Inicio » Formación » Estudiar un master online: ¿qué ventajas tiene?

Estudiar un master online: ¿qué ventajas tiene?

La formación en línea es la que realizamos a través de un dispositivo con conexión a Internet. ¿Pero es solo eso o debe ser algo más? ¿Es posible realizar un master online, completamente a través de la red? ¿Ofrece ventajas frente a la formación presencial? Y en ese caso ¿cuáles son?

En los 20 años de trayectoria de IMF, nosotros y nuestros alumnos nos hemos hecho esta pregunta año tras año y la respuesta es que en efecto la formación online es y debe ser mucho más y cada vez aporta más y mayores ventajas.

¿Qué es y qué debe ser un master online?

Desde IMF intentamos que sea la combinación perfecta de tecnología puntera y docentes (especializados en una metodología avanzada y adaptada a los nuevos estilos de aprendizaje), con la flexibilidad y disponibilidad que los diferentes alumnos necesitan.

Dentro de este tipo de formación, los masters online son cada vez más demandados y valorados en el mercado laboral. Esta metodología educativa ofrece la oportunidad de formarte en programas de alta calidad y prestigio desde cualquier lugar del mundo y a la hora que consideres oportuna.

Casi todas las escuelas de negocio y universidades de todo el mundo ofrecen programas de maestría online, pero existen notables diferencias en la metodología, la calidad y la tecnología empleadas por ellas, así como en el material y su profesorado, aspectos todos ellos que deben ser rigurosamente planificados y monitorizados para lograr ofrecer un aprendizaje de calidad y una formación de utilidad para los alumnos y las empresas que posteriormente los emplean por sus conocimientos y competencias.

Ventajas de cursar los masters en modalidad online

Si tuviera que enumerar las ventajas o características de los masters en formación online serían las siguientes:

Flexibilidad

La mayoría de las plataformas ofrecen formación personalizada, lo que nos permite compatibilizar al 100% los estudios con el trabajo, el ocio o nuestra vida familiar; priorizando nuestras necesidades y organizando nuestro tiempo en función del resto de dedicaciones personales; dándonos la posibilidad de asistir a las clases en directo o visualizar, posteriormente, esas misma clases, en el momento en el que nos venga bien, en la videoteca del aula virtual; realizar los exámenes sin necesidad de tener que desplazarnos al centro (siendo monitorizados por herramientas tecnológicas de los más innovadoras).

Cada vez es más frecuente la movilidad constante de los estudiantes o trabajadores; y el nexo común siempre será el aula virtual. Las plataformas virtuales están abiertas 24/7, por lo que cada estudiante puede elegir cuánto tiempo dedicar a su formación.

La flexibilidad de este tipo de masters te permite organizar el tiempo de dedicación a la parte formativa, siendo tú el que decides cómo gestionarlo.

Esta metodología exige cierta autodisciplina y, con ello, el desarrollo de valores muy estimados por las empresas.

Ahorro de costes y riesgos en desplazamientos

Desde el punto de vista económico, cursar una maestría en línea también implica reducir los costes de esta inversión formativa. El alumno reduce gastos en transporte, comida e incluso alojamiento.

Pensemos en que hay un porcentaje importante de los alumnos que se desplazan entre ciudades e incluso entre distintos países. Con la educación online el alumno puede elegir la universidad sin importar su localización.

Nadie te impone horarios. El tiempo que dedicas en la educación presencial a los desplazamientos, puedes dedicarlo directamente al estudio. Hay un ahorro de tiempo importante y hoy el tiempo es oro.

Más tiempo de dedicación

Al poder elegir los horarios de dedicación, solemos estar más predispuestos al estudio. De la misma manera, si trabajamos desde casa, podemos organizar el espacio de trabajo, o estudio, a nuestra manera y en el sitio que queramos: salón, dormitorio, despacho; podemos utilizar la tecnología que quieras y decorar y organizar tu escritorio de la mejor manera posible.

Los alumnos pueden estar conectados 24 horas al día con el fin de adaptar sus circunstancias personales eliminando así las barreras temporales y espaciales, convirtiendo cualquier lugar en un aula. Podemos elegir el sitio, el entorno, la música ambiente, la temperatura y las herramientas tecnológicas deseadas.  

Aprendizaje con profesores de prestigio

Las escuelas cada vez tenemos más claro que uno de los reclamos para atraer alumnos es buscar profesionales de reconocido prestigio en los distintos ámbitos empresariales.

