laborales en la empresa, Coordinación de seguridad y salud en las obras de construcción, etc.
Comentarios

Deja un comentario

diecinueve − 16 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

La prevención de riesgos frente al ruido en el puesto de trabajo

El ruido es un contaminante físico que nos acompaña en el día a día sobre todo cuando vivimos en grandes ciudades. Nos irrita, nos molesta… pero ¿qué pasa cuando este ruido se traslada también a nuestro lugar de trabajo? ¿cómo lo podemos combatir? y ¿cómo