Amazon
InicioEspecial PRLLuxaciones y esguinces: buenas prácticas en el trabajo
esguinces-luxaciones-buenas-practicas-trabajo Luxaciones y esguinces: buenas prácticas en el trabajo

Luxaciones y esguinces: buenas prácticas en el trabajo

Gran cantidad de las bajas laborales que se registran a lo largo del año suelen estar relacionadas con accidentes que conducen a esguinces y luxaciones. Ambos son traumatismos articulares ya que afectan a las articulaciones. Por ello, es importante que las empresas conozcan buenas prácticas para la prevención de estas lesiones.

Una articulación, como sabemos, es el punto donde los huesos se unen, pueden ser articulaciones fijas como las de nuestro cráneo, articulaciones semimóviles como, por ejemplo, las de la columna, y móviles como las de las extremidades.

Pueden tener lugar en cualquier parte del cuerpo donde existan articulaciones: hombro, espalda, cuello, codo, rodilla, dedos, tobillo y cadera.

¿Qué es un esguince?

Esguince es la separación momentánea de las superficies articulares, que producen la distensión de los ligamentos.

Síntomas de un esguince

Se caracterizan por:

  • Dolor intenso.
  • Inflamación de la zona.
  • Impotencia funcional más o menos manifiesta; imposibilidad de realizar movimientos habituales de esa articulación.

Tratamiento de un esguince

  • El tratamiento de un esguince consiste en:
  • Inmovilizar la articulación afectada mediante un vendaje compresivo.
  • Elevar el miembro afectado y mantenerlo en reposo.
  • Aplicar frío local.
  • Valoración de la lesión por personal facultativo.

¿Qué es una luxación?

La luxación consiste en la separación permanente de las superficies articulares.

Síntomas de una luxación

Sus síntomas son:

  • Dolor muy agudo.
  • Deformidad (comparar con el miembro sano), debida a la pérdida de las relaciones normales de la articulación.
  • Impotencia funcional muy manifiesta.

Tratamiento de una luxación

El tratamiento de una luxación consiste en:

  • Inmovilizar la articulación afectada tal y como se encuentre.
  • No reducir la luxación.Traslado a un centro sanitario para su reducción y tratamiento definitivo por personal facultativo.

¿Cuál es el origen de estas lesiones?

Como indica la  NTP 546 sobre primeros auxilios: fracturas, luxaciones y esguinces , ambas lesiones aparecen en la mayoría de los casos cuando sobrepasamos el límite máximo del movimiento de la articulación.

Y, ¿cuándo sucede esto?

Nuestras articulaciones pueden verse afectadas cuando sufrimos accidentes debido a caídas, resbalones, tropiezos, torceduras, golpes, etc.

Así, por ejemplo, es muy común que tras un accidente de tráfico en el que nos han dado un golpe por detrás suframos un esguince cervical como consecuencia del movimiento brusco hacia adelante o hacía atrás que sufre nuestro cuello, por ello, es importante colocar el reposacabezas a la altura adecuada.

Pero en estos casos no solo se ve afectado nuestro cuello, también puede sufrir daño nuestra columna.

Una torcedura de pie suele ser el origen de un esguince o luxación.

Un resbalón puede causar una luxación de cadera o de rodilla, por ejemplo.

Nuestro codo puede luxarse tras una caída en la que apoyamos la mano para evitar el golpe, sometiéndola a un gran impacto.

Todos estos accidentes pueden tener lugar tanto en el ambiente laboral como en el ambiente social y doméstico.

¿Qué medidas preventivas podemos adoptar?

Existen medidas preventivas individuales y organizacionales.

A nivel individual podemos prevenir la aparición de esguinces y luxaciones realizando calentamientos previos al iniciar cualquier actividad ya sea laboral o deportiva.

La práctica de deporte de manera periódica ayuda a fortalecer la musculatura, y resistencia de articulaciones.

Evitar las prisas y las carreras al subir y bajar escaleras o al transporte público.

Usar calzado adecuado a cada terreno y vía.

Desde el punto de vista de la organización, esta debe considerar estos riesgos en la evaluación de riesgos y establecer medidas preventivas para evitar caídas, resbalones, es decir mantener las instalaciones en condiciones de seguridad y salud adecuadas.

El trabajador debe colaborar con el empresario en mantener dichas condiciones de manera que ante cualquier situación de riesgo debe comunicarlo para que solvente cuanto antes.

Hoy en día muchas empresas, tienen planificados ejercicios de calentamiento y estiramientos para puestos de trabajo que suponga la puesta en juego de diferentes articulaciones y músculos con el fin de evitar este tipo de lesiones.

Otra medida importante es contemplar en los programas de formación la impartición sobre primeros auxilios, con el fin de que los trabajadores sepan como actuar ante accidentes de este tipo.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
e716cbb0c55a5b97c31deef8850a35e3?s=80&d=mm&r=g Luxaciones y esguinces: buenas prácticas en el trabajo
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Luxaciones y esguinces: buenas prácticas en el trabajo

Las luxaciones y los esguinces son traumatismos articulares que pueden afectar en gran medida nuestro desempeño en el trabajo.