Amazon
InicioArtículosLas algas y las medusas se convierten en fuente de energía limpia
algas medusas energia limpia

Las algas y las medusas se convierten en fuente de energía limpia

Las medusas se perfilan como seres a la par fascinantes y aterradores. Por su parte, vemos a las algas como prolíficos alimentos exóticos. Lo que probablemente no sepas es que medusas y algas pueden transformarse en fuente de energía limpia.

Entonces, ¿serán estos seres marinos determinantes en el porvenir? Te explicamos por qué tanto algas como medusas desempeñarán un papel fundamental en un futuro no muy lejano. Lo harán en forma de energía renovable.

Células solares sostenibles elaboradas con medusas

Las medusas han cambiado su condición de seres incómodos. Aunque en los últimos años su población se ha disparado por la acción del hombre, hecho que está causando problemas, hoy se pueden emplear para fabricar células solares sostenibles.

De este modo, la medusa puede ser clave para sostener una fuente de energía con vocación de futuro: la energía solar.

Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la energía solar es la fabricación de paneles. Los materiales con los que se elaboran no son 100 % renovables. Ahí es donde se adentra la medusa, como pieza fundamental en este puzle fotovoltaico.

La proteína verde fluorescente de las medusas, esencial

En este sentido, los científicos ya están experimentando con la llamada energía biosolar. ¿En qué consiste? La producción de energía mediante procesos fotosintéticos.

La proteína verde fluorescente de las medusas, que hace que el animal brille, se transformará en el material con el cual construir una célula solar con cualidades energéticas muy interesantes.

Para comenzar, estas células solares no resultan caras. Además, no emplean materiales que no se pueden renovar ni tampoco contienen sustancias perjudiciales para el medio ambiente. De esta manera, la sostenibilidad de la energía biosolar es superior a la de la energía solar.

Es más, las células solares sostenibles fabricadas a partir de las medusas son solo un proyecto más en el seno de la energía que combina el sol con la biología. Así, la producción de energía solar a partir del modelo de la fotosíntesis será posible con plantas, bacterias, algas y medusas.

Una de las aplicaciones consiste en producir una gruesa pasta de clorofila con el fin de hacer pequeños paneles solares que ayudarán a cargar dispositivos de distinto tipo que requieran de poca energía. Este es solo el comienzo de un camino que ha arrancado en la universidad.

La comunidad científica halla aplicaciones a la energía biosolar

Un ejemplo lo tenemos en un grupo de investigadores de la Universidad de Tecnología de Chalmers. Han ideado y desarrollado un dispositivo fotovoltaico de GFP. Para ello, han empleado células solares de silicio, a partir de células vivas de una medusa en concreto: Aequorea victoria.

Por su parte, el científico español Rubén Acosta presentó en Tianjin (China) un revolucionario proyecto que emplea las medusas como fuente energética. En concreto, el sistema emplea las proteínas fluorescentes que se hallan en las medusas para elaborar diodos emisores de luz.

Las algas como fuente de energía limpia

Las medusas no son los únicos individuos marinos llamados a transformarse en una fuente de energía limpia. Es el caso de las algas marinas y, más en concreto, las microalgas. Tienen la propiedad de convertir la luz del sol en energía.

Algunas de ellas almacenan esta energía en forma de aceites naturales. De este modo, y con las condiciones idóneas, las algas pueden generar una enorme cantidad de dicho aceite que se puede emplear como biocombustible.

La principal ventaja del alga como fuente energética es que, cuando la cultivas, produce 60 veces más aceite por hectárea que las plantas que se utilizan tradicionalmente.

Otra de los beneficios del alga es que necesita CO2 para crecer. Un dato positivo, ya que este gas es el que más contribuye al efecto invernadero y, por consiguiente, al cambio climático. Dado que el alga absorbe ese CO2 resultaría una fuente de energía neutral en cuanto a emisiones.

El desarrollo de dispositivos flotantes biomecánicos

Una de las aplicaciones de las algas como fuentes energéticas se concreta en el desarrollo de una serie de dispositivos flotantes biomecánicos.

Estos, capaces de establecer una interacción con las propias algas, obtienen una buena dosis de energía a partir de bacterias con capacidades 100 % fotosintéticas.

Es más, se esboza como una fuente biotecnológica con bacterias, capaz de generar energía aún sin tener una fuente de luz próxima.

¿Cómo cosechar energía solar a partir de algas?

Sin embargo, el potencial de ellas no culmina aquí. Investigadores de la Universidad de Cambridge han desarrollado una nueva tecnología.

¿Cómo genera energía? Gracias a la fotosíntesis, lo que la convierte en cinco veces más eficiente que los modelos similares, además de más práctico y rentable.

El pilar de esta nueva fuente de energía es un alga genéticamente modificada. Esta aporta mutaciones que reducen la cantidad de carga eléctrica liberada de manera no productiva en el proceso de la fotosíntesis, por lo que es más eficiente.

El otro cambio que introdujeron los científicos fue construir un sistema de dos cámaras para el dispositivo.

Así, las dos cámaras separan los dos procesos de generación de electrones a través de la fotosíntesis y la conversión de estos electrones en electricidad. Esto es lo realmente novedoso, ya que en anteriores sistemas se ha hecho en una sola unidad.

Estas células pueden resultar especialmente útiles en zonas como el África rural, donde la luz del sol es abundante, pero no existe una red eléctrica.

Medusas y algas: el futuro de las renovables

Como hemos visto, el futuro de las renovables se halla en el mar. Tanto esos seres que resultan incómodos durante nuestra estancia en la playa, las medusas; como aquellas plantas tan habituales en el entorno marino, las algas, son la energía del futuro.

Por lo tanto, no solo la energía maremotriz y de las olas nos ayuda a levantar un mundo más limpio. Las medusas y las algas tienen todas las papeletas para desempeñar un papel muy importante como fuente de energía limpia, renovable y eficiente.

El Master en renovables de IMF Business School te formará para conocer de algas y medusas y otras fuentes de energía innovadoras. Será la clave de tu futuro. Anímate y matricúlate en un postgrado con garantía de calidad.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Las algas y las medusas se convierten en fuente de energía limpia

Lo que probablemente no sepas es que medusas y algas pueden transformarse en fuente de energía limpia.