Amazon

Llámanos
+34 913 645 157

Logo Blog Energías renovables
InicioMedioambiente¿Cuáles son los factores bióticos y abióticos?
factores bióticos y abióticos

¿Cuáles son los factores bióticos y abióticos?

Para entender qué son los factores bióticos y abióticos en referencia a las características y particularidades que definen a estos elementos, es necesario tener presente su interrelación y dependencia con una estructura superior en la que estos factores quedan integrados, el ecosistema.

El ecosistema, por tanto y desde la perspectiva de los factores bióticos y abióticos, podría definirse como la interacción entre los organismos vivos (Biocenosis) y los elementos no vivos (Biotopo) de una parte específica del medio ambiente donde sus relaciones dan como resultado una unidad coherente de organización del mismo.

La Ecología identifica el estudio de los seres vivos con los factores bióticos, mientras que los factores abióticos o físicos, se centrarán en el estudio de los componentes no vivos del medio ambiente que rodean a las especies, permitiendo su desarrollo y supervivencia.

Al cuantificar la disponibilidad de recursos esenciales como la luz solar, el agua, el oxígeno, materia inorgánica o los minerales presentes en un Ecosistema, podremos establecer qué organismos pueden sobrevivir y que elementos naturales prevalecerán en un lugar determinado.

Cuáles son los factores bióticos

Podemos establecer de forma sencilla la definición de los factores bióticos como todos aquellos que poseen vida, es decir, todos los incluidos en alguno de los reinos de la vida definidos por la biología.

La interacción entre los factores bióticos incluidos en un ecosistema (normalmente nos referiremos a la flora y la fauna de un ambiente determinado) llevarán en consecuencia a la supervivencia y la reproducción de estos.

Los factores bióticos se organizan de manera general en poblaciones, es decir, conjuntos de seres vivos del mismo tipo que comparten un hábitat específico. Otra manera de organizarse hará referencia a las denominadas cadenas tróficas (alimentarias) entre especies, mediante la competencia entre los seres vivos por el alimento y las relaciones de interdependencia entre ellos al mismo tiempo.

Se distinguen de los factores abióticos en que éstos no tienen relación con la vida como tal, sino con la materia circundante y sus procesos químicos, climáticos, físicos, etc. de tipo no orgánicos.

Cómo clasificamos los factores bióticos

Los factores bióticos se clasifican en función del papel o capacidad de actuación que desarrollan en sus respectivos ecosistemas:

Organismos productores o autótrofos

Producen su propio alimento. Seres vivos que sintetizan a partir de materia no orgánica sus formas de energía, por ejemplo, las plantas, que lo hacen a partir de la luz solar y el agua (fotosíntesis).

Organismos consumidores o heterótrofos

Se alimentan de otros seres vivos. Seres vivos que consumen materia orgánica obtenida de otros seres vivos para sostener su metabolismo. Estos seres vivos pueden ser de dos tipos:

Herbívoros

Aquellos que se alimentan de plantas, semillas, raíces, algas o vegetales.

Depredadores

Aquellos que cazan y devoran la carne de otros consumidores.

Organismos descomponedores o detritófagos

Seres vivos que se alimentan a partir de la materia orgánica en descomposición, formando parte del esencial proceso de “reciclaje” y “recirculación” de la materia y la energía.

Ejemplos de factores bióticos

  • Bosques y Masas Forestales que sirven de hábitat a muchas especies y suministran materia orgánica constante a los detritófagos del suelo.
  • Hongos e Insectos, los principales organismos descomponedores, que reducen la materia orgánica en descomposición (hojas muertas, trozos de corteza, restos de animales muertos, mudas de piel, excrementos) asimilando los nutrientes que necesitan y dejando el resto para incorporarlos de nuevo al balance energético del ecosistema.
  • Grandes depredadores como felinos, serpientes y aves de rapiña que se alimentan de animales más pequeños, mantienen controladas sus poblaciones y favorecen regularmente con su muerte la incorporación de más materia orgánica para reciclar y volver a introducir al flujo energético.
  • Fitoplancton marino, compuesto por una variedad de microorganismos fotosintéticos que sostienen toda la pirámide trófica marina, siendo el alimento para formas mayores como crustáceos y cetáceos.
  • Grandes herbívoros como bueyes, antílopes, ñus, elefantes, etc. que se alimentan de toneladas de materia orgánica vegetal, sirviendo a posteriori de sustento a los grandes depredadores y a los carroñeros que vendrán después.

