Inicio » Capital Humano » 3 herramientas para trabajar tu autoconocimiento

3 herramientas para trabajar tu autoconocimiento

El autoconocimiento es una de las áreas que debemos trabajar para ponernos en acción y tomar decisiones conscientemente. Tanto para los departamentos de Recursos Humanos como si estás en búsqueda activa de trabajo, es importante que leas este post, ya que te va a ayudar a entender cómo está unido a la consecución de nuestros objetivos.

Autoconocimiento para la acción

Lamentarse de que no encuentras talento o de que llevas muchos CV’s lanzados y no encuentras trabajo, no sirve de nada si no has hecho una estrategia teniendo en cuenta cómo debes llevar a cabo este proyecto. El autoconocimiento está al inicio de todo este camino, porque te va a permitir tener claros muchos aspectos que, de otra forma, quedarían ciegos. Posiblemente no llegaras o te costara más, llegar a donde quieres.

Conocerte a ti mismo, es la puerta para entenderte, para saber cómo eres, qué quieres, qué valoras, qué no quieres cerca y eso conlleva hacer un trabajo para verte por dentro y llegar a reconocer lo que piensas, lo que expresas y te ayuda a ver cómo quieres llegar a ser. Tanto como organización como persona, ya que. para las organizaciones, es una herramienta buenísima para reconocer propósito, misión, visión y valores.

En la mayoría de los casos, el autoconocimiento no se ha trabajado por falta de conocimiento. Parece algo que necesitamos hacer solo para indagar haciendo un trabajo de introspección por gusto. Nada más lejos de la realidad, se trata de un proceso que sirve para relacionarnos mejor, para tener relaciones de más calidad. Y eso también cuenta en las organizaciones. Cuánta más calidad en la relación de tu equipo, más productividad, más facilidad para llegar a tus objetivos.

¿Cómo hacer para autonococernos?

Las crisis, o los momentos como el que estamos viviendo son un perfecto parón para hacer autoconocimiento. Porque en etapas así, es cuando resurgimos de situaciones que no éramos conscientes que nos estaban haciendo daño o que no nos hacían avanzar. De las crisis suelen salir grandes decisiones tras trabajos de autoconocimiento.

Preguntas

Las preguntas son la vía más poderosa para llegar a trabajar el autoconocimiento. A través de ellas, indagamos, llegamos a reflexionar sobre nuestra vida, sobre nosotros mismos. Debemos aprender a dialogar con nosotros mismos, porque no siempre nos decimos la verdad o sabemos encontrar la realidad y nos decimos cosas que distan mucho de lo que sí es. Tanto sea por que llegamos a algo más negativo de lo que en realidad hay o porque no somos capaces de encontrar la parte a trabajar.

Hacerse preguntas es algo de valientes, porque implica muchas veces darse cuenta de cosas que quizás estamos haciendo mal y debemos modificar. Eso requiere trabajo y esfuerzo y no siempre se tiene la motivación o la valentía. Ahí la zona de confort trabaja a gusto. Salir de ahí implica reflexionar, implica salir de la automatización y ser consciente de todo aquello que hacemos, decimos y pensamos.

Ejemplos de preguntas para trabajar el autoconocimiento: ¿Estoy haciendo lo que me gusta? ¿Qué valores me definen? ¿De qué me siento más orgulloso? ¿Qué me da miedo? ¿Qué es lo que menos me gusta de mí?

Ventana de Johari

Se trata de una gran herramienta para trabajar el autoconocimiento. Es un cuadrado, dividido en 4 más dentro. El que está en la parte izquierda superior es el área pública, donde has de indicar aquello que tú conoces de ti mismo y también lo conocen los demás. La parte superior derecha es la parte ciega, la que yo desconozco de mí y los demás sí conocen. La parte inferior izquierda, es el área oculta, es la que yo conozco de mí, pero no los demás. Y la que está en la parte inferior derecha es la parte desconocida, la que ni yo ni los demás conocemos.

Hay que trabajar de manera que seamos honestos tratando de encontrar cómo procesamos la información desde nuestro punto de vista y del de los demás, que nos van a dar mucha luz.

DAFO

Se trata de otra herramienta para trabajar el autoconocimiento, desde el que analizamos 4 áreas. Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. La idea es poder encontrar las respuestas a cuáles son esas 4 facetas, tanto de nosotros mismos como de la organización, lo que queremos trabajar.

Debilidades para detectar aquellos factores que nos pueden estar limitando, que no son nuestra especialidad, que nos frenan o que nos cuesta más. Las amenazas vienen de fuera, aquellos factores con lo que deberíamos contar para avanzar pero que no dependen de nosotros. Las fortalezas son como la misma palabra indica, nuestro fuerte, aquello que nos hace destacar, lo que nos hace brillar. Las oportunidades serían los factores positivos por explorar, aquello que es un posible reto que nos haga crecer.

Es un recurso muy eficiente que nos aporta mucho conocimiento sobre nosotros mismos, sobre las áreas que debemos tener en cuenta para mejorar y potenciar.

Hay muchas maneras de trabajar el autoconocimiento, pero, en cualquier caso, aquí tienes 3 herramientas para ponerte en marcha. Te permitirán entender si estás haciendo buen camino para conseguir tus objetivos y para que las relaciones con tu equipo o tu alrededor sean buenas.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Especialista en Employer Branding y asesora de Gestión del Talento en las empresas. Apasionada de la comunicación, las personas y cómo potenciar sus habilidades. Su objetivo es conectar a las personas en su entorno de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


3 herramientas para trabajar tu autoconocimiento