Envejecimiento de la población y la pensión jubilación

Esta semana ha saltado la noticia en los medios de comunicación,  el descenso de la natalidad y el envejecimiento poblacional provocarían que en 2017 en España hubiera más defunciones que nacimientos.

España perdería 2,6 millones de habitantes, un 5,6%, en los próximos 10 años. De esta forma, la población se reduciría a 44,1 millones en el año 2023. La pérdida de población se concentrará en el tramo de edad entre 20 y 49 años, que se reducirá en 4,7 millones de personas en la próxima década (un 22,7%). La tasa de dependencia, es decir, el cociente entre la población menor de 16 años o mayor de 64 y la de 16 a 64 años, se elevaría en más de nueve puntos, desde el 51,0 actual hasta el 59,2% en 2023, según datos del Instituto Nacional de Estadística.
Ante este panorama, cómo vamos a poder conservar el sistema de previsión social, cómo garantizar las pensiones de jubilación,, puesto que nuestro sistema de pensiones sólo podrá resultar estable a largo plazo si se mantiene la suficiente base de cotizantes.

España,  emprendió en 2013 un incremento paulatino de la edad de jubilación con el objetivo de que en 2027 se sitúe en 67 años. El aumento colocará a los españoles entre los europeos que más tarde dejarán el mercado laboral, solo superados por los griegos, que lo harán a los 67, franceses (entre 62 y 67), italianos (66 años y 11 meses), holandeses (66 años y 8 meses), polacos (67), finlandeses (entre 63 y 68 años) y suecos (entre 61 y 67 años).

La OCDE recomienda que hay que trasladar mejor el mensaje de que trabajar más tiempo y contribuir más es el único camino para conseguir un ingreso decente en la jubilación”, ha explicado. En este sentido, ese organismo avala que el aumento de la edad efectiva de jubilación puede “ayudar” a los desafíos que se plantean, si bien pide “más esfuerzos” para ayudar a los trabajadores de más edad a encontrar y conservar empleos. Es decir, que las soluciones para salvar el sistema de pensiones no son compatibles con la discriminación por edad.

España tiene que cambiar mucho para que no se discrimine en el empleo por razón de edad , actualmente existe una generación de desempleados mayores de 40 años que, a pesar de tener una dilatada experiencia a sus espaldas, ganas de trabajar y, normalmente, capacidad de gestión y de trabajo en equipo, están siendo denostados laboralmente.
¿Te ha gustado este post? ¿Quieres recibir antes que nadie todos nuestros artículos sobre Recursos Humanos? Suscríbete a nuestro blog en menos de 1 minuto en la barra lateral derecha y síguenos en Facebook y Twitter

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Marta Martínez
Tutora y docente de postgrado de Recursos Humanos en IMF Business School. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología en la especialidad en sociolaborales. Actualmente dirige su propia consultoría de gestión y aprendizaje en Recursos Humanos y Laboral.
Marta Martínez

Últimos posts de Marta Martínez (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *