Amazon
InicioComunidad IMFLa prevención en viajes

La prevención en viajes

46D5E018-DB20-35E2-ED0A-3DFF22E01030wallpaper-300x182 La prevención en viajesPlanificación

Es frecuente que, cuando planificamos un viaje, nos centremos en reunir información acerca del lugar que vamos a visitar, puntos de interés cultural, actividades a realizar, ocio, etc. Pero hay otra parte de la planificación de un viaje que, menos divertida y más práctica, puede ahorrarnos muchos disgustos: la prevención de problemas frecuentes puede marcar la diferencia entre una gran experiencia y un viaje para olvidar.

Desde hace unos años los destinos exóticos se han convertido en destino preferente para los viajeros. Sin embargo, numerosos estudios señalan que buena parte de estos turistas desconocen los riesgos que corren al viajar a ciertos países sin tomar las precauciones pertinentes.

Vamos a daros algunas pautas para preparar vuestras vacaciones adecuadamente y disfrutarlas sin miedo.

Documentación

  • Reúne pasaportes, visados, DNI y datos de las embajadas. Para viajar por los países miembros de la UE puedes solicitar en la Seguridad Social la Tarjeta Sanitaria Europea. Otros documentos, como el carnet de estudiante internacional (ISIC) o el carnet de alberguista, pueden resultar de utilidad para obtener descuentos en alojamientos, transporte y entradas a museos y lugares de interés.
  • Un truco: no lleves junta toda la documentación. Si pierdes tu cartera con el DNI dentro pero tienes guardado el pasaporte en otro lugar, lo agradecerás.

Transporte

  • En coche: preparar minuciosamente el itinerario, consultar el estado del tráfico y de las carreteras, hacerle una revisión al coche antes de salir, descansar bien, evitar ingerir alcohol y medicamentos incompatibles con la conducción, ordenar la carga a transportar de forma equilibrada, llevar todos los documentos necesarios para circular (permiso de conducir, de circulación, tarjeta de ITV, seguro, manual de instrucciones del vehículo y teléfonos/direcciones de emergencias y asistencia técnica en carretera). Los niños deben viajar siempre en sillas homologadas. Consulta el estado del tráfico antes de salir y evita en lo posible las horas de mayor afluencia. Prevé rutas alternativas, busca dónde repostar y prepara los elementos necesarios en caso de avería: chaleco reflectante, triángulos de señalización, rueda y luces de repuesto. Lleva gafas de sol y parasoles, mantén el vehículo fresco y ventilado y escucha música animada si vas a conducir de noche, para evitar la somnolencia.
  • En avión: para evitar el jet-lag, hay trucos como ajustar unas horas antes el reloj en España a la hora de destino o programar las comidas en función de la nueva hora. Para recorridos largos, bebe mucha agua, aprovecha las escalas o el pasillo del avión para mover las piernas y mantén una postura cómoda en el asiento.

Comida y bebida

La comida y el agua en algunos países en vías de desarrollo pueden contener bacterias. La mayoría de los virus se encuentran en el agua, por lo que es mejor usar agua embotellada no sólo para beber, sino también para la higiene personal. No hay que olvidar que helados o cubitos de hielo también pueden ser un foco peligroso, al desconocer de dónde procede el agua que contienen. Del mismo modo, se aconseja al viajero evitar los baños en cursos de agua que puedan estar infectadas por larvas, vertidos o excrementos.

Tampoco debemos comer frutas frescas que no hayamos pelado nosotros mismos, carnes o mariscos crudos o poco cocidos, productos lácteos sin pasteurizar y mucho cuidado con los alimentos adquiridos en puestos callejeros. Los alimentos seguros son los hervidos y las bebidas embotelladas (sobre todo carbonatadas). Si estamos en un lugar donde no es posible conseguir agua embotellada, podemos hervir el agua, filtrarla y tratarla con yodo o cloro.
Esto no impide que disfrutemos de la gastronomía local: simplemente hay que tratar de hacerlo con las mayores garantías y recordar que el buen aspecto de un alimento no garantiza su seguridad.

Vacunación y afecciones comunes

Viajar entraña ciertos riesgos médicos, especialmente para la salud de las personas con necesidades especiales: niños, embarazadas, ancianos o enfermos crónicos. Lo primero que debemos hacer es acudir a nuestro doctor antes de viajar, sobre todo si por algún motivo nos medicamos habitualmente, para que nos proporcione las recetas necesarias.

