Inicio » Moda » Km 0 de la moda: coronavirus como punto de inflexión

Km 0 de la moda: coronavirus como punto de inflexión

Corren más que nunca tiempos de incertidumbre, el planeta se mueve entre el miedo y la autocrítica ( yo diría que gana por goleada lo primero). La moda se ha revelado, sobre todo en las últimas dos décadas, como un arma de destrucción masiva en lo ambiental, y también en lo referente a la explotación de las personas.

Este no deja de ser un artículo de opinión, que pretende lanzar al aire una reflexión, en un momento tan crítico, sobre lo que pueda ocurrir con el sector a partir de ahora.

En lo que podríamos llamar KM O.

¿En qué consiste el KM 0 de la moda?

Por desgracia lamento decir que no soy muy optimista ,en lo global, con respecto al cambio de actitud, ni en las empresas/lobbys ni en los consumidores.

Sí que tengo mucha confianza en las iniciativas y cambios personales/individuales que puedan liderar un mayor y profundo cambio para bien, y eso en cierta manera también es ser optimista, o al menos tratar de poner el foco en que cada uno trabaje en dicha mejora, y frene de esa manera los dictados piramidales que nos han llevado a esta situación.

Muchas empresas ya no van a tener más remedio que cambiar, se están viendo obligados y eso nos puede aportar un horizonte más ilusionante. Otras por desgracia van a quedar en el camino…

Las que apenas nacen y se adaptan a la situación pueden hasta salir reforzadas, sobre todo si encajan su operativa plenamente centrada en lo digital y en una mayor transparencia con el consumidor y con los procesos productivos.

Nos toca ser muy honestos y honrados, cómo si esto fuese algo no obligatorio!

Pero por desgracia, el mercado y el contexto institucional ha permitido que se consiga triunfar sin serlo en absoluto.

¿Cómo es el nuevo consumidor?

Sí que venía avanzando en los últimos tiempos una ola de consumo responsable y un cambio en la actitud de compra de un porcentaje muy alto de clientes del sector, pero igualmente han seguido habiendo muchos “frenos” a dicha responsabilidad.

Podría hablar del precio, la necesidad de apariencia, la imposición social al constante cambio estético, las campañas de MK que nos hipnotizan y nos empujan al vacío del consumo innecesario, etc…

Está claro en todo caso que se está “dibujando” un nuevo consumidor más consciente y solidario, y que ahora encima está aprendiendo a vivir sin necesidad de consumir, que es algo que me llena de esperanza ,por una parte.

Debemos aprender a comprar bien por uno mismo, no solamente por el planeta.

Quizás con esa visión más “egoísta” sea más sencillo que la gente evolucione.

¿Cuáles son los nuevos hábitos de consumo en moda?

En esta época de confinamiento, y cuanto más se alargue mejor, aprendemos a vivir sin lo superfluo, dando importancia a los pequeños detalles y a la calidad antes que la cantidad. Y con esa reflexión pienso que debería quedarse el sector, porque creo que va a ser así por un lado.

Otro tema es que finalmente ocurra un cambio global, y sobre todo que las instituciones pierdan el miedo a los lobbys y regulen de otra manera a partir de ahora.

La moda es arte, es creatividad, la moda es comercio, la moda es código de estilo y comunicación, la moda puede ser un juego divertido. Pero bajo ningún concepto no puede ser el segundo sector más contaminante del planeta si queremos tener un papel realmente “relevante” , y no hablo de las cifras ni de las empresas gigantescas, sino de tener un planeta mejor, y promover el cambio desde la propia calle. Dar ejemplo y promover consumo responsable como ya están haciendo muchas marcas.

Como por ejemplo las campañas de concienciación de ADOLFO DOMINGUEZ, de las que podremos charlar otro día con calma.

Evidentemente lo más claro es que lo hábitos de consumo tornan más que nunca a potenciar el digital, y eso en todo caso nos brinda una gran oportunidad para comunicar y ser más transparente que nunca. Las redes deben ser nuestra mejor herramienta, pero no para que los influencers nos apoyen, sino para construir nuestras marcas desde la comunicación honesta, directa y constructiva con el cliente. No empujar más a la venta compulsiva, que en muchos casos conduce a la patología para el consumidor, y no a fidelizar al propio y educar a un consumo sensato y amable con el planeta.

El apoyo de los proyectos de iniciativas sanas

Nuestro  planeta lo merece y lo necesita, el sector ya no se puede permitir más impacto negativo. Y eso también pasa por el apoyo de las instituciones a los proyectos que lideran iniciativas sanas para el propio planeta y los clientes. Eso debería ser especialmente bonificado, y mucho más de lo que se está haciendo, y con premura.

Proyectos como ECOALF deberían recibir todo ese apoyo para potenciar su crecimiento, y no creo que eso haya estado ocurriendo hasta ahora. Puede ser el momento. Esa es parte de mi esperanza.

Campañas de concienciación más agresivas para que el consumidor sea consciente del destrozo que estamos realizando. Casi diría que al estilo de las impactantes campañas de tráfico que tanta polémica y buen resultado han tenido a lo largo de la historia.

Los proyectos no solamente se pueden sostener, al menos en el corto, en las ventas y la facturación, por encima de todo. Debemos trabajar siendo únicos y siendo sanos. Pero también es muy obvio que sin apoyos y paciencia financiera, y normativas que favorezcan más dichas iniciativas, suelo llevarnos de cabeza al acantilado.

Yo personalmente estoy en proceso de lanzamiento de una marca infantil transversal y conceptual, de la que os contaré más detalles en un post en breve. Y con dicho proyecto trato de seguir ese camino que es como un mantra para mí. Y es duro. Pero se puede conseguir triunfar mientras consigues poner tu granito de arena en la consecución de un mundo mejor. Más solidario, justo, consciente, empático y feliz.

Empresas y marcas que conectan con los clientes en torno a que todos podamos vivir en un planeta mejor, que no tenemos otro…

La moda debe meterse en la cabeza ese tipo de mantras ya de una vez por todas.

No sé si es demasiado tarde, pero nunca deberíamos rendirnos como individuos, el planeta no es de unos pocos…

Enlaces que te pueden interesar

¿Qué futuro tiene el sector de la Moda?

MBA de Moda: eventos y acciones de una experiencia inolvidable

https://blogs.imf-formacion.com/blog/corporativo/alumni/alumnos-showroom-adolfo-dominguez-madrid/

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Antonio Pernas Freire

Antonio Pernas Freire

Coordinador del MBA con especialidad en Moda de IMF Business School. Experto en dirección creativa y comunicación, en el mundo de la moda y otras disciplinas relacionadas. Dirección de equipos de diseño de moda y producción textil Amplia experiencia en creación, gestión y producción de proyectos relacionados con la moda. Colaborador televisivo en temas de moda y estilo y medios escritos( revistas de moda especializadas) Estilismo y producción de moda en medios especializados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Km 0 de la moda: coronavirus como punto de inflexión

El planeta se mueve entre el miedo y la autocrítica.La moda se ha revelado, sobre todo en las últimas dos décadas.