Inicio » Medio Ambiente » ¿Qué persigue el Pacto de los Alcaldes?

¿Qué persigue el Pacto de los Alcaldes?

En la actualidad, cerca del 70% de los habitantes del planeta residen en ciudades de cierta entidad y tamaño.

La vida en la ciudad se ha convertido en algo habitual para la mayor parte de nosotros, haciendo algo habitual el invertir gran cantidad de tiempo en el movimiento desde y hacia el trabajo todos los días. En países europeos, a los trabajadores les cuesta una media de una hora en ir y otra para volver al y del trabajo. En países que están en vías de desarrollo o que tienen ciudades mucho más pobladas que las ciudades europeas, el tiempo invertido para ir y volver del trabajo hay veces que se multiplica por hasta 2 ó 2,5 veces. Este tiempo invertido implica que la persona está desplazándose, y en muchos casos, mediante un vehículo a motor de combustión, y, por desgracia, este no está precisamente en movimiento, pasando gran parte del tiempo en atascos.  Actualmente, se estima que existen en circulación por las carreteras de todo el mundo cerca de 1.250 millones de vehículos a motor de combustión, y se espera que para mediados de siglo existan el doble de estos.

En éstos últimos 100 años, la mayoría de las ciudades y se ha construido teniendo como centro de la misma la distribución de carreteras para los vehículos de los ciudadanos, en lugar del transporte público. El reciente Pacto de los Alcaldes, firmado hace escasos meses, tiene como subyacentes objetivos la adecuación de los centros urbanos pensando en las personas. Habrá que diseñar las ciudades de forma que se estudien formas de reducir los tiempos de viaje de las residencias a los lugares de trabajo, ampliando la oferta pública de transporte o mejorando la actual, de forma que los ciudadanos no sientan la necesidad de emplear su transporte personal. Los sistemas instaurados en algunas ciudades, como los BRT (Bus Rapid Transit), han ayudado a reducir los costes para las urbes, mejorando también la calidad del aire que se respira en las mismas. Por ejemplo, en Johannesburgo, el BRT retornó a la ciudad 143 millones de dólares en su primera fase de aplicación durante un corto periodo de tiempo implicando esto un gran uso por parte de los habitantes de dicha ciudad.

También las ciudades compactas, coordinadas y conectadas pueden generar un crecimiento fuerte de las mismas, reduciendo la pobreza de los habitantes menos favorecidos y disminuyendo significativamente los costes de servicios e infraestructuras para todos los ciudadanos. La subvención o facilitación de edificación o remodelación de edificios antiguos para adecuarlos a edificios eficientes supone una mejora en la calidad de vida en la ciudad, y reportan beneficios a los ayuntamientos, no por ingresos, sino por el ahorro que les suponen este tipo de instalaciones en energía y otros suministros.

Los ahorros que puede implicar la mejora de la eficiencia en las ciudades, del transporte público y la gestión eficiente de los residuos urbanos pueden ser superiores a lo 15.000 millones de Euros en 2050, tanto por el recorte de consumo de energía como por los beneficios para los ayuntamientos indicados anteriormente. Este ahorro supondrá, además, una mejora en la calidad del aire en todo el planeta, ya que se producirá mucho menos dióxido de carbono (del orden de 3,7 gigatoneladas menos a partir del año 2030 respecto de la actualidad) y otras partículas contaminantes, mejorando también, por extensión, la salud de todos los seres vivos del planeta.

Si el Pacto de los Alcaldes no queda en una idea inicial, y comenzamos a aplicar en todas las ciudades este tipo de mejoras y nuevas distribuciones además de las nuevas que vayan surgiendo, con seguridad, el impacto que causan las mismas al medio se verá reducido en gran medida en un corto periodo de tiempo.

Esperemos que así sea.

Joaquín Martínez, Master Medio Ambiente de EIPE

Joaquín Martínez, Profesor del Máster en Gestión del Medio Ambiente de IMF

Formación Relacionada

The following two tabs change content below.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Smart Education pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 150.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


¿Qué persigue el Pacto de los Alcaldes?