Conceptos básicos sobre el arbitraje

Pese a no ser un concepto complejo, el concepto de arbitraje sigue generando dudas. Vamos a intentar resolverlas de forma clara.

¿Qué es el arbitraje?

Es un proceso que resuelve una cuestión litigiosa entre dos o más partes sin recurrir a la jurisdicción ordinaria. Se regula por la vigente Ley 60/2003, de 23 de diciembre de arbitraje. Este proceso está compuesto por un árbitro o tribunal de árbitros, nombrados por las partes de mutuo acuerdo (convenio bilateral) que tiene que dictar una decisión sobre la controversia, laudo arbitral, que es obligatoria para las partes. En definitiva, el arbitraje es un proceso de resolución de conflictos en el que la voluntad de las partes se somete a un tercero llamado árbitro. El objeto del arbitraje son aquellas controversias de “libre disposición conforme derecho”.

Características

1.-El arbitraje es un proceso de mutuo acuerdo.

2.-El convenio arbitral deberá expresar la voluntad de las partes de someter todas a algunas de las controversias a arbitraje. Deberá constar por escrito, firmado por las partes.

3-Las partes eligen libremente al árbitro/s, siempre que sea impar. A falta de acuerdo se designará sólo a un árbitro.

4-El arbitraje se basa en los principios de igualdad, audiencia y contradicción.

5-Las partes del arbitraje están obligadas a guardar la confidencialidad de la existencia del arbitraje, las informaciones realizadas en el proceso y el laudo.

6.-El laudo arbitral es ejecutable, produce efecto de cosa juzgada y es definitivo. Contra dicho laudo definitivo sólo podría intentar que éste fuera anulado en un tribunal por un juez en los términos que la ley prevea.

Lugar del arbitraje

Según el artículo 26 “las partes podrán determinar libremente el lugar del arbitraje. A falta de acuerdo, lo determinarán los árbitros, atendidas las circunstancias del caso y la conveniencia de las partes”. Previa consulta incluso podrían reunirse en cualquier lugar que estimen apropiado para cualquier parte del proceso como oír a los testigos, a los peritos o a las partes, o para examinar o reconocer objetos, documentos o personas. De igual modo, los árbitros podrán celebrar deliberaciones en cualquier lugar apropiado.

Ventajas

Rapidez: El proceso arbitral es un proceso muy ágil y rápido. Salvo pacto contrario entre las partes, los árbitros deberán dictar un laudo en un plazo de seis meses tras la contestación a la demanda.

Confidencialidad: Todos los procesos arbitrales son confidenciales.

Economía: El proceso arbitral es más económico para las partes que el proceso de la jurisdicción ordinaria y se posee un conocimiento anticipado de los costos.

Especialización y neutralidad de los árbitros: Los árbitros suelen ser profesionales especialistas en las materias objeto de los litigios que actúan con plena independencia e imparcialidad.

En el master de Comercio Internacional profundizamos en este tema.

Jesús RubioJesús Rubio, tutor del Master en Comercio Internacional de EIPE Business School.

 

The following two tabs change content below.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Smart Education pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 150.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *