Inicio » Actualidad laboral » Sobreesfuerzos: causas

Sobreesfuerzos: causas

Cuando en manipulación de cargas, se sobrepasa la capacidad física o estas tareas son repetitivas, pueden producirse lesiones, principalmente en la espalda. El levantamiento, manejo y transporte de cargas está asociado a alteraciones de la salud como tirones musculares, lumbalgias, etc.

Los factores fundamentales que influyen en la aparición de este tipo de lesiones son:

– La magnitud de los esfuerzos (peso y volumen de la carga).

– La frecuencia de los esfuerzos (número de veces que se realizan).

– La postura al realizar el esfuerzo (inclinación del tronco y de la cabeza, distancia de la carga al tronco, etc.). 

 Causas de las lesiones 

Los huesos, músculos y articulaciones de la espalda pueden dañarse si se someten a esfuerzos superiores a los que en principio están preparados para resistir o si estos esfuerzos son repetitivos.

El esfuerzo de un levantamiento no es sólo el resultado del peso del objeto manipulado, sino que depende también de la posición y forma en que se realiza la manipulación de la carga.

Medidas preventivas

 1º Evaluar el trabajo

Cuando nos disponemos a levantar un objeto considerado en principio como pesado, debemos tener en cuenta una serie de aspectos:

– Peso.

– Repetitividad.

– Necesidad de ayuda.

– Superficie de la carga.

– Dificultad de agarre.

– Distancia a recorrer.

 2º Utilizar la técnica correcta de elevación y transporte

. Aproximarse a la carga.

. Asegurar un buen apoyo de los pies manteniéndolos separados, adelantando uno en el sentido de la marcha.

. Mantener la espalda recta. Doblar las rodillas, sin alterar de este modo el centro de gravedad del cuerpo.

. Utilizar los músculos de brazos y piernas.

. Mantener la carga tan próxima al cuerpo como sea posible.

. Utilizar, siempre que sea necesario, elementos auxiliares tales como cinchas o mochilas.

. El peso máximo que se recomienda no sobrepasar es de 25 kg, no obstante, si la población expuesta son mujeres, trabajadores jóvenes o mayores, o si se quiere proteger a la mayoría de la población, no se deberían manejar cargas superiores a 15 kg. Se tendrá un cuidado especial durante el embarazo y hasta tres meses después del parto.

. En circunstancias especiales, trabajadores sanos y entrenados físicamente podrían manipular cargas de hasta 40 kg, siempre que la tarea se realice de forma esporádica y en condiciones seguras.

. En la Guía Técnica para la Evaluación y la Prevención de los Riesgos relativos a la manipulación manual de cargas se establecen los pesos recomendados en función de la zona de manipulación.

 . En postura sentado y siempre que sea en una zona próxima al tronco, no se deberían manipular cargas de más de 5 kg, ya que lacapacidad de levantamiento mientras se está sentado es menor que cuando se manejan cargas en posición de pie, debido a que no se puede utilizar la fuerza de las piernas en el levantamiento, el cuerpo no puede servir de contrapeso y por tanto la mayor parte del esfuerzo debe hacerse con los músculos más débiles de los brazos y el tronco. Se debe evitar manipular cargas a nivel del suelo o por encima del nivel de los hombros y hacer giros e inclinaciones del tronco.

 . No girar la cintura cuando se tiene una carga entre las manos. Es preferible pivotar sobre los pies evitando el giro del tronco.

. El levantamiento y transporte de cargas, empujar carretillas, contenedores, etc., deberá hacerse sin brusquedades y evitando siempre el encorvamiento de la espalda.

. No levantar una carga pesada por encima de la cintura en un solo movimiento.

. Controlar el levantamiento de cargas pesadas, sobre todo cuando se hace por encima de los hombros. Emplear medios mecánicos o hacerlo entre varias personas. Es necesario manejar una carga entre dos personas siempre que:

  1.  El objeto sea voluminoso, independientemente de su peso, pero dificulte la visibilidad.
  2.  Cuando una persona tenga que levantar un peso superior a 30 Kg y su trabajo habitual no sea el de manipulación de cargas
  3.  Cuando el objeto sea muy largo y una sola persona no pueda trasladarlo de forma estable.

. Utilizar medios mecánicos de ayuda tales como carros, sobre todo si las cargas son pesadas o si la frecuencia con que éstas se manipulan es elevada.

. Comprobar previamente el recorrido por donde se ha de transportar la carga de forma que se asegure que no existen obstáculos, desniveles, productos resbaladizos, etc., que nos puedan desequilibrar cuando vayamos cargados.

. Cuando se trabaje con herramientas pesadas, se mantendrá una posición equilibrada haciendo pausas suficientes para recuperar la fuerza.

 

 Otras medidas preventivas

 

  • Evitar siempre ir encorvado.
  • No adoptar una posición distendida cuando se esté sentado o conduciendo.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Evitar en lo posible los trabajos que se realizan de forma continuada en una misma postura, alternando tareas y realizando pausas en función del esfuerzo que exija cada puesto de trabajo.
  • Para evitar distensiones, sobreesfuerzos, etc., pueden utilizarse cinturones de protección.

 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Avatar
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

One Response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Sobreesfuerzos: causas