Amazon
InicioMedio AmbienteResponsabilidad Social Corporativa y medio ambiente

Responsabilidad Social Corporativa y medio ambiente

970x90-Guia-Linkedin Responsabilidad Social Corporativa y medio ambiente

La Responsabilidad Social Empresaria /Corporativa (RSE/RSC) es relativamente un fenómeno reciente en el desarrollo social y aún más en la cultura de negocios corporativa. En muchos sentidos, la Responsabilidad Social Corporativa avanza como contracultura a la idea plenamente establecida de la empresa privada y libre.

Se suponía que la libre empresa era muy privada, que no tenía que responder a nadie acerca de sus prácticas y que no tenía que rendir cuentas a la sociedad excepto en materia fiscal. La única rendición de cuentas era con los accionistas privados o los inversionistas institucionales en los mercados financieros mundiales.

Sin embargo, el creciente impacto negativo y con amplia trascendencia de las corporaciones globales en todos los aspectos de la vida social y el medio ambiente, ha sido el catalizador en la aparición de una diversidad de partes interesadas que exigen una rendición de cuentas sobre el impacto de la actividad corporativa en muchos campos de nuestra actual sociedad y el entorno, en el sentido mas amplio de la expresión, que nos rodea.

A pesar del nacimiento de esta nueva idea de la Responsabilidad Social Corporativa, se viven tiempos muy difíciles en la lucha por hacer que las empresas se comporten responsablemente. Sin lugar a duda, en las dos últimas décadas del siglo veinte se ha dado mas importancia a los intereses de las corporaciones y estas ha su vez han priorizado su “derecho” a enriquecerse a costa de la gente y los recursos, muchas veces limitados, que posee nuestro cada vez más expoliado planeta Tierra.

En un estado de real democracia como los que presumiblemente se dan en el mundo desarrollado, las empresas no pueden ignorar a las sociedades en ninguna de las esferas sociales donde interactúan. Esto es porque están formadas y gestionadas por individuos de la sociedad, porque su razón de ser, la acumulación de capital, sólo es posible debido a la existencia de estas sociedades, que constituyen sus mercados y, especialmente, porque sus actividades tienen un impacto tridimensional en las sociedades y en su hábitat.

El rasgo más distintivo del concepto de Responsabilidad Social Corporativa, la idea de que cada empresa privada tiene una diversidad de partes interesadas, contrasta ampliamente con la posición tradicional del sector privado de considerar a los accionistas como su única parte interesada.

En la Responsabilidad Social Corporativa, las partes interesadas representan a los diferentes grupos de interés de la sociedad, los actores, donde las corporaciones operan, sean trabajadores, consumidores, ONGs de la justicia social, ambientalistas, grupos indígenas y otros, todos con un derecho legítimo para exigir conductas corporativas socialmente responsables y sostenibles desde un punto de vista medioambiental.

En la nueva Sociedad Civil Global, las empresas representan al ciudadano corporativo, quien, como cualquiera, está sujeto a reglas y debe ser social y ambientalmente responsable. Por tanto, los actores son todos los miembros del entorno social de la empresa, que “contribuyen a” o son invadidos y afectados por la actividad de la empresa.

De esta forma, la Responsabilidad Social Corporativa es la obligación inherente que tiene cada entidad empresarial de responder por la forma en que su actividad impacta las dimensiones social, económica y ambiental de su entorno y para garantizar que este impacto genere beneficios equitativos y sustentables y ningún daño a todas las partes interesadas en cuestión.

Con la filosofía de que todos los empleados son ciudadanos de la empresa y ciudadanos del mundo, la Responsabilidad Social Corporativa debe llevar a cabo actividades corporativas para la concienciación medioambiental cuyo objetivo es lograr un desarrollo sostenible global. La alta dirección establecerá que la organización asume su responsabilidad social. Esta responsabilidad debe ser puesta en práctica de manera global, según sus propias medidas clave y sistemas de gestión. En el desarrollo de la actividad empresarial se llevarán a cabo actividades corporativas a la vez que se respetará la cultura y costumbres de los países y regiones en los que opera, siempre contribuyendo al desarrollo regional.

Otro paso importante para la integración de manera eficaz de un modelo de Responsabilidad Social Corporativa es asegurar que la organización cumple todas las normas y leyes internacionales así como que considera que tal cumplimiento debe observarse para conseguir dos objetivos: actividades de conservación medioambiental para proteger el planeta y el establecimiento de la posición de la organización como referente líder en el campo de la responsabilidad empresarial. Además, tales actividades crean una relación fuerte y de confianza entre la empresa y sus clientes y ayudan a conseguir éxitos importantes a la vez que asume las responsabilidades sociales y se realizan las contribuciones sociales que se esperan de los empleados.

En los últimos años han surgido diferentes iniciativas mundiales que han impulsado la incorporación de la Responsabilidad Social Corporativa en la estrategia empresarial.

Diferentes instituciones y organizaciones, formadas por multitud de Estados, han desarrollado iniciativas para promover y fomentar el comportamiento socialmente responsable de las empresas mundialmente.

Generalmente, todas estas iniciativas o proyectos incluyen una serie de normas o recomendaciones que, si bien no son de obligado cumplimento, sí incorporan un compromiso por parte de los Estados adheridos para fomentar su desempeño en el entramado empresarial de sus respectivos países. Conviene asimismo señalar que, mediante estos proyectos mundiales, lo que también se busca es uniformidad de principios, actuaciones y medidores de la Responsabilidad Social Corporativa de forma que la labor de las empresas en este ámbito pueda ser reconocida no sólo en el entorno más cercano de la empresa sino también en el ámbito internacional.

Las iniciativas mundiales en el ámbito de la Responsabilidad Social de la Empresa más destacables son:

• El Pacto Mundial.
• El Libro Verde.
• Las Líneas directrices de la OCDE para empresas multinacionales.
• Global Reporting Iniative.

Para sustentar ese pilar en que ha de convertirse la RSC para la empresa, se requiere que el personal de las mismas esté concienciado y formado en ello, por ese motivo es muy recomendable la realización de algún curso online o máster oficial en el área de medioambiente en general y de responsabilidad social corporativa en particular.

Las dos pestaas siguientes cambian el contenido a continuacin.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 × 1 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Responsabilidad Social Corporativa y medio ambiente

La Responsabilidad Social Empresaria /Corporativa (RSE/RSC) es relativamente un fenómeno reciente en el desarrollo social y aún más en la cultura de negocios corporativa. En muchos sentidos, la Responsabilidad Social Corporativa avanza como contracultura a la idea plenamente establecida de la empresa privada y libre.