Amazon
InicioArtículosEficiencia energética: artículosQue tu casa tenga más capas que una cebolla
aislante

Que tu casa tenga más capas que una cebolla

Uno de los mitos más recurrentes que nos hemos encontrado es aquel que reza: “este muro tiene cámara de aire”. Como si el aire fuese un excelente aislante y no un magnífico transmisor del frío y del calor.

Diapositiva1Al igual que la cubierta, los muros son indispensables para que el edificio se mantenga a una temperatura adecuada en cualquier época del año: en invierno permiten conservar el calor generado por la calefacción dentro, y en verano evitan que el calor exterior entre con tanta fuerza.

Sin embargo, también es cierto que no todos los muros son tan eficientes a la hora de protegernos de las temperatura externas; algunos aparentan ser muy gruesos pero sólo están rellenos de cámaras de aire, mientras que otros son bastante finos pero poseen gran cantidad de capas con aislante térmico.

Las casas de antes sí que estaban bien aisladas” es una frase que se ha oído muchas veces, y es totalmente cierta: Tradicionalmente las casas se construían con muros de piedra muy gruesos, de hasta más de un metro de espesor. Obviamente estos tenían una excelente capacidad aislante. La piedra dio paso a las fachadas de ladrillo mucho más finas, con una cámara de aire en el interior del muro en lugar de un material aislante. Efectivamente las casas tradicionales de piedra estaban mucho mejor aisladas, ya que esos muros de piedra tan masivos funcionaban como un estupendo aislante térmico.

old-cottage-436504_640

La buena noticia es que actualmente no es necesario tener muros de un metro de espesor, situación que tampoco es viable, para lograr tener un buen aislamiento. Una capa de 3 cm de un buen aislante térmico tiene la misma capacidad aislante que el muro de piedra anteriormente mencionado.

Con el tiempo y la regulación normativa, se ha entendido la importancia de los materiales aislantes en la construcción, pero no siempre se han utilizado en el espesor y densidad suficiente para evitar las grandes pérdidas energéticas que se producen a través de los muros.

Pero una vez que el edificio ya está construido sólo nos cabe la opción de rehabilitarla jugando con los elementos que tengamos. A la hora de rehabilitar la envolvente de un edificio y mejorar su aislamiento hay que considerar tres opciones:

  1. Aislamiento por el interior (trasdosado): generalmente se realiza aprovechando que se lleva a cabo una reforma integral de una vivienda y cuando no es posible aislar de otro modo, ya que se reduce la superficie útil de la misma. Consiste en construir un tabique interior aislando bien la cámara creada.
  2. Aislamiento de la cámara de aire: es la más sencilla de ejecutar ya que no requiere obras importantes, sin embargo el muro debe contar con una cámara de aire accesible donde sea viable el insuflado o la inyección del material aislante, como celulosa o lana de roca.
  3. Aislamiento térmico por el exterior (SATE): es la actuación más completa, ya que mientras que las otras dos soluciones pueden llevarse a cabo en partes concretas del edificio, en este caso se trata de una actuación integral. Consiste en el montaje de placas aislantes sobre la fachada existente y su posterior revestimiento y acabado con pintura, piezas cerámicas, piedra, etc.; modificando el aspecto general del edificio.

Mejorando la envolvente del hogar será posible disminuir el uso del aire acondicionado y de la calefacción hasta en un 70% y por tanto, mejorar en eficiencia energética.

 

Por Álvaro Rodríguez

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.
Comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Tecnología aislante

Como si el aire fuese un excelente aislante y no un magnífico transmisor del frío y del calor, uno de los mitos más recurrentes que nos hemos encontrado es aquel que reza: “este muro tiene cámara de aire”.