Inicio » Informatica » Lenguajes » JSON y XML: las principales diferencias en lenguajes de programación

JSON y XML: las principales diferencias en lenguajes de programación

Principales diferencias de los lenguajes de programación JSON y XML ¿Cómo se entienden las máquinas entre sí? Contar con protocolos específicos para el intercambio de datos es fundamental para que se pueda producir el proceso con todas las garantías de éxito, sea cual sea el lenguaje de programación en el que se base el software empleado o el sistema operativo que use cada ordenador para funcionar. XML y JSON son dos de los más conocidos. Por lo tanto, es indispensable que conozcas sus características básicas y principales diferencias de cara a elegir el más adecuado en cada caso.

¿Qué es el XML?

Se trata de un estándar que se creó con el objetivo principal de poder adecuar el uso del  anterior lenguaje SGML a la web. Hoy en día, es uno de los más usados por aquellos que se dedican a la gestión de proyectos empresariales.

Una de las claves para el éxito de este formato es que su estándar se basa en texto, con el objetivo de ofrecer una representación adecuada de todo tipo de información estructurada, por ejemplo, en datos o documentos.

También es necesario tener presente que el XML tiene un funcionamiento mucho más riguroso que el HTML anterior. Esencialmente, esto se debe a que es obligatorio que todas las etiquetas se cierren, lo que también resulta positivo porque reduce las posibilidades de error. Además, las herramientas que se usan para procesar estas informaciones también darán error si hay algún problema

El XML se basa en el uso de etiquetas. Estas pueden ser vacíos o tener contenido y otros elementos. Siempre se encuentran entre <> y se cierran con </>. En este estándar también se encuentran atributos, una herramienta muy eficaz para añadir propiedades a un elemento. Existe la posibilidad de que las etiquetas tengan uno o más de uno para complementar su valor.

Además, también merece la pena resaltar que la w3c ha recomendado el uso de documentos XSD para definir todos los elementos que puedes encontrar en un determinado XML. De esta manera, es posible definir todos los atributos y etiquetas que forman parte de un documento de este tipo. Por lo tanto, tendrás la posibilidad de saber qué te va a devolver un determinado servicio web.

Entre las ventajas de este protocolo destacan su formato estructurado y mucho más fácil de comprender por la máquina. Además, su uso te facilita la definición de estructuras complejas que pueden reutilizarse. En cambio, hay que tener en cuenta sus desventajas principales, que pueden afectar a su eficiencia:

  • Se trata de un formato muy complicado de trabajar por las personas.
  • Es muy estricto, por lo que necesita un tiempo prolongado de procesamiento.
  • Tener un simple error con el namespace ya es suficiente para invalidar todo el documento.

Estas desventajas condicionan en buena parte el uso actual de este protocolo para intercambio de datos entre máquinas diferentes.

Claves del uso de JSON

Las características de JSON

Las siglas JSON se corresponden con JavaScript Object Notation, un formato novedoso de intercambio de información que es igual de eficaz que el anterior para ayudar al intercambio de datos entre máquinas, pero ofrece otras ventajas. La más importante de ellas es que presenta la información de una manera más legible para las personas. Se basa en un subconjunto concreto del lenguaje de programación JavaScript.

El protocolo JSON no se basa en etiquetas, sino en la aplicación de una serie de pares de nombre y valor e, incluso, por una lista de valores en orden. Esta estructura encaja en buena parte con muchos de los lenguajes de programación que existen en la actualidad.

A nivel estructural, este protocolo de intercambio de datos se distingue por el uso de llaves. Además, cada nombre que se incluye en el formato va seguido de dos puntos. Si te fijas en elementos de la misma rama del árbol, te encontrarás con que todos están separados por una coma.

Entre las ventajas de JSON destacamos de manera especial que se trata de un formato muy simple y que trabaja con una velocidad de procesamiento alta. Además, asume sin problemas el trabajo con archivos de menor tamaño. De todos modos, también hay que destacar que su estructura es difícil de interpretar a simple vista.

Este formato de intercambio de datos se usa, sobre todo, en los servicios web REST. También hay que tener en cuenta que está cogiendo terreno al XML por su gran eficacia.

Diferencias entre JSON y XML

Un análisis a simple vista de ambos protocolos nos puede hacer entender que XML se aplica, sobre todo, a la comunicación entre servidores y aplicaciones. Esto se debe esencialmente a que tiene la capacidad de crear mensajes más complejos que, además, pueden ser validados sin problemas.

En cambio, JSON es un formato más sencillo que el anterior, que también es más fácil de procesar. Por lo tanto, es la solución más idónea para aquellos dispositivos que no requieren de grandes procesos. Un buen ejemplo de ello son los teléfonos móviles que, además, se ven beneficiados por un menor consumo de datos y batería.

Finalmente, es resaltable que ambos formatos son un recurso muy habitual para el trabajo en entornos de integración. En estos, los datos deben transmitirse de una aplicación a otra, como en el caso de los SOAP. Por lo tanto, las diferencias en la construcción de servicios web entre ambos protocolos quedan mucho más difusas.

En definitiva, estos dos protocolos de intercambio de datos se usan habitualmente a la hora de establecer comunicación entre máquinas. Pese a ello, sus características propias hacen que tengan usos muy diferentes dependiendo de la información a transmitir y de la facilidad para el usuario de iniciar el proceso. Por lo tanto, es importante conocer bien las características de cada uno de ellos para poder decidir el más adecuado en cada proceso de datos.

Si quieres saber más sobre JSON y XML y la aplicación de ambos formatos de intercambio de datos, ten en cuenta que en IMF Business School contamos con formación especializada, como el Master de Big Data Online o Presencial. Contacta con nosotros para que te demos toda la información sobre nuestra oferta formativa.

EL lenguaje R en la estadística del Big Data

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


JSON y XML: las principales diferencias en lenguajes de programación

El formatoXML existe desde hace tiempo, así que hay mucho software desarrollado para él. Descubre la diferencia de JSON y XML en este post. ✅