Hay que saber si es necesario administrarse alguna vacuna antes de viajar. La malaria, la fiebre tifoidea o la hepatitis son enfermedades comunes en muchos países tropicales. En la mayor parte de estos países perviven muchas enfermedades que actualmente están erradicadas en los países desarrollados y debemos ser conscientes de este riesgo; el peligro se incrementa cuando las estancias se prolongan más de tres semanas y el turista se desvía de las rutas habituales.

En las embajadas y centros de salud nos informarán de las vacunas necesarias; nos debemos dirigir a los Centros de Vacunación Internacional que podemos hallar en todas las capitales provinciales, ya que son los únicos donde podremos conseguir la tarjeta de vacunación necesaria, sin la que pueden denegarnos la salida del aeropuerto de destino. Es importante empezar a prepararnos al menos con un mes de antelación, ya que las vacunas necesitan un tiempo mínimo para hacer efecto.

Existen patologías que no tienen vacuna, como la enfermedad del sueño, el cólera, las fiebres hemorrágicas víricas, la fiebre tifoidea, la tuberculosis, la malaria o el paludismo. En estos casos hay que tomar las medidas quimioprofilácticas oportunas para tratarlas.

En lugares situados a gran altura sobre el nivel del mar podemos sufrir el denominado mal de altura: cansancio continuo y dificultades para respirar.

Ante riesgos como el calor y la humedad, es importante mantenernos hidratados, llevar ropa de algodón cómoda y proteger nuestra piel y ojos para evitar los efectos nocivos del sol.

Por último, hay que ser especialmente cauto con los animales e insectos peligrosos que puedan rodearnos.

Desde la web del Ministerio de Sanidad y Consumo puedes ver qué vacunas necesitas antes de viajar al destino planeado.

Uno de los problemas más frecuentes para los turistas es padecer diarreas derivadas de comida o bebida en mal estado. El botiquín del viajero debe contener medicamentos básicos como analgésicos, antihistamínicos, antibióticos y antidiarreicos, que duren al menos para una semana. Encontrar donde adquirirlos en algunos países puede ser una tarea complicada que nos hará perder tiempo y salud. Además, debemos añadir unas pequeñas tijeras, gasas, desinfectante, esparadrapo, tiritas (para prevenir las frecuentes rozaduras del calzado) e incluso un termómetro.

Para prevenir picaduras (especialmente si vamos a hacer camping), algún producto repelente. Una mosquitera para dormir puede ser un elemento de gran utilidad.

Consejos generales

  • No ser excesivamente confiados: cuidado al coger un taxi (porque seguramente desconozcamos las rutas y nos podemos llevar una desagradable sorpresa al pagar), revelar información personal o pernoctar en ciertos lugares.
  • Evitar exhibir aparatos electrónicos y demás objetos de valor. Cuidado con las cámaras de fotos y las carteras en mochilas y bolsillos. Un truco es comprar en una tienda local y utilizar esa bolsa, de modo que pasemos lo más desapercibidos posible entre los lugareños.
  • Si no hablamos el idioma local y tampoco dominamos el inglés, apuntar algunas frases y palabras elementales nos puede sacar de un apuro.
  • Tener siempre un medio para comunicarnos, ya sea el móvil, Internet o una simple tarjeta telefónica.
  • Llevar una pequeña cantidad de dinero en efectivo por si encontramos problemas para sacar dinero o pagar con tarjeta. Cuidado con el cambio de moneda.

En cualquier caso, la prevención es la mejor forma de asegurarse de que las vacaciones no se conviertan en una mala experiencia: tenemos que adelantarnos a los problemas que puedan presentarse.

Dice el refrán que hombre prevenido vale por dos.

Ya sólo queda preparar las maletas ¡y disfrutar!

Las dos pestaas siguientes cambian el contenido a continuacin.
46D5E018-DB20-35E2-ED0A-3DFF22E01030wallpaper-300x182 La prevención en viajes
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.
Sin comentarios

Deja un comentario

3 × 3 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

La prevención en viajes

Planificación Es frecuente que, cuando planificamos un viaje, nos centremos en reunir información acerca del lugar que vamos a visitar, puntos de interés cultural, actividades a realizar, ocio, etc. Pero hay otra parte de la planificación de un viaje que, menos divertida y más práctica,