Amazon
InicioActualidad¿Cómo convertir tu domicilio en una passive house?
Cómo convertir tu domicilio en una passive house

¿Cómo convertir tu domicilio en una passive house?

El concepto de passive house o passivhaus hace referencia a las casas cuyo consumo energético es muy próximo a cero. Para ello se combinan una serie de estrategias que permiten minimizar la climatización interior y reducir el consumo energético hasta en un 75 %. Logrando convertir la vivienda en una domicilio sostenible.

Las energías renovables avanzan a gran velocidad. Esto se debe a que son una de las opciones principales en cuanto a la generación de electricidad en todo el mundo. Por ello es que estudiar un máster en energías renovables puede ser muy interesante para tu futuro profesional.

¿Qué es una passive house?

Este término se acuñó en Alemania durante los años 80 y defiende la construcción de viviendas con un nulo o bajo consumo energético. Esto se traduce en un gran respeto por el medio ambiente y en un ahorro económico en las facturas mensuales.

Son los nuevos edificios los que aplican este modelo arquitectónico. Aunque, también se utiliza en renovaciones. El secreto es la calidad térmica de los materiales que aíslan el edificio. A esto podemos agregar el minimizar las pérdidas de ventilación, un sistema controlado con recuperación de calor y el uso de las fuentes internas de calor.

Características de una casa pasiva

En las construcciones pasivas que se realizan gracias a profesionales especializados en energías renovables no se generan esfuerzos energéticos. Como por ejemplo, no se quema combustible para crear una temperatura ambiente de confort. No se necesitan los mecanismos de calefacción o refrigeración habituales, ya que la temperatura en su interior suele estar entre 20 y 21 ºC.

Estas viviendas utilizan la energía calorífica solar y el calor que desprenden los dispositivos electrónicos domésticos y los ocupantes de la vivienda. Estas casas tienen la denominada arquitectura bioclimática adaptada a la región en la que se construye el hogar.

Las casas tendrán un alto aislamiento acústico y térmico, un sistema recuperador del calor, un sistema mecánico que controle la calidad del aire de doble flujo. Por último, están las ventanas con triple o doble vidrio rellenas de un gas noble que refleje el calor del edificio en invierno y lo mantenga durante el verano en el exterior.

Pasos para conseguir tu passive house

Cada casa se construye en una ubicación y para tener una casa pasiva es necesario que estudies varios parámetros fundamentales:

  • Orientación: no siempre puedes construir en un sitio perfecto. Una vivienda en una zona templada con una cara sur y otra norte se podrá calentar en invierno y ventilar en verano.
  • Ubicación ideal: en una zona cálida hay que valorar las sombras naturales y en una más fría se valorarán las zonas con mucho sol.
  • Contorno: se calcula en base a la orientación y ubicación. Es necesario alcanzar un equilibrio entre la energía que guardan las paredes y el aislamiento. La latitud es un elemento fundamental que debes tener en cuenta porque afectaría el equilibrio.
  • Vestimenta: es muy importante el comportamiento de los inquilinos y su vestimenta para evitar poner la calefacción.

¿Qué hacer para convertir una casa en una vivienda sostenible?

Para convertir una vivienda tradicional en una sostenible debes tener en cuenta la vegetación, el sol, la lluvia, el viento, etcétera. En muchas ocasiones es difícil acondicionar la casa por los factores externos. La solución pasa por combinar un sistema pasivo y activo. Esto permitiría consumir poca energía y que sea renovable. Logrando conseguir todo el confort y respetando el medio ambiente.

Para certificar un proyecto como passivhaus es necesario optimizar todos los recursos existentes. Para ello se centran los esfuerzos en aplicar conceptos de arquitectura bioclimática.

Entre los requisitos que debe tener una casa que cumpla con la eficiencia energética son:

  1.  Consumir  menos de los 15 kWh en calefacción
  2. Consumir menos de 30 kWh en refrigeración.
  3. El consumo anual de electrodomésticos y agua caliente no debe superar los 120 kWh.
  4. Ir disminuyendo las cifras de consumo energético con el tiempo. 

¿Cuáles son los beneficios de estas construcciones?

Aumenta el precio de tasación de la vivienda

Contar con un certificado oficial que diga que tu casa tiene un consumo eficiente de la energía te ayuda a aumentar el precio de tasación, y no solo a recuperar el capital de inversión inicial. Con este documento oficial aumenta el valor comercial de la vivienda y, además, algunas entidades financieras ofrecen condiciones especiales en la concesión de las hipotecas.

Una vivienda debidamente certificada como casa pasiva es prácticamente imposible que se devalúe, tanto que para 2020 su valor actual se verá duplicado. Este reconocimiento y certificación favorece la inversión por parte de personas extranjeras.

Encamina el proyecto durante la fase de construcción

La certificación en eficiencia energética te evita sorpresas durante la construcción. Es necesario que se empleen una serie de materiales determinados, por lo que las sorpresas prácticamente no tienen cabida.

Reduce el coste de la construcción

Los técnicos experimentados en este tipo de construcciones suelen conseguir ciertas rebajas en el presupuesto. Logrando así mantener siempre el estándar de calidad requerido y asegurando la sostenibilidad de la vivienda.

Resolución de imprevistos

Cada vivienda de este tipo es única. Sin embargo, contar con un profesional experimentado hará que un posible imprevisto no resulte devastador.

Calidad en los acabados

Además de ser un ejemplo en materia de eficiencia energética, una passive house es un hogar y, por eso, todos los propietarios deben sentirse cómodos en su interior.

Funcionamiento eficiente a largo plazo

Una vivienda así es un proyecto a largo plazo. La inversión inicial se recupera paulatina y progresivamente en la reducción del coste energético. Una casa pasiva puede alcanzar un funcionamiento óptimo durante 20 años.

Las altas prestaciones que ofrecen las ventanas con aislamiento acústico y térmico por su hermeticidad y baja transmitancia térmica, hace que alrededor de las mismas no exista diferencia de temperatura. Al desaparecer las corrientes de aire la temperatura de la vivienda es más homogénea y eso se traduce en un ahorro de la factura y en mayor confort.

Para dar un paso adelante en cuanto a todo lo necesario para construir una passive house, inscríbete en el máster de energías renovables y accederás a numerosas oportunidades profesionales.

 

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de Colaboradores
Equipo de colaboradores del Blog de Actualidad y Energías Renovables, compuesto por el equipo de tutores, profesores y expertos del Máster Oficial de Energías Renovables de IMF Business School.
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 3,20 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

¿Cómo convertir tu domicilio en una passive house?

Convierte tu domicilio en una passive house. Disfruta de los beneficios de ser un ejemplo en la eficiencia energética.