Amazon

Llámanos
+34 913 645 157

Blog prevencion IMF
InicioEspecial PRL7 tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos
tipos-de-prevencion-riesgos-laborales 7 tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos

7 tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos

Al ahondar en los tipos de riesgos laborales, nos encontramos con cifras poco alentadoras. Así, los accidentes en el ámbito laboral y las enfermedades contraídas en el trabajo se cobran cada día la vida de 7500 personas en todo el planeta.

Estos incidentes no solo afectan al trabajador, sino que también pueden salpicar a la familia y a la empresa, de tal forma que se pone en riesgo la economía. Con esta información sobre la mesa, te desgranamos las principales clases de peligros en el seno del trabajo.

Conoce los 7 tipos de riesgos laborales

La era digital plantea problemas que todavía quedan por solventar en la prevención de riesgos laborales. En este sentido, te toparás con un entorno laboral cambiante, que obliga a plantear nuevas medidas de prevención diseñadas para atajar las nuevas formas de siniestralidad.

Así, si profundizas en la clasificación de los riesgos en el trabajo, tendrás más herramientas para saber cómo prevenirlos.

¿Te imaginas la vida hoy sin conexión a Internet? Esta pregunta es clave para conocer el nuevo panorama y hallar soluciones. De esta manera, a los accidentes de tráfico, los riesgos que se producen en el seno de la industria o las precipitaciones desde grandes alturas se suma un nuevo enemigo en el ámbito laboral: el exceso de trabajo.

Abordemos, pues, los diversos tipos de riesgos laborales. Te ayudarán a emprender acciones para que los empleados puedan estar protegidos ante situaciones de peligro.

Riesgos de naturaleza física

Si te paras a pensar, uno de los principales riesgos reside en el ruido. Este se caracteriza por una sensación auditiva que resulta desagradable. Si es ruido es muy fuerte, el trabajador puede perder la capacidad de audición.

Otro riesgo de esta índole son las vibraciones. Estas, generadas por cualquier tipo de maquinaria, pueden afectar a la columna vertebral, producir dolores de cabeza o abdominales y problemas digestivos.

La temperatura y la humedad se perfilan también como riesgos físicos, en el caso de que sean extremas: excesivamente altas o bajas.

Por último, las radiaciones ionizantes se traducen en ondas electromagnéticas que alteran el estado físico del trabajador sin percibirse en el ambiente.

Riesgos químicos

Son los que se desencadenan debido a procesos químicos o por el medio ambiente. La absorción, inhalación o ingestión de un producto químico puede generar alergias, asfixia o algún virus.

Riesgos de índole biológica

En este caso, la exposición a virus, hongos o bacterias puede dar lugar a la aparición de enfermedades de diversa naturaleza. Los empleados de centros sanitarios son especialmente propensos a este tipo de riesgo laboral.

Riesgos ergonómicos

Entre los principales riesgos de tipo ergonómico sobresalen las malas posturas, el levantamiento de peso de forma inadecuada o los movimientos repetitivos. Estos conducen al empleado a una serie de daños físicos molestos.

Este peligro brinda cifras especialmente altas: ocupa el 60 % de enfermedades en los puestos de trabajo y, de él, el 25 % se ocasiona por la manipulación de descargas.

Riesgos de naturaleza psicosocial

Signos como el estrés, la fatiga laboral o la monotonía nos hablan de este tipo de riesgos, que todos podemos experimentar en algún momento de nuestra vida laboral.

Riesgos de tipo mecánico

¿Sabes qué ocurre al manipular mal una herramienta? ¿Qué sucede con los trabajos en altura, los que se llevan a cabo en superficies inseguras o el empleo de equipos defectuosos? Sus consecuencias se concretan en lesiones corporales, quemaduras, cortes o cualquier clase de contusión.

Riesgos ambientales

Son imposibles de controlar, debido a que se producen como consecuencia de una catástrofe o daño por un fenómeno natural o por la acción del ser humano.

Dependiendo de su origen, se pueden clasificar en riesgos naturales, que son los acaecidos por inundaciones, lluvia o tempestad; o en riesgos antropogénicos cuyo germen está en la acción del hombre.

Cómo prevenirlos estos riesgos laborales

Para que quede más clara la necesidad de atajar estos peligros, te exponemos cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT): los días que se pierden vinculados a la seguridad y la salud representan el 4 % del PIB mundial. ¿Qué hacer para prevenir antes de lamentar o curar?

Con respecto a los riesgos físicos, debemos posibilitar al trabajador que se proteja con todas las medidas de seguridad posibles. Si te encuentras con un peligro a causa de la iluminación, lo recomendable es que vigiles el tipo de lámparas y respetes los niveles de luz adecuados.

Si el riesgo es químico puedes actuar en tres ámbitos:

  • En el foco contaminante: cambia los productos causantes del daño, el proceso productivo o delimita dicho proceso.
  • En el medio: limpia el puesto de trabajo y realiza una ventilación por dilución.
  • En el empleado: fórmalo, rota los puestos de trabajo y aíslalo de la exposición mediante equipos de protección adecuados como mascarillas y guantes.

Los riesgos biológicos se pueden evitar a través de una vacunación y, ante todo, mediante la protección del trabajador con el equipo indicado.

Para atajar los riesgos ergonómicos, te recomendamos que instes al trabajador a realizar estiramientos de los músculos y las articulaciones.

¿Qué hacer ante un riesgo psicosocial? Lo aconsejable es que mantengas un ambiente de trabajo agradable y positivo, además de brindar al trabajador 15 minutos de descanso cada 6 horas.

Los riesgos ambientales son los únicos que no podemos tener bajo control, ya que el desencadenante procede de la naturaleza o de la acción del hombre.

Un conocimiento profundo de estos riesgos te dará las claves para cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

A ello se añade la acción tanto de empresas como de gobiernos y sindicatos, cuyos esfuerzos han de ir encaminados a una protección de los trabajadores y a una mejora de sus condiciones en el puesto de trabajo.

En definitiva, si quieres atajar problemas, prevenir enfermedades y aportar seguridad a los trabajadores, el conocimiento de los tipos de riesgos laborales ha de constituir tu prioridad. Para ello, te animamos a que te lances a estudiar un Máster Oficial en Prevención de Riesgos Laborales en IMF Business School.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
logo_blogs_avatar-80x80 7 tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

7 tipos de riesgos laborales y cómo prevenirlos

Al ahondar en los tipos de riesgos laborales, nos encontramos con cifras poco alentadoras. Así, los accidentes en el ámbito laboral y las enfermedades contraídas en el trabajo se cobran cada día la vida de 7500 personas en todo el planeta. Estos incidentes no solo