Inicio » Los expertos analizan » Empresas expertos analizan » El Empresario puede leer los “Chats” privados de los empleados

El Empresario puede leer los “Chats” privados de los empleados

El Tribunal Constitucional sigue perfilando su doctrina sobre el acceso por parte del empresario a información privada derivada del uso de los ordenadores de la empresa por parte de sus empleados.En una sentencia, la Sala concluye que no va contra el derecho a la intimidad ni al secreto de las comunicaciones acceder a conversaciones de chat entre empleados si éstas se produjeron en un ordenador de uso común en el que, además, estaba prohibido instalar programas de mensajería instantánea. El fallo, cuenta, sin embargo, con un voto particular que disiente del criterio general.

Se trata del caso de una empresa que, según el recurso planteado por una empleada, habría vulnerado los derechos a la intimidad personal y al secreto de las comunicaciones por acceder a los ficheros informáticos en que quedaban registradas las conversaciones mantenidas entre ella y otra trabajadora a través de un programa tipo messenger, instalado por ellas mismas en un ordenador de uso común y sin clave de acceso.

El debate se centra en si tales conversaciones, de carácter íntimo y en las que se criticaba a miembros de la empresa y clientes, deben estar protegidas o no por el secreto de las comunicaciones, teniendo en cuenta que, además, el uso e instalación de este tipo de programas no estaba permitido.

La recurrente considera que no concurrían las exigencias de necesidad, idoneidad y proporcionalidad de la medida para salvaguardar el interés empresarial de vigilar y controlar la actividad laboral. Al contrario, el Ministerio Fiscal asegura que no debe concederse el amparo, dado que la demandante y la otra trabajadora fueron las que, por decisión propia, posibilitaron las conversaciones, cuyo contenido no fue objeto de publicidad por la empresa, y pudieron leerse por cualquier otro usuario del ordenador. En definitiva, la lectura por parte de sus superiores jerárquicos no comportaría “lesión de su derecho a la intimidad”.

Para el Constitucional, el uso común del ordenador “permite afirmar su incompatibilidad con los usos personales y reconocer que, en este caso, la pretensión de secreto carece de cobertura constitucional, al faltar las condiciones necesarias para su preservación”.

Fuente: Tribunal Constitucional

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Tutora y docente de postgrado de Recursos Humanos en IMF Business School. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología en la especialidad en sociolaborales. Actualmente dirige su propia consultoría de gestión y aprendizaje en Recursos Humanos y Laboral.

Últimos posts de Marta Martínez (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


El Empresario puede leer los 'Chats' privados de los empleados