Inicio » Noticias » Energías renovables novedades » General » La importancia energética del conflicto ruso-ucraniano

La importancia energética del conflicto ruso-ucraniano

Desde hace unos meses somos conocedores de lo que se está viviendo en territorio de Ucrania consecuencia del hartazgo de su pueblo de la situación política que se estaba viviendo en él. La ciudadanía, mayoritariamente con pensamiento pro-europeo antes que pro-ruso (salvo la del famoso territorio de Crimea), ha sido la impulsora de las revueltas. El antiguo Presidente, apoyado desde su vecina Rusia, tenía una serie de privilegios y beneficios que no estaban al alcance de muchos, tal y como se ha podido poner de manifiesto hace unos días, tras su salida del Gobierno.

3664343704_cb22778c85

Rusia ha entrado en el conflicto consecuencia de la posible pérdida de influencia en Ucrania tras ocupar el Gobierno personas con pensamiento pro-europeo, y sus iras se han centrado en un territorio como es la Península de Crimea, pero ¿por qué se está generando un importantísimo problema con consecuencias mundiales, en donde están entrando en liza todos los países europeos y hasta los Estados Unidos?. La respuesta es fácil: Ucrania es un país por donde pasan tres principales gasoductos que transportan el gas natural desde los yacimientos rusos hasta los países europeos, principalmente los del Norte y Centro Europeos. El 30% del gas natural que se consume en Europea tiene origen en Rusia y llega hasta 15 países. Asimismo el epicentro de las disputas se encuentran actualmente en Crimea, consecuencia de las reservas que esta Península tienen, lo que haría facilitar la independencia energética de Ucrania frente Rusia, y ésta no lo desea. Si Rusia decidiera recortar el suministro de gas a Europa, ésta tendría serios problemas de abastecimientos con una ralentización importante de las economías de varios países, y esto es lo que precisamente la Unión Europea no puede consentir.

En cuanto a la situación de España, la tranquilidad es absoluta, al menos por el momento. El gas que consumimos viene principalmente del norte de África, así como a través de las regasificadoras que tenemos en varios puntos de nuestras costas, lo que posibilita ser más independientes y no estar centrados en único país de suministro.

Lo que este conflicto nos está enseñando, una vez más, es la enorme dependencia que tiene Europa de fuentes de energía primaria de otros países. Es necesario establecer un Plan Energético Integral Europeo, en donde tengan peso todas las fuentes energéticas (nucleares, ciclos combinados, carbón) en el mix del territorio, pero por supuesto favoreciendo el uso de las energías renovables, completamente autóctonas y no dependientes de terceros. Esto posibilitará tener capacidad de respuesta frente a situaciones de crisis como la que estamos viviendo en la actualidad, y frente a lo que se nos puede venir encima más adelante, quizás no ahora, sino meses o años después. La constitución de reservas energéticas, con planificaciones energéticas, sin ningún tipo de interés de por medio (esto es algo bastante complicado), posibilitaría tener un sistema a imagen y semejanza del sistema americano, que al fin y al cabo, es lo que tenemos que perseguir.

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

8 Responses

  • Es cierto, Europa es un desastre energético. Hasta en renovables no van a pasar los EEUU como efecto de la Energy Act.
    Pero los errores de la Unión Europea son mas profundos, no son exclusivos en materia energética. Unión Europa es un batiburrillo que va creciendo anárquicamente, sin consolidarse, sin consolidar políticas, sin consolidar estrategias, sin consolidar nada.
    Errores y meteduras de pata de todos los colores, ¿por que Crimea no y Kosovo si? La política general es reflejo de una Parlamento tan inepto e inoperativo como sus resultados y sus componentes.
    Por eso Rusia se aprovecha, EEUU lidera y GB actúa como submarino de estos y todo sin llegar a una política energética que permita la hegemonia en un plazo de tiempo razonable.

  • Hola Javier, si lo que pasa en Ucrania hubiera pasado en Argelia , España se congela , sin gas natural , porque dependemos mucho de el exterior y no estamos preparados, ni potenciamos otras alternativas de energías , lo cual los políticos que gobiernen deberían estudiar ,para promocionar más las renovables .
    Un saludo.
    Me gusta mucho leer artículos y opiniones de temas de energía se aprende mucho .

    • Decirte que si a España le pasara un caso de falta de suministro del gas natural, nuestros países europeos no se habrían movilizado con tanta rapidez, porque ellos estarían cubiertos, y eso no me cabe ni la más mínima duda, y como prueba se encuentra la situación de la inmigración, que a ellos no les afecta. Como el problema de Ucrania repercute en Alemania y en otros países importantes, ellos y el resto de europeos tenemos que movilizarnos, cueste lo que cueste.

      Para el caso de España la dependencia del gas natural de Argelia es del 40% aproximadamente, y lamentablemente no tenemos alternativa, de ahí que haya que potenciar las fuentes de energías renovables, sin necesidad de contar todas ellas con tarifas y primas de régimen especial, dependerá de la curva de aprendizaje de cada una de ellas.

      A mí también me gusta que participes en el blog con los comentarios que realizas.

      Muchas gracias.

  • La verdad que viendo todo lo que está pasando con Ucrania , España debería pensar formas para seguir adelante con los renovables ya que importamos el 80% de las energías de combustibles fósiles que consumimos y eso se traduce en una dependencia enegética del exterior muy grande que impide el autoabastecimiento .
    Hemos tenido suerte esta vez de que las empresas españolas operadoras de gas como Enagás , Unión Fenosa Gas Comercializadora, etc no trabajen directamente con Rusia , sino que lo hacen con el Norte de África , para otra vez puede que no tengamos tanta suerte y deberíamos estar preparados con más alternativas para el autoabastecimiento .
    Saludos
    Raquel

    • Aunque haya bajado algo la importación de fuentes de energía primaria de terceros países, se debe a que se consume menos energía como consecuencia de la crisis económica, pero en cualquier caso, la dependencia es máxima. Tenemos y debemos aprovechar nuestros recursos energéticos, como son las energías renovables, con un marco de actuación claro y sin ningún tipo de cortapisas por parte del partido que tenga que gobernar.

      En cuanto a lo que apuntas de las empresas españolas, de acuerdo, pero ¿qué pasaría si lo de Ucrania sucede en Argelia?. España estaría condenada, y seguramente la respuesta europea no sería tan inmediata como ha sucedido ahora.

      Muchas gracias por tus aportaciones.

      Saludos.

  • Es evidente que el conflicto Ruso-Ucraniano, es por motivos económicos, más que políticos, como también lo fue el conflicto de Irak. Para Rusia perder la Península de Crimea supondría una perdida económica de grandes dimensiones, ya que existen grandes reservas de gas en ella, y es una plataforma inmejorable para el acceso al Mar Negro, donde existen también esas reservas de gas. En todo este “follón” no dudo que también estén involucradas algunas de las grandes compañias americanas, que no quieran perder su tajada.

    Un saludo.

    Exuperio san Andrés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


La importancia energética del conflicto ruso-ucraniano