En IMF tenemos profesores que imparten las clases desde Londres, EE.UU. o Reino Unido, e independientemente de su situación geográfica. Un master online permite la posibilidad de contar con profesionales y expertos docentes de prestigio sin que importe su lugar de residencia.

Personalización

En la formación online disponemos de un equipo de docentes, entrenadores y orientadores que realizan un seguimiento personalizado de principio a fin.

Todos ellos te guían en todo el proceso: Aunque sigas tu ritmo y tengas flexibilidad horaria, nunca estarás solo. Siempre tendrás un tutor, orientador o docente que te acompañará a lo largo de toda tu formación y te ayudará a seguir adelante en los momentos más difíciles.

No todos los alumnos tienen las mismas inquietudes, ritmo o necesidades. Mediante la formación online y a distancia, el alumno puede enfocarse más en su propia educación, ya sea eligiendo contenidos o comunicándose de inmediato con su profesor. Es un tipo de formación a la carta.

Interacción

A algunos de nuestros alumnos les resulta incómodo participar en una clase, hablar en público, o realizar presentaciones delante del resto de sus compañeros. La formación online y a distancia proporciona la comunicación entre los participantes de forma anónima.

En nuestra escuela hemos comprobado que se produce mucha interacción entre los alumnos. Con la pandemia hemos detectado que alumnos que no se atrevían a preguntar en las clases presenciales, sí se atreven a hacerlo en los distintos foros, chats y videoconferencias, mensajería instantánea, mesas redondas, ejercicios interactivos, masterclass, webinar y en las distintas aplicaciones de los campus virtuales.

 Hemos visto incrementada la participación de los alumnos gracias a la variedad de herramientas digitales que facilitan la comunicación y el aprendizaje.

En nuestra aula virtual dispondremos de formación de forma síncrona o asíncrona y materiales audiovisuales interactivos donde encontrar también espacios de networking virtuales e incluso presenciales

Contenido actualizado

La formación online supone una actualización inmediata de los contenidos de estudio; esto en la formación presencial es más difícil. Una página web renueva constantemente sus contenidos, un libro puede quedarse anticuado. 

Con la formación online los tiempos de espera se reducen; los trámites se agilizan y permite tener acceso a un contenido actualizado de manera rápida.

Ponencias, clases y material siempre a disposición

A través de la plataforma del master online el alumno tiene acceso permanente a las clases con los profesores y el material de estudio para consultarlo cuantas veces necesite. De esta forma optimiza el tiempo.

Crecimiento en competencias digitales

Con el coronavirus hemos sido conscientes, quizá más que nunca, de la importancia de las competencias digitales. Es crucial, en el momento actual y en el futuro más próximo promover las distintas herramientas de aprendizaje digital en todos los alumnos.

Deben familiarizarse con su uso y conocer las distintas tecnologías de la información, la comunicación y la formación. Es necesario, para estar más valorados en los procesos de selección y gestión, conocer las distintas herramientas de aprendizaje digital. 

En este tipo de formación se promueve bastante la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación entre el alumnado. Esto favorece, sin duda, el trabajo colaborativo, aspecto que hoy en día es muy reconocido en el mundo profesional.

Durante este modelo de estudio, el alumno desarrolla un sistema de autoaprendizaje al tener que resolver distintas situaciones y espacios, un valor extrapolable, extensible y útil en el resto de los aspectos de la vida.

En definitiva, son muchas las ventajas de estudiar de manera online. Facilita la conciliación, es más flexible y permite ahorrar costes y tiempos; fomenta la autodisciplina y un conocimiento tecnológico mínimo; aspectos muy valorados en el mundo actual.

La formación online puede ser lo más parecido a una clase presencial. Y debe estar diseñada siempre con el objetivo de construir aprendizaje en el alumno, por lo que la figura del docente como facilitador es clave.

Enlace de interés

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
Belen Arcones
Belén Arcones es Directora General de IMF Business School y Presidenta de Cela Open Institute. Doctora en Economía, Empresa y Finanzas por la UCJC, Licenciada en Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, Magister en Gestión del Conocimiento e Innovación Tecnológica y Máster en Prevención de Riesgos Laborales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


▷ Estudiar un master online: ¿qué ventajas tiene?

Un master online es el que realizamos a través de un dispositivo con conexión a Internet. ¿Pero es solo eso o debe ser algo más?