Amazon

Llámanos
+34 913 645 157

Widget Image
InicioConsejos Empleo y PrácticasYa has encontrado tu oportunidad… ¿y ahora, qué? Primeros consejos para la incorporación a una organización

Ya has encontrado tu oportunidad… ¿y ahora, qué? Primeros consejos para la incorporación a una organización

309038RKNRGB1-300x221 Ya has encontrado tu oportunidad… ¿y ahora, qué? Primeros consejos para la incorporación a una organizaciónCon este texto inauguramos hoy una serie de artículos dedicados a empleo y prácticas. El equipo de expertos de IMF quiere transmitir a sus alumnos y a todos los lectores del blog sus consejos sobre el mundo laboral, basados en una amplia experiencia profesional y formativa. En esta ocasión, vamos a abordar aquellos aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de enfrentarse a una primera experiencia como personal en prácticas en una empresa.

Una vez que has encontrado tu oportunidad y que te incorporas a un puesto de prácticas es fundamental que seas consciente de que tu desempeño será valorado en cada momento por tu responsable y por tus compañeros, y de que lo más importante es tener en cuenta los valores que transmitas y aportes todos los días al equipo de trabajo: confianza, responsabilidad, respeto, implicación, ganas de trabajar, compañerismo, humildad, motivación… Todo ello influirá en una valoración positiva, que se puede traducir en:

• Tu continuidad o no en la empresa, ya sea a corto o medio plazo.
• La recomendación de la empresa a conocidos de otras empresas.
• Una carta de recomendación para que la utilices en tu búsqueda de empleo posterior.

Ten en cuenta que las prácticas son hoy en día una fuente de reclutamiento importantísima y, por tanto, debes tomarlas como lo que son, una oportunidad para darte a conocer profesionalmente.

Para ello, será fundamental que trabajes y te integres en el equipo como uno más, que colabores, que te impliques en las tareas y en los objetivos del departamento para que, una vez finalicen las prácticas, tengan interés en seguir contando contigo.

Estos son algunos consejos para la incorporación a tener en cuenta no solo en las prácticas, sino a lo largo de toda tu vida laboral:

1. Muestra interés por aprender, preguntando y tomando nota de todo lo nuevo. Lleva desde el primer día un cuaderno para anotar:

a) En una hoja, las tareas que te encarguen, donde podrás tachar las que vayas completando.

La lista tiene que estar siempre actualizada para controlar lo que está hecho y lo que falta por hacer. Apunta absolutamente todo, hasta lo más sencillo que tengas previsto hacer en los próximos minutos. No confíes en tu memoria porque, en una oficina, una simple llamada o un comentario de un compañero te puede despistar.
Cuando te asignen las tareas, pregunta cómo tienes que priorizarlas. Y respeta siempre el orden. Normalmente se tiende a hacer primero lo más fácil o lo que consideramos que implica poco tiempo. Es un error, nuestro responsable tendrá que enseñarnos a priorizar adecuadamente, según su criterio, qué tareas hay que hacer en el día, cuáles se pueden terminar al día siguiente, cuáles son para hacer a lo largo de la semana, etc.
Antes de irte, todos los días, envía un correo a tu responsable indicando las tareas realizadas ese día y lo que tienes planificado para el día siguiente. Así podrá valorar si es adecuado o hay otras más importantes o urgentes.
Si algo es urgente para ese día, tendrás que terminarlo. Si crees que no te va a dar tiempo o si te tienes que ir por un motivo personal, deberás avisar a tu responsable para que vea cómo organizaros, solicitar ayuda, etc.
Nunca te vayas sin comunicar de viva voz a tu responsable que algo importante o urgente queda pendiente por hacer.

b) En otra hoja, los procedimientos, rutas de trabajo, consejos para ejecutar las tareas, etc.

Nunca tengas miedo a preguntar mil veces algo que no hayas entendido, pero que no sea porque en su momento no tomaste nota de lo que debías. Recibirás mucha información y muchos estímulos a la vez y la cabeza no va a recordarlo todo, utiliza tu cuaderno y toma notas constantemente.

2. Muestra interés por el equipo, por tus compañeros. Antes de irte, pregunta a las personas con las que trabajes si necesitan algo más por tu parte. Es fundamental que ellos sientan que estarás cuando te necesiten.

La próxima semana completaremos esta serie de consejos analizando aquellos aspectos que las empresas suelen valorar más en las personas que se incorporan para formarse con ellos.

Raquel Rodríguez

Departamento Alumni y Desarrollo Profesional

The following two tabs change content below.
309038RKNRGB1-300x221 Ya has encontrado tu oportunidad… ¿y ahora, qué? Primeros consejos para la incorporación a una organización

Raquel Rodríguez

Licenciada en Pedagogía, especializada en el ámbito laboral. Más de 8 años de experiencia como Consultora de formación y Orientadora Laboral. En la actualidad es responsable Dpto. Alumni y Desarrollo Profesional en Grupo IMF.

Deja un comentario

uno + 6 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Ya has encontrado tu oportunidad… ¿y ahora, qué? Primeros consejos para la incorporación a una organización

Con este texto inauguramos hoy una serie de artículos dedicados a empleo y prácticas. El equipo de expertos de IMF quiere transmitir a sus alumnos y a todos los lectores del blog sus consejos sobre el mundo laboral, basados en una amplia experiencia profesional y