Inicio » Gestión de Proyectos » Metodología de trabajo Scrum: el éxito en proyectos complejos

Metodología de trabajo Scrum: el éxito en proyectos complejos

La metodología Scrum es una de las más utilizadas en la actualidad, dados sus beneficios. Descubre sus características y ventajas, así como su idoneidad para tu empresa.

¿Qué es la metodología Scrum?

Un proceso destinado a potenciar el trabajo en equipo. El método implica repartir la labor a realizar entre distintos departamentos que irán entregando el trabajo por etapas a los destinatarios del proyecto.

Se aconseja su puesta en práctica para aquellos proyectos que podrían ir modificándose progresivamente que tengan como denominador común la innovación o la adaptabilidad.

¿Cuándo debe aplicarse?

Cuando el proyecto exija que los resultados se puedan obtener a corto plazo o bien cuando las tareas por ejecutar no estén demasiado bien definidas. Su aplicación te permite identificar qué es lo que no funciona y cuándo un cliente necesita un proceso concreto para desarrollar un producto específico.

Asimismo, es muy práctico, ya que te permite detectar cuándo las partes del proyecto no se están entregando en tiempo y forma o cuando la calidad no es la esperada. Su aplicación llevará a tu empresa a ganar en competitividad, a superar a otros negocios del mismo nicho de mercado y a estimular a tus empleados a trabajar evitando errores y aumentando su especialización.

Los términos que mejor definen la metodología Scrum

Todo lo anterior se basa en tres pilares fundamentales que inciden, directamente, en el resultado del trabajo que ha de realizarse:

  • Transparencia. Todos los participantes deben saber qué sucede y cómo se lleva a cabo la tarea que se las ha encomendado. La visión global ayuda a que los empleados se sientan parte esencial del proyecto.
  • Inspección. Es el mejor síntoma de que el trabajo se sigue efectuando y que el equipo funciona. No se trata de que examines diariamente el proceso, más bien de instar a tu equipo a que lo haga periódicamente para detectar los errores cometidos.
  • Adaptación. El equipo no puede adaptarse a un molde inamovible, más bien necesita ir adaptándose a los cambios producidos y a poner en práctica las remodelaciones necesarias para alcanzar el objetivo marcado.

¿Cuáles son las fases de la metodología Scrum?

Son tres y debes tenerlas siempre presentes si quieres que tu proyecto sea un éxito.

Product backlog

Es la primera fase y la más importante. En ella debes aclarar cuáles son las tareas más fundamentales e informar, detalladamente, de las características del proyecto. No necesitas aclarar todos los objetivos, porque irán cambiando durante el desarrollo, pero sí los más relevantes. No olvides que a medida que el trabajo se lleve a cabo podrás volver a esta fase para modificarla.

Sprint

Consiste en un intervalo de tiempo con una duración máxima de 30 días en el que tienes que desarrollar el producto que te han encargado y entregarlo. Si lo prefieres, puedes considerarlo como un proyecto dentro del principal donde el equipo de trabajo se centrará en completar su parte en un plazo determinado.

Burn down

Se encarga de medir cómo avanza el trabajo. Al finalizar cada sprint se crea un gráfico para que todo el equipo sepa cuáles son las etapas superadas y las pendientes.

¿Quién se encarga de controlar cada fase? El Product Owner es el que determina cuáles son las necesidades del cliente y encuentra cómo solucionarlas. El Scrum Master implementa el método para cumplir con los tres pilares ya comentados. El Agile Coach actúa como conexión entre tu empresa y el equipo Scrum. Es el que certifica la coherencia de la planificación, ejecución y entrega del proyecto.

¿Por qué Scrum es imprescindible para un proyecto de big data?

La metodología que se viene describiendo entra dentro de las calificadas como ágiles. Los proyectos de big data exigen que se confíe en alternativas dinámicas, cambiantes y fáciles de modificar. Los macrodatos no funcionan de un modo concreto, por lo que analizarlos desde un punto de vista que huya de los parámetros fijos es siempre una buena idea.

Es decir, el objeto de análisis de datos será definido por el Product Owner. Dependiendo de su estudio preliminar, se creará una lista de prioridades marcada por el cliente final. El equipo de trabajo convertirá cada iteración en una captura de datos que transformará, limpiará y preparará para que puedan ser consultados desde una base de datos SQL o NOSQL. Al final, se añaden preguntas y respuestas que le den un valor añadido a la solicitud del cliente.

La prioridad es conseguir la satisfacción del cliente mediante la entrega de trabajos continuos con el valor correspondiente. Además:

  • Repasa los cambios de requisitos en la fase del desarrollo del encargo.
  • Certifica que actores y desarrolladores trabajen juntos.
  • Construye los proyectos con personas con ganas de mejorar y de poner su talento al servicio de la empresa.
  • Potencia el cara a cara con los participantes en el proyecto. Incluimos tanto a los que lo desarrollan como a los clientes.
  • Mide el avance del proceso. Nada mejor que verificar si las etapas se han ido superando y cómo subsanar los errores cometidos progresivamente.
  • Incide en llevar un ritmo de trabajo más adecuado. Las exigencias del cliente y de las circunstancias provocan que se cumpla con lo establecido en el sprint. Ello conlleva que se racionalice la carga de trabajo y que se aproveche mejor la capacidad del equipo al completo.
  • Pone a prueba la flexibilidad de tu plantilla profesional. Trabajar bajo presión es, en ocasiones, la mejor alternativa para descubrir el talento oculto y quién podría encargarse de liderar un departamento gracias a su carácter resolutivo.

En definitiva, todos los aspectos ahora mencionados se resumen en una mayor simplicidad en cada proceso. Que el cliente pueda ir revisando el resultado del trabajo encargado progresivamente ayuda a evitar errores y a mantener el contacto directo correspondiente que evita trabajar en balde.

Como acabas de comprobar, la metodología Scrum es clave para convertir el tratamiento de los macrodatos en un proceso más llevadero. Consúltanos sobre nuestro máster online en big data para que puedas formarte en esta disciplina y comienza ya una nueva etapa laboral.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en las distintas áreas de negocio del mundo empresarial y del mundo académico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Metodología de trabajo Scrum: el éxito en proyectos complejos

La metodología Scrum es una de las más utilizadas en la actualidad, dados sus beneficios. Descubre sus características y ventajas.