Cuáles son los factores abióticos

En contraposición con la definición anterior, los factores abióticos serán aquellos elementos de naturaleza física o química que intervienen en la caracterización de un ecosistema determinado. Los factores abióticos presentes en el medio ambiente se denominan también factores inertes, como el geológico o geográfico.

Pueden conectarse con los factores ambientales, como, por ejemplo: el clima o la dinámica de los suelos. El término abiótico, suele utilizarse en ecología para señalar todo aquello que sea parte o producto de la vida orgánica tal cual se identifica en nuestro planeta.

Otra particularidad de los factores abióticos es que presentan efectos directos sobre los bióticos influyendo en su evolución (a través de procesos de adaptación, por ejemplo, o de selección natural) y a su vez los factores bióticos pueden transformar la naturaleza de los primeros.

Un ejemplo de lo descrito anteriormente es el nivel de salinidad de las aguas del mar, el cual puede incidir sobre las especies residentes, permitiendo que aquellas capaces de adaptarse proliferen y aquellas que no se extingan o migren a otras regiones. Similarmente, la proliferación de ciertos tipos de microorganismos puede aumentar o disminuir la concentración de ciertas sustancias en las aguas, modificando su constitución química.

Cómo clasificamos los factores abióticos

Los factores abióticos pueden clasificarse según su naturaleza en:

Factores abióticos físicos

Son aquellos relacionados con las fuerzas que actúan sobre los ecosistemas en la Tierra, por ejemplo:

  • La luz solar, principal fuente de energía del planeta y que incide en la temperatura de las grandes masas de agua, aire y tierra, que se calientan y dilatan durante el día y enfrían y contraen en la noche.
  • La temperatura, que influye en el desarrollo posible de la vida y en el tipo de relaciones de un biotopo.
  • La presión atmosférica, ejercida sobre los distintos elementos de un ecosistema, es también un factor determinante.
  • El clima, con gran relevancia en los procesos que ocurran dentro de los distintos ecosistemas.
  • El relieve, que incide tanto en la temperatura como la presión atmosférica (a mayor altura menor presión y menor temperatura).

Factores abióticos químicos

Son aquellos relacionados con la constitución de la materia y las diferentes reacciones que suceden con esta materia en los diferentes ecosistemas, por ejemplo:

  • pH, propiedad química de los medios (agua o suelo) indicando su nivel de acidez o de alcalinidad. Un medio muy ácido o muy alcalino resulta corrosivo y contrario a la vida orgánica.
  • Química de los suelos, la cantidad y el tipo de elementos químicos presentes en el suelo son determinantes a la hora de definir sus características.
  • Química del aire, el desarrollo de la vida y la mayoría de procesos biológicos tienen que ver con el intercambio de gases para la respiración animal y la fotosíntesis. Las características del aire facilitan o impiden el desarrollo de los ecosistemas, pudiendo someterlos a condiciones de exigencia.
  • Química del agua, características como la salinidad, la concentración de nutrientes o nivel de oxígeno disuelto, así como la presencia de contaminantes, etc. determinan la calidad del agua para albergar la vida y por lo tanto el tipo de ecosistema que puede desarrollarse.

Factores Bióticos y Abióticos: Una relación necesaria e inseparable

Aunque no alberguen la vida en sí mismos, los factores abióticos son fundamentales para el desarrollo y la supervivencia de los factores bióticos, sin los factores abióticos no podrían existir los factores bióticos y cualquier alteración de los primeros afectaría también a los segundos.

Entre las principales problemáticas que afectan a estos factores se encuentran los procesos contaminación y degradación ambiental y por supuesto el cambio climático, aumentados de forma significativa por la acción del ser humano.

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Daniel Muñoz

Daniel Muñoz

Actualmente tutor del Máster de Medio Ambiente de IMF, además, compagina su actividad docente con la de Técnico de Investigación en le CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) en Madrid, dentro del ámbito de la investigación en el área de la Metrología de Radiaciones Ionizantes. También ha trabajado como Consultor Medioambiental y Técnico del área de Medio ambiente en el CJE (Consejo de la Juventud de España)
Sin comentarios

Deja un comentario

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 3,80 de 5)
Cargando…

Noticias, eventos y formación

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Suscribirme

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones

¿Cuáles son los factores bióticos y abióticos?

Para entender que son los factores bióticos y abióticos, es necesario tener presente su interrelación y dependencia con el ecosistema.