Amazon
InicioConsejosCómo volver al trabajo tras las vacaciones y evitar el síndrome postvacacional
sindrome-postvacacional Cómo volver al trabajo tras las vacaciones y evitar el síndrome postvacacional

Cómo volver al trabajo tras las vacaciones y evitar el síndrome postvacacional

Si ya has vuelto de tus vacaciones este post sobre el síndrome postvacacional te interesa. Yo soy de las que opina que durante las vacaciones hay que desconectar para luego reconectar con el trabajo. De lo contrario, no servirá de nada que hayas organizado unas vacaciones de ensueño con tu familia, amigos o pareja si tu mente sigue en la oficina. Y es que las preocupaciones propias del trabajo se deben dejar en el centro de trabajo. Si quieres disfrutar de verdad de tu tiempo libre no consultes el email, no cojas llamadas de trabajo, no mires linkedin y pon el modo avión. Y el lunes ya nos preocuparemos de las cosas del lunes y de la vuelta a la rutina.

El síndrome postvacacional no es un mito y  necesitas un período de adaptación

Son muchos los trabajadores sufren el síndrome postvacacional al reincorporarse al trabajo tras sus vacaciones. Aunque no es una enfermedad como tal, sí que tiene unos efectos negativos. Debemos tener en cuenta que si no hay periodo de adaptación entre tus vacaciones y la vuelta a la rutina vas a sufrir en el trabajo y vas a padecer lo que se conoce como síndrome postvacacional. Probablemente los últimos días de vacaciones los habrás disfrutado al máximo, cada día probablemente fuera diferente al anterior. Un día visitar un museo, otro día asistir a un concierto, otro día hacer una travesía por un parque natural, otro día relajarte en un spa… tu rutina ha sido precisamente la ausencia de rutina. Y tu cuerpo nota el cambio.

Lo que nos sucede se puede asemejar a lo que sufren algunos niños en su primer día de guardería. Sin embargo, los adultos hemos aprendido a sustituir las lágrimas por quejas. Pero el sentimiento es el mismo: desánimo, tristeza, malestar, cansancio, trastornos del sueño, nerviosismo

Volver a la rutina cuesta. Por eso yo suelo dejar al menos dos días de margen. Imagínate, tras quince días de ensueño, llegas al aeropuerto para coger el avión de vuelta y este viene con retraso de 4 horas, tú no puedes hacer nada más que esperar , frustrarte y quejarte. Al final llegarás a tu casa cansado, enfadado y amargado… y tras unas pocas horas vuelta a trabajar ¿Donde está el periodo de adaptación? Mejor prevenir que curar.

Mientras llega el lunes lo mejor es adaptarse a la vida real

  1. Dedícale al menos un día en deshacer la maleta, devolver cada cosa a su sitio, ordenar un poco, poner lavadoras, organizar la semana… porque el lunes vuelves a trabajar.
  2. Cena algo ligero y sano. Una cena pesada con comida rápida probablemente haga que tengas una digestión difícil y esto se juntará con los nervios por la vuelta al trabajo, por lo que si no quieres pasar la noche en vela, evítalo.
  3. Deja todo preparado. La ropa que te pondrás, tu material, el almuerzo…
  4. No te olvides de poner el despertador si no quieres llegar tarde a trabajar. Ese día intenta despertarte un poco para prepararte a conciencia.
  5. Vete a dormir temprano. Es imprescindible estar descansado y dormir lo suficiente como para aguantar el primer día.

Evitar el síndrome postvacacional en la vuelta al trabajo

  1. Desayuna fuerte, recuerda que el desayuno es la comida más importante del día y tu necesitas energía.
  2. Disfruta de la calma, aún no has llegado a la oficina, todavía no es el momento de revisar tus emails.
  3. En el camino al trabajo escucha música que te cargue las pilas.
  4. Cuando entres por la puerta prueba con una sonrisa, y saluda a todo el mundo. Ellos harán lo mismo, y esto te recompondrá.
  5. Ordena tu puesto de trabajo. Y Así será más fácil tener todo a mano para usarlo en el momento que lo necesites, sin los agobios y sin los cabreos que surgen cuando no encontramos algo.
  6. Planifica tu agenda de trabajo, ten una reunión con tu superior y que te ponga al día para priorizar las acciones más urgentes e importantes.
  7. En el primer día es probable que no estés al 100%, no te preocupes, tu ritmo de trabajo cambiará poco a poco.

Cómo volver a la rutina y mejorar tu productividad

  1. Revisa tu agenda personal. De esta forma sabrás que te depara la semana, citas médicas, cumpleaños o cuando te toca renovar la suscripción para seguir disfrutando de tus series favoritas.
  2. Actívate. Ya sea bailar, hacer yoga, boxear, patinar, nadar o pasear… Practicar algún deporte nos ayuda a segregar endorfinas, estas hormonas producen sensación de placer, felicidad y tienen un efecto analgésico natural.
  3. Cuida tu salud con meal preps. Si destinas un día a planificar y preparar el menú semanal para llevar al trabajo no sólo ahorrarás dinero, sino que evitarás la tentación por la comida rápida.
  4. Fija nuevos objetivos que te motiven.
  5. Planea escapadas para el fin de semana, así te sentirás más motivado para trabajar e indirectamente serás más productivo.
  6. Céntrate en las cosas positivas de tu trabajo. Haz una lista de las cosas buenas de tu trabajo, no tienen por qué ser grandes cosas pero sí aquellas que para ti sean importantes. Bien sea el trayecto al trabajo porque paseas por delante del edificio histórico que te encanta, el sabor del capuchino de la máquina de café, la música que suena mientras subes en el ascensor o simplemente conversar con tus compañeros sobre la última serie del momento.
  7. Las preocupaciones propias del trabajo déjalas en el centro de trabajo. Si cuando salimos pensamos en todo lo que nos quedó por hacer y no lo apuntamos en ningún sitio esto nos rondará por la cabeza todo el día. Se practicó, apuntalo y al día siguiente busca la manera de solucionarlo. Por eso es importante tener una agenda para el trabajo, y otra agenda para nuestra vida fuera del trabajo, así cada cosa estará en su sitio. De lo contrario te afectará negativamente y tu productividad se verá afectada.

Si solo te centras en lo negativo de volver al trabajo tras las vacaciones no te permitirás avanzar, ni dejarás trabajar a tus compañeros. Quejarse no sirve de nada, y sólo conseguirás aburrirles. A nadie le gusta ir a trabajar motivado y que le roben la energía. Cambia el chip  y verás los resultados.

Si ves que el estrés persiste, quizá sea porque no te encuentras cómodo en tu puesto de trabajo. Quizá sea hora de dar un giro a tu carrera y plantearte nuevos retos. La mejor forma de optar a puestos superiores o trabajos de mayor envergadura siempre será la continua formación. Aquí te dejamos una lista de las profesiones más demandadas y con mayor proyección de futuro. En IMF Business School siempre apostamos por vuestro futuro.

The following two tabs change content below.
Foto-Maria-Moya-150x150 Cómo volver al trabajo tras las vacaciones y evitar el síndrome postvacacional
Especialista en Selección de Recursos Humanos, asesora de Búsqueda Efectiva de Empleo y fundadora de lamillennialisa.com. Apasionada de los Recursos Humanos escribiendo, orientando y ayudando a las personas a impulsar su carrera profesional.
Sin comentarios

Deja un comentario

quince − nueve =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Cómo volver al trabajo y evitar el síndrome postvacacional

Si ya has vuelto de tus vacaciones este post sobre el síndrome postvacacional te interesa. Durante las vacaciones hay que desconectar.