Inicio » Medioambiente » Educación ambiental: qué es, objetivos y cómo surge

Educación ambiental: qué es, objetivos y cómo surge

El 26 de enero de 1975 se celebró en Belgrado, capital de la actual Serbia, el Seminario Internacional de Educación Ambiental. Participaron expertos de más de 70 países y en él se establecieron los principios de la disciplina conocida como Educación Ambiental. En homenaje a dicha cumbre que versa sobre el Medio Ambiente se celebra cada año el Día Mundial de la Educación Ambiental.

Qué es la educación ambiental

La educación ambiental está reconocida e impulsada por organismos con el peso de la UNESCO y el PNUMA -Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente-. Es “el medio más efectivo para concienciar a la población sobre la necesidad de preservar el ambiente con miras a lograr una mejor calidad de vida en las generaciones actuales y por venir”. Así se la describe en el artículo científico de investigación al respecto ‘Environmental education history from what have beendiscussed in international meetings‘.

En la actualidad la educación ambiental forma parte de distintos ámbitos sociales. Desde la política, por supuesto, hasta la industria, pasando por la óptica jurídica, social y ética. También la educativa, sobre todo en edad infantil, una de las áreas en las que más impacto positivo tiene esta disciplina. Según la definió la UNESCO en su revista Perspectivas allá por 2003, es “uno  de  los  pilares  para  el desarrollo  sostenible”. 

En ese extenso número dedicado a la educación ambiental se incluye un artículo cuyo contenido está completamente vigente. ‘La educación ambiental: pilar para un desarrollo sostenible’, escrito por Orlando Hall Rose – entonces jefe de la Sección de Enseñanza de las Ciencias y la Tecnología de la UNESCO- y Peter Bridgewater. Se sintetiza en él de forma didáctica y rigurosa la trascendencia de la educación ambiental. “La  educación  ambiental  constituye  igualmente un instrumento  sumamente útil para conocer los procesos y fenómenos naturales y sociales y la interrelación que existe entre ellos.

Además,  ofrece  ventajas  decisivas  para  impulsar el  desarrollo  socioeconómico  y  mejorar  el nivel de vida y el entorno. El respaldo de una ciencia, una gestión y una tecnología adecuadas es fundamental. Con él se puede comprender mejor las posibles tendencias demográficas y el probable deterioro del medio ambiente. Además, ayuda a entender la capacidad del planeta de subsistir y recuperarse de la presión que ejerce en él la actividad humana según exponen ambos expertos. 

Cómo surge la educación ambiental

Es a finales de los sesenta y comienzos de los setenta cuando el medioambiente se convierte en foco de atención de organismos internacionales y de los entes gubernamentales. “Desde entonces, se ha vivenciado un recorrido por distintos escenarios de discusión y análisis. Esto ha permitido la conceptualización actual de la Educación Ambiental como la estrategia indispensable para alcanzar los cambios culturales y sociales necesarios para el logro de la preservación del ambiente”. Lo que argumentan Ildebrando Zabala y Margarita García en el artículo científico anteriormente citado, ‘Environmental education history from what have been discussed in international meetings’.   

En dicho artículo se hace un extenso repaso a los antecedentes históricos que ha permitido a la educación ambiental tomar el peso que hoy en día tiene en nuestras vidas. 

Las bases de esta disciplina se remontan a la primera vez que se utilizó el término “Educación Ambiental”. Fue en el año 1972 durante la Conferencia Internacional sobre Medio Ambiente celebrada en Estocolmo. También al mencionado Seminario Internacional de Educación Ambiental que tuvo lugar en Belgrado en 1975, donde se establecieron sus principios fundamentales. 

Dos años después, la UNESCO y el PNUMA convocaron la I Conferencia Internacional sobre Educación Ambiental en la ciudad de Tbilisi (Georgia). En ella se se llegó a un acuerdo de incorporar la educación ambiental a los planes políticos de todas las naciones. Las conclusiones de dicho acuerdo fueron revisadas en el marco del Congreso Internacional sobre Educación y Formación Ambiental organizado por los mismos organismos, la UNESCO y el PNUMa, en Moscú. 

Pero el gran paso adelante a nivel mediático de la educación ambiental fue la Cumbre de la Tierra celebrada en 1992 en Río de Janeiro. Fue clave para calar en la opinión pública mundial. En dicho evento se empezó a relacionar medioambiente y economía, y se profundizó en la interdependencia global en cuanto a los problemas ambientales. Desde entonces, la disciplina ha ido ampliando su influencia en todos los ámbitos. Ámbitos políticos, sociales, económicos y jurídicos. Hasta tal punto, que es difícil no estar mínimamente sensibilizado con la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente.

Objetivos de la educación ambiental

Profundizando en los objetivos generales de la educación ambiental esbozados al comienzo del texto, nos encontramos con los específicos. Estos fueron definidos por uno de los organismos que ha servido de plataforma de impulso para esta disciplina, la UNESCO. Se marcaron por primera vez en la Carta de Belgrado. La mayoría de ellos siguen estando plenamente vigentes en la actualidad: 

  • Toma de conciencia para sensibilizarse ante los problemas cotidianos.
  • Adquisición de conocimientos para lograr una comprensión crítica de la realidad.
  • Actitudes para impulsar valores sociales y una mayor participación activa en la protección y mejora del ambiente.
  • Aptitudes para proporcionar las capacidades necesarias en la resolución de los problemas
  • Capacidad de evaluación para proporcionar una evaluación objetiva de las acciones realizadas en función de lo social, ecológico, político y educativo,.
  • Capacidad de participación en función de la responsabilidad necesaria para adoptar medidas en la resolución de los problemas ambientales.

Uno de los ámbitos donde más se está incidiendo en introducir la educación ambiental es en los sistemas educativos. En estos espacios es donde esta disciplina tiene sus propios objetivos. El primero, concienciar a los pequeños de los problemas ambientales y mostrarse sensibles ante ellos. El segundo, fomentar interés en la participación y mejora del medio. El tercero, desarrollar la capacidad de los pequeños de informarse acerca de cosas que no saben del medio que les rodea. Y, por último, ampliar los conocimientos del entorno próximo son los más destacados.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.

Maria Aguirre Álvarez

Últimos posts de Maria Aguirre Álvarez (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Educación ambiental: qué es, objetivos y cómo surge

El 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental para tratar de concienciar a estas generaciones y las venideras.