Inicio » Actualidad laboral » Cómo prevenir la fatiga laboral

Cómo prevenir la fatiga laboral

La fatiga laboral en la prevención de riesgos laborales

La fatiga laboral se podría definir como la disminución progresiva de la capacidad de resistencia del individuo, el cual se encuentra sometido a una intensa demanda de habilidades. Si este intenso requerimiento de habilidades es prolongado, se estaría ante el riesgo de padecer estrés laboral.
Existen numerosas clasificaciones de fatiga según el criterio elegido, pero la mayoría de los autores prefieren clasificarla en función de los tipos de demanda laboral a la que tenga que hacer frente el individuo. Según éstos, se distinguen:

Tipos de fatiga laboral

  • Fatiga psicológica: este tipo de fatiga se encontraría en trabajos con grandes exigencias de responsabilidad y eficacia en la toma de decisiones. Ejemplos: personal sanitario, altos cargos de dirección, etc.
  • Fatiga sensorial: en este caso, se daría en trabajos con altas demandas sensoriales (vista y oído). Ejemplo: personal de seguridad (videovigilancia).
  • Fatiga nerviosa: es la típica clase de fatiga laboral que se puede encontrar en trabajos con tareas repetitivas y un alto ritmo de producción. Un ejemplo sería trabajadores de las cadenas de montaje.

Al igual que se comentó en el post de Consejos para evitar el estrés postvacacional, para evitar este tipo de situaciones, tanto trabajador como empresa deberían adoptar una serie de medidas para evitar el deterioro de la salud laboral de la organización. La puesta en marcha de estas medidas puede resultar complicada en función de diversos factores, que pueden ser agrupados en tres grupos: factores personales, técnicos y organizativos.

Consejos para evitar la fatiga por parte del individuo

Ante la sensación de fatiga, el individuo puede seguir los siguientes consejos o estrategias durante la jornada laboral:

  • Se evitarán, siempre que sea posible, las tareas que requieren niveles altos de concentración. De este modo, las tareas críticas se desarrollarán de forma más efectiva cuando el individuo sea capaz de afrontar las demandas de la actividad.
  • Disminuir el ritmo de trabajo siempre que la demanda diaria o fecha límite lo permitan.
  • Utilizar agendas o recordatorios a través del correo electrónico para no tener que emplear la memoria para fechas importantes de reuniones, plazos de entrega, entre otros.
  • Intentar repartir a lo largo de la jornada laboral las tareas que requieran ausentarse del puesto de trabajo. Tareas como comprobación y recepción de pedidos, envíos de documentación o incluso realizar fotocopias.
  • Realizar pausas breves de descanso durante la jornada laboral. Es preferible varias pausas breves y repartidas durante la jornada de trabajo que tener una única pausa larga.
  • Realizar comprobaciones del trabajo más exhaustivas de lo habitual.

Medidas para evitar la fatiga por parte de la empresa

Por otra parte, la empresa también puede adoptar una serie de medidas, entre las que se encuentran:

  • A través de la mejora de las condiciones de trabajo en general. Esta mejora se basaría en optimizar las condiciones ambientales, proporcionar a los trabajadores las herramientas necesarias para un eficiente desarrollo de sus funciones, así como facilitar la conciliación de la vida familiar con el trabajo.
  • Prever la necesidad y establecer un sistema de descansos para los trabajadores. Sería idóneo que los trabajadores se pudieran organizar entre ellos para tomar esos descansos y, de este modo, se aprovecharía al máximo la capacidad reparadora de los mismos. Esto es porque la autogestión de los descansos es un factor potenciador de su capacidad reparadora.

 

Luis Manuel de la Flor 

Si estas interesado en el sector de la prevención de riesgos laborales, te invitamos a conocer el Máster en PRL de IMF Business School.

Formación Relacionada

Las dos pestañas siguientes cambian el contenido a continuación.
Equipo de profesionales formado esencialmente por profesores y colaboradores con amplia experiencia en Prevención de Riesgos Laborales. IMF Business School pertenece a la AACSB, a la AMBA, a la AEEN y a ANCED, entre otras organizaciones. Sus programas cuentan con el aval de ANECA y la alta valoración de sus más de 110.000 alumnos. Está reconocida como Emagister Cum Laude desde 2015. Premio Prever por su labor en favor de la divulgación e implantación de la prevención de los riesgos laborales. Carlos Martínez, presidente de la entidad, fue galardonado con medalla de oro del distintivo rojo al mérito profesional de las Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo. La escuela de negocios cuenta con los sellos de calidad EFQM 4star, Excelencia Europea, Madrid Excelente, ISO 9001 e ISO 14001.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Noticias, eventos y formación!

Suscríbete ahora y recibe los mejores contenidos sobre Negocios, Prevención, Marketing, Energías Renovables, Tecnología, Logística y Recursos Humanos.

Acepto recibir comunicaciones comerciales por parte del grupo IMF
He leído y acepto las condiciones


Cómo prevenir la fatiga laboral

La fatiga laboral se define como la disminución progresiva de la capacidad de resistencia, el cual se encuentra sometido a una demanda de habilidades.