Inicio » Marketing » Covid 19: la “puntilla” a la globalización de la actividad comercial

Covid 19: la “puntilla” a la globalización de la actividad comercial

Una de las primeras decisiones estratégicas a la que se enfrenta una empresa que quiere vender en mercados internacionales, es decidir si opta por exportar o va a dar el paso de globalizarse.

Exportar supondrá mantener el foco de producción y -habitualmente- también el centro de actividades en el país en el que la empresa nació, mientras que la globalización supone una internacionalización de la cadena de valor, en la que las actividades de fabricación y comercialización suelen desarrollarse en diversos países por cuestiones relacionadas con la eficacia, la productividad y el ahorro de costes.

Lo cierto es que la llegada del Covid 19 va a cambiar la tradicional dinámica globalizadora por la que apostaban hasta ahora las empresas, y parece que avanzamos hacia una reversión de la globalización y la consiguiente preeminencia de los mercados locales.

A este respecto, el experto Enrique Fanjul, del Real Instituto “El Cano”, es claro al señalar que nos encontramos ante un nuevo proceso de desglobalización , que se suma a las últimas tendencias encabezadas por EEUU antes de la pandemia, por las que se obligaba a las grandes tecnológicas a localizar sus centros de actividad y producción en USA y abandonar China.

El mundo que veremos a partir de ahora se caracterizará por la desaceleración económica, que afectará de manera muy negativa a los movimientos de capital, así como por un fuerte aumento del proteccionismo. A mi modo de ver, los aranceles actuales serán realmente ridículos en relación con lo que está por llegar entre los países miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Fortalecer las economías nacionales

En varios medios de comunicación, redes sociales y otros canales, ya se está pidiendo que, al finalizar la crisis sanitaria, consumamos productos nacionales. El objetivo es claro: se precisa fortalecer las economías nacionales, en otras palabras, “nosotros primero”. En países como México, a escasas horas de estallar la crisis del coronavirus, la propia Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), animó a empresas y consumidores a focalizarse en la economía local. “

Tenemos que consumir lo hecho en México y elevar el contenido nacional en los procesos productivos para no depender de importaciones”, dijo el presidente del gremio empresarial Francisco Cervantes Díaz.

Por otro lado, varios países comienzan ya a abastecerse de productos de primera necesidad, dificultando las exportaciones de estos. No estamos hablando de petróleo, ni de maquinaria avanzada. Definitivamente no. Lo que parece estar ocurriendo es que los países productores de alimentos y productos básicos están cerrando sus fronteras a las exportaciones.

Como señala “elconfidencial.com”, “Kazajistán, uno de los mayores exportadores de trigo del mundo, es un ejemplo de un país que está intentando asegurarse el suministro de alimentos para la población mientras dure la pandemia: ha prohibido las exportaciones de trigo, zanahorias, azúcar y patatas, y esta decisión tiene el potencial de afectar a las empresas de todo el mundo que dependen de sus suministros para hacer pan”.

Del mismo modo, Vietnam ha suspendido temporalmente los contratos de exportación de arroz, mientras que China ha aumentado sus reservas estratégicas de arroz para un año.

Lo que parece que indican los principales movimientos de los países es una revalorización del mercado local y el consumo interno, frente a la realización de negocios internacionales.

Junto a la evidencia de controlar alimentos y productos de primera necesidad por parte de los países, no es menos cierto que existe una orientación evidente a defender los sectores estratégicos, eliminando la posibilidad de que compañías internacionales dominen y dirijan los mismos.

Relocalización y regionalización de la actividad

Algo que nos ha enseñado esta crisis sanitaria, es que una deslocalización de la actividad en diferentes países es mucho más difícil de gestionar en momentos de incertidumbre. Cada país es soberano a la hora de establecer las medidas de control de la actividad laboral y comercial.

Por este motivo, los suministros y los diferentes eslabones de una cadena de valor deslocalizada sufren enormemente las consecuencias de las diferentes disposiciones internacionales, con relación a los vetos o suspensión de actividades.

Reshoring: la relocalización de las empresas españolas por el Covid 19

Como señala Fanjul, podemos ya asegurar una vuelta a relocalización y regionalización de la actividad. La vuelta a casa de las empresas no es algo que provenga solo de las consecuencias del coronavirus. El año 2019 ha sido decisivo para entender este proceso.

El profesor Marcelo Leporati, director del estudio Made in Spain ¿otra vez?: “Es claro al señalar que la industria 4.0 ha comenzado a relocalizarse, mientras que la producción internacional se ha relegado a empresas con menor innovación tecnológica. A mi modo de ver, el nuevo escenario mundial que se avecina después del coronavirus terminará por asentar la dinámica del reshoring. El motivo es muy sencillo, combatir el paro va a ser prioritario a la obtención de márgenes de beneficio abultados como consecuencia del Offshoring y la fabricación empresarial en entornos internacionales. A este respecto, no me cabe la menor duda de que los Estados van a establecer mecanismos de intervención directa o grandes beneficios a la relocalización relacionados con esto”

Los datos son claros al señalar que “el 58% de los casos de reshoring y nearshoring proceden de Reino Unido, Francia, Italia, Dinamarca y España. Pues bien, Polonia, Rumania o Portugal (en el caso español) son los nuevos destinos de los centros de producción, países que se están beneficiando de la creación de empleo del reshoring: 14.840 nuevos puestos de trabajo en Europa entre 2014 y 2018, según datos de European Reshoring Monitor”.

Si estás interesado en todo lo relacionado con los mercados internacionales, no dudes en preguntar por el Máster en Dirección de Marketing y Comercial de IMF Business School. ¡Adelante!

Enlaces de interés: 

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Ángel Moreno

Ángel Moreno

Director del Master en Marketing Digital de IMF Business School. PHD por la Universidad Complutense de Madrid, MBA-E por ICADE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Covid 19: la “puntilla” a la globalización de la actividad comercial

Lo cierto es que la llegada del Covid 19 va a cambiar la tradicional dinámica globalizadora por la que apostaban hasta ahora las empresas.