Amazon

HUMANIZAR LA EMPRESA

La empresa tiene una cultura y unos procesos que son más compatibles con las personas que se relaciona, que con los objetos. Durante siglos,  hemos estado creando intencionalmente empresas que son como máquinas – departamentos rígidos, políticas y procesos detallados, roles estrictos, responsabilidades inalterables, planes estratégicos minuciosamente estudiados y analizados, trato artificial, etc. Estos eran nuestros esfuerzos para dirigir y controlar nuestras empresas de manera mecánica.

Actualmente, las empresas se han embarcado hacia iniciativas que buscan estimular el talento y el “potencial humano” y crear empresas donde la gente sea el núcleo, el motor. Por ello, es más necesario que nunca establecer las claves necesarias para que la empresa se humanice o mejor dicho sea humanitaria. Porque como establece Tim Leberecht,, director de marketing, humano describe lo que somos, mientras que humanista significa lo que queremos ser. Un negocio siempre es humano, pero se convierte en humanista cuando busca un propósito que va más allá de sus propias necesidades, como es mejorar la condición y vida humana”,Leberecht describe cinco claves necesarias para que cualquier organización pueda llegar a tal objetivo:

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otro. Esto requiere un conocimiento y una comprensión más profunda de los sueños, deseos y ambiciones, tanto de empleados como de clientes. Una investigación del The New York Times concluyó que cuando las empresas crean un vínculo mediante la comprensión de su vida cotidiana con sus empleados, socios y clientes, incrementan fuertemente su productividad.
Crear cultura ,El biólogo Mark Pagel sostiene que nuestro éxito como individuos está ligado a una mente social. “Se trata de comunidades basadas en la confianza, costumbres familiares, tradiciones y valores compartidos. La cultura es la clave para la colaboración, por lo que es un activo fundamental para cualquier empresa”.
La moral, Leberecht explica que las empresas deben actuar según los principios morales; saber diferenciar entre lo bueno y lo malo, correcto e incorrecto. “Debemos exponer todos nuestros comportamientos, la integridad es la única posición sostenible en los negocios de hoy”, dice. Además, es el elemento que genera mayor confianza, tanto dentro como fuera de la empresa.
La creatividad en la empresa tiene que ver con el “cambio constante”, elemento que según las últimas investigaciones se repite en todas las empresas exitosas.
La aspiración, “El requisito previo es la de aspiración es la imaginación, y su producto inmediato es la esperanza”, dice Leberecht. Sólo una organización con imaginación, tanto individual como colectiva, puede vislumbrar un futuro más grande y brillante. Y por tanto, proporcionar un sentido de esperanza que el futuro será mejor y deben luchar por ello.

La productividad depende de la entrega, compromiso, esfuerzo y confianza que hemos generado con el empleado. La innovación en la organización depende del clima organizativo y de las estrategias de empowerment que se hayan diseñado para mejorar la profesionalidad de los profesionales.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
IMF_tutor_rrhh_mmartinez.png-150x150 HUMANIZAR LA EMPRESA
Tutora y docente de postgrado de Recursos Humanos en IMF Business School. Licenciada en Ciencias Políticas y Sociología en la especialidad en sociolaborales. Actualmente dirige su propia consultoría de gestión y aprendizaje en Recursos Humanos y Laboral.
IMF_tutor_rrhh_mmartinez.png-150x150 HUMANIZAR LA EMPRESA

Últimos posts de Marta Martínez (ver todo)

Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

HUMANIZAR LA EMPRESA

La empresa tiene una cultura y unos procesos que son más compatibles con las personas que se relaciona, que con los objetos. Durante siglos,  hemos estado creando intencionalmente empresas que son como máquinas – departamentos rígidos, políticas y procesos detallados, roles estrictos, responsabilidades inalterables, planes