Amazon
InicioTICLas TIC en la educación y las barreras culturales
tic-educacion-barreras-culturales Las TIC en la educación y las barreras culturales

Las TIC en la educación y las barreras culturales

tic-educacion-barreras-culturales Las TIC en la educación y las barreras culturales

En el artículo anterior, comentábamos la reacción de las familias ante un proyecto de innovación educativa propuesto por la dirección de un centro escolar. En esta ocasión, nos centraremos en la reacción del profesorado y la dirección del centro ante las TIC en la escuela.

La reacción de los profesores ante la integración de las TIC

La propuesta de introducción de ClassDojo como sustitución a la tradicional Agenda Escolar partió de un profesor que se había incorporado recientemente al claustro docente del centro. Procedía de otra escuela de la Comunidad de Madrid que había implantado con éxito esta nueva herramienta.

La propuesta fue acogida por la dirección del centro como parte de su proyecto de “Escuela sin papeles” que persigue reducir el consumo de papel en la dinámica habitual de trabajo en la escuela.

Cuando me enteré que habían suspendido el proyecto al primero que me dirigí para preguntarle cuál había sido el motivo, fue al profesor que había realizado la propuesta.

Su respuesta fue muy expresiva:

!… buffff… vaya lío!

Los directores de las escuelas y la tecnología

La decisión de la dirección del centro ante la reacción de las familias fue la de convocar una reunión para comunicar la retirada de la aplicación. Las explicaciones que se dieron simplemente remitían a las dificultades encontradas y a las opiniones manifestadas por algunos padres, pero ni proporcionaban una información solvente que disipara los temores, ni ofrecía soluciones que satisficieran a los afectados por la medida.

Con objeto de recabar más información, me puse en contacto con la directora y el jefe de estudios de la escuela. Estaban abrumados por la reacción de las familias, alguna incluso había amenazado con llevar el tema al Defensor del Menor si no retiraban la aplicación inmediatamente.

La directora me comentó, que habían tenido que lidiar en distintos frentes para llevar a cabo este intento de mejora y el anuncio de la posible denuncia, “ya era demasiado”.

Me comentaron que algunos profesores habían manifestado su malestar al considerar que ofrecer a la posibilidad a las familias de ponerse en contacto directo con el profesor mediante el sistema de mensajería de la aplicación, suponía una carga extra de trabajo a la ya abultada cantidad de tareas que debían realizar. Además suponía una intrusión en la vida privada de los docentes ya que cabía la posibilidad de que las familias usaran este servicio indiscriminadamente y se vieran en la necesidad de responder a sus comunicaciones fuera de su horario laboral.

Las barreras culturales y la tecnología

Todo proceso de innovación se enfrenta con barreras de diversa naturaleza; políticas, económicas y culturales. Quizá, de todas ellas las más complejas de gestionar y difíciles de franquear son las barreras culturales.

La cultura organizacional, en el ámbito de la empresa resulta difícil de cambiar pero al menos es una cultura a la que enfrentarse. En el ámbito de la escuela, y particularmente en el contexto de las escuelas públicas, las culturas son muy diversas.

Ello exige a los centros formativos ser más eficientes si cabe durante las primeras fases de diseño e implementación de la mejora educativa.

Disponer de una documentación completa de las características de la herramienta digital facilita el dar una respuesta colegiada a las dudas e incertidumbres planteadas por las familias. Contextuar pedagógicamente sus explicaciones contribuiría a apaciguar temores y a asumir responsabilidades compartidas.

La privacidad de los datos personales

Las dudas planteadas por la familias a este respecto eran perfectamente razonables: ¿a dónde van los datos registrados por la aplicación?, ¿dejarán una huella digital que pueda perjudicarles en su futuro laboral?.

El contrato de confidencialidad de la empresa propietaria de ClassDojo es con diferencia uno de los compromisos más serios que he visto entre las aplicaciones online que animamos a utilizar en el ámbito docente. Varias agencias independientes avalan la seguridad de estos datos.

