Higiene Industrial: El Mercurio y las bombillas de bajo consumo

Higiene industrial

 

La higiene industrial es una de las especialidades preventivas que tiene como finalidad la prevención de enfermedades profesionales, entendiendo como tal los efectos dañinos de los contactos repetitivos que superan la capacidad de tolerancia del cuerpo humano.

Tipología de riesgos higiénicos

Los riesgos higiénicos pueden clasificarse en físicos, químicos y biológicos. En esta entrada me voy a centrar en un producto químico de gran toxicidad para la salud de trabajadores en particular y para la población en general: el mercurio

Podemos encontrar tres formas diferentes de presentación del mercurio:

  • Mercurio metálico
  • Mercurio inorgánico
  • Mercurio orgánico

Según la OMS la exposición  incluso a pequeñas cantidades de mercurio puede causar graves problemas de salud, y es peligrosa para el desarrollo intrauterino y en las primeras etapas de vida.

Además el mercurio puede ser tóxico para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, la piel y los pulmones riñones y ojos.

Debido a estos efectos negativos sobre la salud se decidió retirar de la circulación todos los termómetros que lo contenían en forma de mercurio metálico. Cuando estos termómetros se rompían el mercurio pasaba al ambiente en forma de vapor.

Otro producto bastante utilizado en décadas pasadas fue el antiséptico comercializado con el nombre de Mercromina, de un rojo intenso y que a todos los nacidos en la década de los 70, nos ponían nuestras madres en las heridas. Este producto de adquisición en farmacias contenía también mercurio por lo que entró en desuso hace tiempo.

¿Qué sucede con las bombillas de bajo consumo?

Pues ni más ni menos que contienen en su interior mercurio, lo que no se entiende que se permita su fabricación. Evidentemente manipular una bombilla no supone problema, el problema surge cuando  la bombilla se rompe y el mercurio pasa al medio ambiente, por tanto hay que tener cuidado con su manipulación e informar a la población de cómo hacerse de manera segura.

La manipulación de los restos de este tipo de bombilla debe hacerse con equipos de protección individual como guantes, nunca directamente con las manos, su eliminación debe ser en un punto limpio y no en el cubo de basura habitual.

Creo que esta información no la conoce la mayoría de la población y hoy por hoy todos tenemos en nuestras casas estas bombillas, sin darnos cuenta del riesgo que supone.

Se retiraron las bombillas incandescentes de toda la vida para proteger el medio ambiente, pero se olvidaron de proteger la salud de la población.

Hace unos meses el programa La noche temática de RTVE.es, emitió un programa muy interesante sobre la gran mentira de las bombillas de bajo consumo y los problemas de salud que pueden generar. Os dejo el enlace para que estéis informados y a partir de ahora tengáis más cuidado a la hora de manipular estas bombillas.

 

 

 

 

 

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Licenciada en farmacia, Técnico superior en prevención de riesgos laborales (3 especialidades), Tutora de cursos ohsas y auditoria de sistema de gestión de la prevención, Experta en obras y Tutora curso de coordinador de seguridad y salud Formadora en PRL en IMF Business School.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *