Inicio » COVID » Prevención de riesgos laborales y permiso retribuido por COVID-19

Prevención de riesgos laborales y permiso retribuido por COVID-19

¿Cómo puedes mantener tu actividad laboral habitual minimizando el riesgo de contagio por coronavirus? ¿Qué procedimiento debes seguir si das positivo en un test virológico? ¿Y si has sido contacto estrecho de una persona que se ha contagiado? La prevención de riesgos laborales contempla todos estos escenarios y da respuesta a estas y otras dudas que en estos tiempos de pandemia son bastante comunes.

Prevención de riesgos laborales

El departamento de PRL de cada empresa debe implantar un protocolo de actuación que se ajuste a las condiciones específicas del centro de trabajo. Este documento ha de tener en cuenta las personas que en él presten servicio, y recoger las medidas de prevención y el procedimiento a poner en marcha en este tipo de situaciones particulares.

El plan tiene que reflejar los responsables de la gestión de estas crisis, así como los objetivos generales que se persiguen. Estos pasan por reducir al máximo el impacto de los efectos de la enfermedad en la salud de la plantilla, asegurar el normal funcionamiento de la actividad profesional y estar preparados para cubrir las ausencias que se produzcan por aislamiento o incapacidad temporal.

Medidas generales de prevención

Lo primero que han de hacer los responsables de prevención de riesgos laborales es informar al equipo de trabajo y proporcionarle la formación adecuada. En este sentido, las medidas generales más comunes que se toman para evitar contagios son las siguientes:

  • Extremar la limpieza y el orden en el centro de trabajo.
  • Cada equipo solo lo ha de utilizar la persona titular del puesto; estos deben ser desinfectados tras su uso con soluciones hidroalcohólicas.
  • Usar guantes desechables si se trabaja con dinero efectivo.
  • Respetar la distancia social de seguridad.
  • Fomentar las videoconferencias y el teletrabajo en la medida de lo posible.
  • Limitar desplazamientos y reuniones presenciales.

Procedimiento básico de actuación ante casos de contagio

En el caso de que un trabajador presente síntomas de haberse contagiado, como fiebre superior a 37 grados, tos y dificultad para respirar, el procedimiento básico de actuación ha de contemplar los dos escenarios posibles. Si se ha producido en el domicilio:

  • El afectado está obligado a contactar con los servicios de salud de su comunidad y seguir las instrucciones pertinentes.
  • La empresa ha de garantizar un canal de comunicación con el trabajador aislado.
  • Los responsables de la gestión del protocolo han de seguir las pautas de actuación establecidas por el Ministerio de Sanidad con las personas que hayan estado en contacto con el trabajador infectado.

Y si ha tenido lugar en el centro de trabajo:

  • El enfermo debe comunicar la situación al responsable del protocolo nada más notar los primeros síntomas compatibles con la COVID-19.
  • En caso de confirmarse el positivo, el trabajador deberá cumplir con el aislamiento domiciliario indicado para estos casos.
  • La empresa informará de lo sucedido a los compañeros en contacto estrecho, que deberán someterse a tests virológicos para descartar contagios.
  • Se seguirán las mismas pautas marcadas por Sanidad en materia de desinfección, limpieza y procedimientos de actuación.

Permiso por COVID-19

Es importante que conozcas la existencia del permiso por COVID-19, que el Consejo de Ministros aprobó a través del Real Decreto 10/2020 el pasado mes de marzo de 2020 y que en los últimos meses ha ido registrando algunas actualizaciones.

Se trata de un permiso laboral retribuido y recuperable de carácter obligatorio al que se pueden acoger trabajadores por cuenta ajena que no presten servicios esenciales. Las excepciones también implican a quienes estén de baja temporal, en ERTE o quienes puedan desempeñar su actividad de forma no presencial.

Durante el disfrute de este permiso, al que tendrán derecho también quienes tengan que cumplir con un deber inexcusable de carácter personal (como el cuidado de menores a su cargo afectados por el virus), se respetará la retribución que hubiera correspondido al trabajador de haber continuado con su actividad.

Las horas de trabajo no realizadas tendrán que ser recuperadas, en el tiempo y modo que hayan sido pactados previamente con la empresa. En ningún caso se podrá aplicar a este permiso por COVID-19 los días de vacaciones pendientes de disfrutar o cualquier otro tipo de permiso.

Baja por COVID-19

Debes saber, asimismo, que el contagio por coronavirus también está contemplado como contingencia para poder solicitar la incapacidad temporal. La tramitación de la baja por COVID-19, como ocurre con cualquier otro proceso, tienes que llevarla a cabo solicitando al Servicio Público de Salud la formulación del correspondiente parte médico que refleje tal situación.

Dicha baja laboral será concedida si se da el caso de que el profesional que haya efectuado el debido reconocimiento considera que has de pasar un periodo de aislamiento o cuarentena, conforme está establecido en la estrategia de detección precoz, vigilancia y control del Ministerio de Sanidad.

La duración será de 7 días si eres asintomático o presentas un cuadro leve. Si padeces inmunosupresión o enfermedad grave, este plazo se extenderá hasta los 21 días. Los contactos estrechos que no estén vacunados tendrán que aislarse 7 días, siempre y cuando en ese plazo no presenten síntomas. Los que cuentan con la pauta completa no tendrán que hacer cuarentena, salvo que padezcan inmunosupresión.

Una vez tengas en tu poder las dos copias del parte de baja que te serán entregadas, tienes tres días para hacerlo llegar a tu empresa a partir de la fecha de expedición. El de alta, por su parte, le será enviado dentro de las 24 horas siguientes a su expedición.

La duración de la baja por COVID-19 será entre 5 y 30 días naturales. El primer parte médico de baja no podrá ser expedido por más de 7 días y los sucesivos partes no podrán ser emitidos con una diferencia de más de 14 días naturales entre sí.

¿Eres el encargado de gestionar la prevención de riesgos laborales en tu compañía? ¿Estás interesando en trabajar en este sector profesional? En cualquiera de los casos necesitarás una formación adecuada. En IMF Business School podemos ofrecerte lo que necesitas: nuestro Máster Universitario en Prevención de Riesgos Laborales y Compliance Officer, un título oficial que te permitirá certificarte en las tres especialidades de PRL.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Smart Education pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 125.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Prevención de riesgos laborales y permiso retribuido por COVID-19

La prevención de riesgos laborales contempla los escenarios más comunes y da respuesta a las dudas que durante la pandemia pueden surgir.