En general, los datos obtenidos por este tipo de aplicaciones no suele ir más allá de aquellos datos de interacción del usuario con la aplicación que puedan facilitar un feedback significativo de cara a la detección de errores en la aplicación o de posibilidades de mejora de la experiencia del usuario: usabilidad y accesibilidad.

Existe un temor fundado en la población – muchas veces exagerado por los medios de comunicación – sobre la indefensión del usuario ante las condiciones de suscripción a los servicios gratuitos proporcionados en Internet. La especial protección que la sociedad debe a los menores exige un mayor control por parte de las administraciones educativas sobre las tecnologías educativas que promocionamos en el entorno escolar.

¿Quién asesora a la dirección del centro?

Algunas de las cuestiones planteadas por las familias eran perfectamente razonables y podrían haberse atajado sin problema por el centro:

  • La redacción de protocolos de uso de la aplicación para los docentes y para las familias.
  • Una introducción más paulatina del proyecto de innovación. Ofreciendo la posibilidad a las familias de suscribirse o no; o empezando por algunos cursos, y no en todo el centro.

La mayoría de estas aplicaciones ofrecen diversas opciones de uso y diferentes servicios que pueden activarse o desactivarse.

La legislación tiene previstas algunas formulas para apoyar la innovación educativa pero los recursos destinados para aplicarlas muchas veces resultan insuficientes o excesivamente burocráticos.

La legislación introduce la figura del coordinador TIC en los centros educativos. Responsabilidad que es muchas veces asumida por un miembro del claustro que no cuenta con la formación y apoyo técnico adecuado. La oferta de formación permanente del profesorado es claramente insuficiente, pese a los esfuerzos del INTEF y otras organizaciones estatales.

Los centros escolares no cuentas con un teléfono directo de asistencia y asesoría técnica y pedagógica. En el mejor de los casos disponen de asistencia para el diseño y mantenimiento de la red informática y poco más.

¿Apoyamos la innovación educativa desde las familias?

Creo que como padres y madres todos estamos de acuerdo en que es necesaria una transformación de la educación. Pero es necesario involucrar a las familias en ese cambio. Más allá de la mera información mas o menos elaborada y eficaz, se debe consensuar con las familias las líneas de innovación a perseguir por el centro, basadas en las TIC.

Algunos padres consideran que se hace un énfasis excesivo en la tecnología en detrimento de otras opciones como el desarrollo de la inteligencia emocional, el pensamiento crítico y creativo, el conocimiento multidisciplinar, el aprendizaje transversal (aprendizaje colaboración entre alumnos de diversas edades), etc.

Los centros deberían abrirse para ofrecer formación a las familias. Medida que contribuiría directamente en el aprendizaje de los alumnos.

¿Cuentan los centros escolares con autonomía y medios suficientes para embarcarse en proyectos de innovación educativa?

Esta pregunta nos la plantearemos para otro artículo, que puede dar para largo.

Por último, me gustaría rendir un homenaje a aquellos docentes que a pesar de todos los inconvenientes impulsan la innovación en sus clases. Que por vocación y profesionalidad asumen tareas que no les corresponde, no se les valora o no se les remunera como debiera. Por la cantidad de tiempo que les restan a sus familias por dar servicio a nuestros hijos.

tic-educacion-barreras-culturales Las TIC en la educación y las barreras culturales

 

Julio Esteban MartínDirector del Master de Tecnología e Innovación Educativa de IMF Business School.

The following two tabs change content below.
tic-educacion-barreras-culturales Las TIC en la educación y las barreras culturales
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA, Cambridge y Oxford y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está incluida en el Ranking The Best Global MBA 2018 y reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Cuenta con los sellos de calidad EFQM 5star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001. Escuela de Negocios Nº1 del mundo en el EFQM Global Index.
Comentarios

Deja un comentario

7 + 17 =

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

Las TIC en la educación y las barreras culturales ¿Estamos preparados?

¿Cuentan los centros escolares con autonomía y medios suficientes para embarcarse en proyectos innovadores incluyendo las TIC en la educación?